Ojo pelao con el deslinde

Ojo pelao con el deslinde

De los 15.767 kilómetros cuadrados de La Guajira, la mayor parte pertenecía a Venezuela por cuanto desde 1.528 estaba establecido que el punto donde comenzaba el territorio de la Provincia de Venezuela era el Cabo de La Vela y de allí en línea recta hasta la Teta de La Guajira; tal extensión de territorio le daba a Venezuela aproximadamente la dos terceras parte de la región Guajira. Sin embargo, en menos de tres (3) años de morir nuestro Libertador, en 1.833, Lino Pombo por Colombia y Santos Michelena por Venezuela son nombrados delegados para que establezcan con mayor precisión los limites, ellos se trasladan a La Guajira, discuten sobre la misma tierra los sitios limítrofes y al final elaboran un Proyecto de Tratado, ¡Sorpresa! en él aparece trasladado el punto geográfico Cabo de La Vela a otro bastante distanciado, más de 100 kilómetros, denominado Cabo de Chichibacoa, ¿un error de alguien que el gobierno venezolano creyó ser experto en delimitaciones, o un convenio secreto entre los negociadores?, sea cual fuere la causa para redactar y firmar aquel infame Tratado, en él se despoja a Venezuela de un inmenso territorio a favor de Colombia y su Congreso se apresura a aprobarlo, el de Venezuela se niega a reconocerlo y tal polémica provoca se aplique el Statu Quo; modalidad que legaliza y da vigencia al acuerdo Pombo-Michelena.

En 1.886 los dos países deciden someter el problema causado por la delimitación, la animadversión que siente los venezolanos por sus hermanos colombianos, al juicio de la reina regente de España, María Cristina. Unos años después la reina da a conocer su solución y emite el Laudo Arbitral de 1.891; aquella decisión es inapelable. El documento, en relación al punto donde comienza los limites de los dos territorios dice: DESDE LOS MOGOTES LLAMADOS LOS FRAILES, TOMADO COMO PUNTO DE PARTIDA EL MÁS INMEDIATO A JUYACHI EN DERECHURA A LA LÍNEA QUE DIVIDE EL VALLE DE UPAR DE LA PROVINCIA DE MARACAIBO Y RÍO DE LA HACHA, POR EL LADO DE ARRIBA DE LOS MONTES DE OCA, DEBIENDO SERVIR DE PRECISOS LINDEROS LOS TÉRMINOS DE LOS REFERIDOS MONTES, POR EL LADO DEL VALLE DE UPAR Y EL MOGOTE DE JUYACHI POR EL LADO DE LA SERRANÍA Y ORILLA DE LA MAR. Ahora bien, parece lo más lógico que la reina para ser más precisa en su definición de límites escritos anexara a este Laudo un mapa donde se viera en forma clara los linderos específicos y así se conociera exactamente los puntos reseñados; pero otra sorpresa, ese mapa nunca aparece por más gestiones que se hizo por conseguirlo.

Entonces, en 1.898 se crea una Comisión Mixta cuya función es la de ejecutar en la práctica el Laudo Arbitral de 1.891, es decir, su misión es la establecer sobre el terreno la línea fronteriza entre Venezuela y Colombia, en vista que los puntos geográficos descritos en el Laudo resultan muy confusos y no de pueden determinar con precisión, los miembros de la Comisión escogen al azar los lugares e inventan tomar como lugar de origen de la frontera una colinilla arenosa existente en Castilletes, así levantan un acta y es por ello que hasta hoy ese sitio es donde comienza la división territorial entre los dos países; tal lugar dista del Cabo de Chichibacoa decenas de kilómetros lineales. Total, que por la displicencia y otras cosas desleales para con Venezuela de quienes debieron defenderla a capa y espada, ella ahora solo es dueña de una estrecha faja de territorio en donde alcanza a pasar una carretera y que tengan sus viviendas algunos aborígenes; sin posibilidad de tener dentro de los limites de Venezuela un patio suficientemente amplio para tener sus rebaños de ganado.

Esta es la triste historia del por qué Venezuela después de tener 2/3 parte de La Guajira hoy, 2.007, solo tiene una veinteava parte; y en vez de comenzar su frontera en el Cabo de La Vela comience en Castilletes. Lo narrado no quiere dar a entender que se prescinda de reivindicar o establecer algún límite de nuestra nación con otra, pero si que se entienda que se debe tener sumo cuidado cuando se tenga que escoger a los delegados para negociar cualquier delimitación de territorio; pues, como antes, nos puede salir el tiro por la culata.

joseameliach@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4766 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a40984.htmlCd0NV CAC = Y co = US