Factores que influyen en el clima

Se denomina clima al conjunto de situaciones que determinan el estado medio atmosférico en una determinada zona, y durante un período de tiempo preestablecido.

La altura sobre el nivel del mar, la latitud, las lluvias y corrientes marinas son algunos de los factores que inciden en el clima de una región durante un lapso aproximado de 30 años.

Por otra parte, es necesario diferenciar clima de tiempo atmosférico. El primero se deduce luego de largos períodos de observación, el segundo es pasajero y está determinado por la conjunción temporal de algunos factores que posee el clima.

En las Sierras, el clima es árido con lluvias insuficientes, pero, ocasionalmente, y por la combinación ocasional de ciertos factores climáticos, se pueden registrar intensas precipitaciones que no son usuales en esa región.

Muchas veces, debido a la estabilidad, el clima de una región puede estudiarse a través de sus características permanentes, por lo que el pronóstico del tiempo puede darse a conocer con una antelación de dos o tres días.

De este estudio se encarga la meteorología, ciencia que se ocupa de conocer los fenómenos climáticos.

Para definir las características del clima se deben tener en cuenta elementos tales como: la temperatura, la presión atmosférica, los vientos y las precipitaciones.

La temperatura

Entre los elementos que caracterizan a un determinado clima se encuentra la temperatura, que está dada por el grado de frío o de calor que tiene una región determinada, y se encuentra relacionada con la zona desde donde proviene el aire, y la aparición o el ocultamiento del sol determinado por la nubosidad. Si el aire proviene del trópico es caliente y las temperaturas se elevan. En cambio, si procede del polo, el aire es frío y la temperatura baja.

Las temperaturas medias son la resultante de la suma de las diarias dividido por la cantidad de días considerados. Para conocer, por ejemplo, la media de un mes, se suman las de todos los días y se las divide por 30.

Se puede mostrar, gráficamente, las zonas térmicas de todo el planeta. Para esto se utilizan las isotermas, líneas mediante las cuales se unen los puntos de la Tierra que tienen la misma temperatura.

Presión atmosférica

La presión atmosférica se puede medir con un barómetro y está dada por la presión que la atmósfera ejerce sobre la superficie terrestre. Si se unen las líneas de las regiones de la Tierra que tienen la misma presión, se forma un mapa isobárico con zonas de presión más bajas y más altas. Tomándolo como referencia es posible establecer la dirección del viento, debido a que éste sopla paralelo a las isobaras (curvas que unen dos o más lugares de igual presión atmosférica

El viento es una masa de aire en movimiento, originado por la diferencia de presión entre una zona y otra. La masa de aire se dirige de los lugares de mayor presión hacia los de más baja presión.

Existen los llamados vientos locales, por un lado, y los vientos constantes, por el otro.

Los primeros se nombran de acuerdo al lugar donde soplan, como el zonda, que es un viento característico de

una región cálido y muy seco. Los segundos soplan en la misma dirección y en forma continua, como los alisios, que se encuentran en las regiones ecuatoriales y tienen dirección noreste-sudoeste en el hemisferio norte y sudeste-noroeste en el sur.

Para estudiarlos se toma la dirección y la velocidad de los mismos. Estos dos factores definen el tipo de viento. Para establecer la dirección, procedencia o rumbo, se toman como referencia los puntos cardinales.

Las precipitaciones

El agua que se deposita sobre la tierra, ya sea en forma líquida (lluvia) o sólida (granizo, nieve), se denomina precipitación. Esta se origina en las nubes: las gotitas de agua que las forman tienen un diámetro entre 0,5 y 1 mm. De acuerdo con las precipitaciones de una zona, ésta se puede clasificar como seca, húmeda y árida.

Según su origen las precipitaciones se agrupan en lluvias de frente o ciclonales, orográficas o de relieve y de convección. Las primeras se producen al chocar dos masas de aire, una fría, que se coloca por debajo de la cálida y ésta asciende. Por su parte, las lluvias de relieve aparecen cuando el aire asciende ante la presencia de una montaña. Cuando la zona de la tierra está caliente y obliga a la masa de aire a elevarse, se producen lluvias de convección, típicas de las regiones ecuatoriales. Si se unen dos o más puntos de la tierra que reciben la misma cantidad de precipitaciones se confeccionan los mapas pluviométricos, cuyas líneas se denominan isoyetas

Es Importante conocer nuestro mundo para entender que si somos parte de él debemos cuidarlo, es el único sitio del universo donde podemos habitar.

NO SE DEBE SER DEBIL, SI SE QUIERE SER LIBRE



Esta nota ha sido leída aproximadamente 941 veces.



Antonio Daza


Visite el perfil de Antonio Daza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Daza

Antonio Daza

Más artículos de este autor


Notas relacionadas