El diario de Oscar Heck – del 21 de junio del 2024

Este diario lo estoy escribiendo el jueves 20 de junio del 2024.

Primero, quiero decirles que recién hablé otra vez con mi conocida, la que fue a Guatire el lunes a buscar la partida de nacimiento para un familiar, la cual (la partida) no se la entregaron y ella debía ir a buscarla ayer miércoles, pero las oficinas fueron repentinamente cerradas sin previo aviso debido a que el presidente de Venezuela apareció desde la nada en Guatire para hacer su campaña electoral, y los empleados del gobierno fueron forzados a asistir a sus actos públicos.

Bueno, desde temprano esta mañana, ella y su prima están allí frente a las oficinas del gobierno, y nada, todo sigue cerrado, y ahora, después de haber perdido medio día esperando afuera para nada, en ese calor, ella y su prima deben salirse de la cola para ir a preparar el almuerzo para el marido que está trabajando y que no tiene dinero suficiente para pagarse un almuerzo en la calle.

Sí señor.

Así es aquí en Venezuela, el colmo de la ineficiencia e irresponsabilidad y falta de respeto Estatal hacia su ciudadanía.

Parece que mi conocida perderá otro día más allí sin poder trabajar, malgastando su tiempo haciendo absolutamente nada más que esperar a esos inútiles y desalmados burócratas del actual Estado venezolano quienes ni tienen la decencia para respetar y acomodar a la propia población que ellos deberían estar sirviendo, porque ese es su trabajo. Esa solicitud debió haberse demorado un día, máximo, pero no, allí siguen, cuatro días después.

Pensé …

¿Será que siguen cerrados porque el "todo poderoso" presidente de Venezuela les habría concedido el día libre hoy a cambio de haber asistido a sus actos públicos ayer, así, arbitrariamente regalándoles un día libre a expensas del pueblo trabajador, en ese calor, haciéndolos esperar afuera como animales en una eterna cola para el matadero?

Bueno …

Esto que sigue es muy importante.

Quiero compartir con ustedes una noticia muy importante, una extremadamente importante noticia que recién, al empezar a escribir este artículo, recibí de un amigo de Mérida (Venezuela).

Esta noticia apareció en X a las 5: 28 PM anoche, el 19 de junio del 2024, y confirma lo que yo sospechaba, de que el actual jefe de Estado venezolano y su partido político, en conjunto con sus compinches fuera y dentro del aparato Estatal, como el CNE, el TSJ, la contraloría, la fiscalía, y la asamblea nacional, habrían estado planificando de antemano y desde hace tiempo ya de suspender las elecciones presidenciales del 28 de julio a través de terceros, exactamente así como se evidencia en esa noticia en X donde quien aparentemente depositó la causa en el TSJ ayer para la suspensión de las elecciones, es, aparentemente, un copeyano (partido político centrista tradicionalmente anti Chávez), quien posiblemente, y aun probablemente, sería cómplice del actual jefe de Estado venezolano.

Ver: https://x.com/i/status/1803540381340148063

Esto, repito, es muy importante, y nos afectará a todos directamente.

En base a esa noticia, sospecho que el TSJ tomará la causa en mano y anunciará su decisión de suspender las elecciones presidenciales del 28 de julio, el 27 de julio.

También, se me ocurrió lo siguiente, lo cual compartí hoy con un amigo del PCV (partido comunista de Venezuela).

En febrero del 2024, escribí sobre mi sospecha de que el actual jefe de Estado venezolano, su partido político, y sus compinches dentro de las instituciones del Estado venezolano, como por ejemplo dentro del TSJ, el CNE, la contraloría, la fiscalía, y la asamblea nacional --- instituciones Estatales que hoy están inconstitucionalmente subordinadas al poder ejecutivo --- estarían juntos planificando llevar a cabo elecciones municipales, y/o elecciones regionales, y/o elecciones legislativas antes de, o simultáneamente con las elecciones presidenciales, hoy establecidas para el 28 de julio del 2024.

Bueno, pareciera que algo así estaría ocurriendo, posiblemente:

1) primero suspender las elecciones presidenciales del 28 de julio, y después,

2) anunciar elecciones simultáneas para todos los niveles de gobernanza (presidenciales, gobernadores, alcaldías, y legislativas), y enseguida,

3) llevar a cabo esas elecciones, digamos en diciembre del 2024.

O algo así.

Es que …

Primero, salió esa noticia en X arriba, resultando en que el TSJ probablemente suspenderá las elecciones presidenciales del 28 de julio, y segundo, hoy leí aquí en Aporrea otra noticia relacionada:

Contraloría General Inhabilita a alcaldes opositores para ocupar cargos públicos

¿Por qué, de repente, ahora, están inhabilitando a los alcaldes opositores, y no antes?

¿Ahhh?

Bueno, creo que todos sabemos que el candidato presidencial del actual gobierno de Venezuela perdería de manera abrumadora las elecciones del 28 de julio bajo las circunstancias actuales, es que, en la calle, en mis encuestas personales, 9 de cada 10 personas no votarán por él, de llevarse a cabo las elecciones presidenciales del 28 de julio por supuesto, lo que pareciere ahora no ser el caso en base a la noticia de X arriba.

Entonces …

¿Qué otra estrategia podrían usar el actual jefe de Estado venezolano y sus compinches para continuar en el poder sin tener el apoyo popular necesario para ganar elecciones honestamente (votos)?

Bueno, una manera efectiva de hacerlo --- así como lo hicieron con María Corina Machado (y otros) por ejemplo --- sería de inhabilitar a todos los políticos y alcaldes y gobernadores y diputados y legisladores opositores que les estorbarían en todos los niveles de gobernanza, o sea, a nivel presidencial, de las gobernaciones, de las alcaldías, y de la asamblea nacional, y así construir un escenario electoral donde solo quedarían candidatos maduristas (y sus cómplices) y algunos pocos desconocidos, como los que hoy aparecen en el tarjetón electoral para las elecciones presidenciales del 28 de julio, quienes serían incapaces de generar suficientes votos para que haga una diferencia significativa en el conteo final.

La idea sería, que, aun con una abstención de 90% digamos, el candidato presidencial del actual gobierno de Venezuela, y cualquier otro candidato de ellos en cualquier nivel, saldrían ganando con los pocos votos de quienes votarían, aun sin tener el apoyo popular para justificarlo, y, si llevaran a cabo todas las elecciones simultáneamente, digamos el mismo día --- las elecciones presidenciales, regionales, municipales, y legislativas ---, bueno, eso daría la impresión de que ellos tendrían un apoyo popular abrumador a nivel nacional y en todos los niveles de la gobernanza del país, aun con una masiva abstención, lo cual sería totalmente falso por supuesto, pero, eso les funcionaría, por lo menos hasta el día en que el pueblo pauperizado (más de 80% de nuestra población), sufriente, y hambriento, que ya no tolera más, y el cual ya no es nada pendejo después de 10 años de engaños continuados, se arreche y se levante y se rebelde contra ellos, lo cual indudablemente tendrá que ocurrir en algún momento si esto sigue así, y pareciera que sí, esto seguirá así.

P.S. Al terminar este diario, hoy jueves en la tarde, mi conocida me mandó un mensaje diciéndome que tendrán que regresar a la oficina del gobierno en Guatire otra vez mañana, viernes. Otro día más perdido, una semana completa perdida. Esperemos que el presidente de Venezuela no les dijo a los empleados del Estado de tomar el día viernes libre también con la excusa de que se están acercando las fiestas de San Juan Bautista (el 24 de junio), las cuales son muy fuertes en Barlovento (viví allí casi dos años), precisamente en la región donde se encuentra Guatire.

Ay, ay, ay.

¿Y saben qué?

Ella no tiene carro ni moto, ella anda en autobús como nosotros los millones pobres crónicamente desnutridos que no podemos ni pagarnos un taxi.

De aquí (La Guaira) vía carretera hasta Guatire, son alrededor de 75 kilómetros, o sea, mínimo, ocho autobuses (el valor de un mes de pensión de ida solamente) y medio día de viaje. Sí señor, ¡jodan al pueblo!

oscar@oscarheck.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1129 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: