Arcadia Fugaz

Nueva izquierda dividida, la reorganización de los partidos socialistas y musulmanes en un solo bloque ideológico

Se vienen construyendo nuevos desafíos para el presente y futuras generaciones, lo que se trata es buscar sostener los valores de la democracia, se trata de una situación sustantiva donde La Reforma del Estado ha sido un ápice desde años anteriores, donde se necesita cultura, identidad como proyección. La meta del desarrollo ha sido muy discutida, y las dificultades vienen proyectándose en la concepción de la política cultural y, la función del quehacer estatal en un ámbito de una cultura democrática.

Nos encontramos en una Venezuela imaginativa en proceso de desconstrucción nacional, más allá de las metas, es necesario llenarnos de cohesión social, y lograr el principio de identidad que, siempre nos ha profundizado como venezolanos, teniendo un contexto de igualdad y oportunidades para un crecimiento tangible y económico.

Los países deben ir a la descentralización, y Venezuela en la época de Carlos Andrés Pérez comenzó este programa, que fue de nuevo centralizado con el acompañamiento del ala militar. Cuando, se necesita es una política pública rectora e independencia de la administración pública.

Sin duda, no hay distinción entre pensamiento y realidad. Solo explicaciones que buscan convencer la duda, sobre nuevas creencias. De modo que, muchos desean convencerse que desean un cambio. Es menester fomentar sociedades abiertas para aspirar a la libertad y democracia para manejar estrategias que nos encamine a controlar los recursos naturales, y evitar la explotación del oro, como se viene ejecutando.

El movimiento de capitales internamente, no ha sido el que ha creado movimientos, sino el movimiento de personas y el de los partidos políticos, el ejemplo más claro, el de los franceses, ya que, en nuestro caso, las inversiones han sido pocas, y poco se ha tocado el sistema de infraestructura. De modo que el resentimiento ha crecido y florecido en los pueblos y pequeñas comunidades.

El resultado es una asociación de Estados federales con himnos y su constitución interna, que han aceptado una limitada delegación de su soberanía. La Unión Europea, como la república bolivariana no tienen mayoría, somos un prototipo de sociedad abierta, pero, tenemos un gobierno de izquierda, socialista y democrática, que ha hallado su expresión en los votantes. Tenemos que avanzar como ímpetu a reorganizar una izquierda dividida, ya sabemos las razones de una derecha o ultraderecha, su fin es arropar y proteger sus privilegios.

Las oligarquías desarrollistas, buscan interferir en el nuevo Orden Mundial que se avecina, y poco a poco le entregamos el oro negro a los norteamericanos, porque la alianza con los iranies y chinos ha sido de poco provecho. Se necesita un nuevo tejido social y económico que implique orden, es como una tablilla para manejar el campo de las estadísticas, en un orden asimétrico, opuesto a la verticalidad. Necesitamos romper con la sociedad tradicional para empujar al Estado hacía un espacio que presupone una estructura eclesiástica y tecnológica, el Papa Francisco viaja al Asia y Oceanía. Lo que implica instaurar un sistema de relevos, basados en continuos desplazamientos, y en la acumulación voraz de espacios contiguos, el éxito de Milei en Argentina.

Es una marejada turbulenta del campo económico, sin inversores. Todo esta oscurecido, y los culpables están libres. Es una asamblea artificial y visionaria, lo creado por la extrema derecha para perjudicar el país.

Todo discurso genera una memoria, una versión de su pasado, por lo tanto, constituye un marco interpretativo codificado, archivado en nuestro interior por la cultura. Somos un Reino interior que esta repleto de estatuas griegas, y como ellas lo representan, es falsificaciones de una realidad. Es el otro perfil del campo político e ideológico.

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 581 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: