Sería otorgarles demasiado CREDITO a esos BRUTOS

Seria otorgarles demasiado CREDITOS a esos BRUTOS.
Hace 58 años por estas mismas fechas se presentaba en el ámbito político internacional, una situación similar a la que están tratando de crear, desde el PERU, unos hijos de la chingada, carente de sentimientos. Una vez mas queda demostrada la falta de ética y de moral de los políticos de la oposición venezolana.

En enero de 1949 se dio inicio a unos de los acontecimientos de impasses diplomático mas largo en la historia contemporánea de América Latina. Los implicados: COLOMBIA – PERU.

Pero salvando el tiempo la distancia y los acontecimientos, hoy podemos observar con suma tristeza, como la aplicación de una degenerada estrategia de aprovechamiento del dolor de unos hermanos, se convierte en causa y efecto, para jugada desleal de aprovechamiento personal, el dolor de los seres humanos no les importa nada.

Nuestros hermanos y hermanas de PERU, acaban de sufrir una debacle por causa de un fenómeno natural, que causó el deceso de más de 500 personas, y cuando apenas están empezando a recoger los cuerpos de esos seres; la mente desalmada de algún arquitecto de la maldad, trata de provocarle a ese pueblo una situación incómoda a ese país.

Víctor Raúl Haya de la Torre, fue el actor principal de aquella novela diplomática, pero su situación era muy distinta a la creada por estos arquitectos de la maldad. Pero yo no le pienso otorgar tanta inteligencia o astucia a unos seres que alo largo de 15 años han tratado de perjudicar a un ser, que por mas de 35 años ha venido luchando contra la adversidad. Pero lo que si pienso otorgarles es el beneficio de ser los creadores y esto pudiera ser meramente especulativo, pero acercarse a lo cierto es que la situación causada durante, la lamentable tragedia que abatió al PERU, con relación a las latas de atún vinculadas, a la presencia de Venezuela, durante la ayuda humanitaria prestada por el gobierno de HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, pudieran tener su origen, en este personaje que el día de ayer recibió asilo político por parte del gobierno de Perú.

Una vez mas queda demostrado que lo que dice y repite Mario Silva, que las cosas no se dan por casualidad, es cierta. Que conveniente resultó para las hienas de la política, convertir a Carlos Ortega, en un asilado político, en medio del dolor humano.

Ahora bien; seria bueno preguntarnos y esto se lo dejaría a los señores diplomáticos de Venezuela para que nos den respuestas que podamos creer, lo siguiente:

¿Desde cuando se conocía la presencia de Carlos Ortega en el Perú?

¿Por qué después de haber comprobado la presencia de este sujeto, en ese país no se tomaron las medidas necesarias, para su arresto, por medio de la INTERPOL?

¿Quién se beneficia dentro del gobierno con este asilo?

¿A quienes se les está pagando un favor?

¿Estará nuestro comandante en jefe HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, seguro con el personal que lo rodea?

¿Quién nos puede garantizar, que a nuestro comandante no lo tiene rodeado el enemigo?

Y por ultimo sabemos quien es el ministro de interior y justicia pero…

¿Sabemos quien coño maneja la inteligencia del estado internacionalmente hablando?

Se, que esta ultima respuesta pudiera ser complicadísimo responderla, por aquello de la seguridad de estado, pero no me vayan a meter mojones, con explicaciones chimbas, porque de lo que si sabemos, y mucho los venezolanos es detectar las cobas, a nosotros se nos puede engañar, pero no se nos puede mentir. Porque nos codeamos con la mentira.

El gobierno de los “Estados Unidos” de Perú, valiéndose de la lamentable situación que hoy padece, ha tomado una decisión que a todas luces, es un pago de factura, en una situación poco clara desde el punto de vista jurídico, ha decidido otorgarle asilo a un prófugo de la justicia venezolana por razones, esperemos que nuestro canciller NICOLAS MADURO MOROS, pueda medianamente, sacarnos de las dudas, a nosotros los ignorantes jurídicos políticos y desconocedores de la diplomacia internacional, pero hasta donde yo se, ese tipo de asilo no es viable. Y no se justifica cuando el beneficiario es un condenado a sentencia firme. No se digo yo.
Ahí te dejo eso NICOLAS.


Hasta la victoria; siempre

CHAVEZ, SOCIALISMO O MUERTE
¡VENCEREMOS!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2357 veces.



Jesús (Chúa) Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: