"Hacerse el loco", considerado como una de las bellas artes…

  1. Nuestros gobernantes, durante casi toda la IV República se HICIERON LOS LOCOS con los grandes actos de corrupción que produjeron tanta hambruna y guerras civiles en nuestra nación. Tuvimos miles de presos políticos, pero jamás uno que pagara por haber sido ladrón. Mejor dicho, los grandes ladrones se llegaron a convertir en "salvadores de la patria", como el mismísimo Páez, los Monagas, Julián Castro, Leocadio y su hijo Antonio Guzmán Blanco, Francisco Linares Alcántara, Andueza Palacios, Juan Pablo Rojas Paúl, Ignacio Andrade, Hermógenez López, Manuel Felipe Tovar, Joaquín Crespo, Juan Vicente Gómez, López Contreras, Rómulo Betancourt, Marcos Pérez Jiménez, y cuantos gobernaron durante la época del Pacto de Nueva York…

  2. Por lo que "HACERSE EL LOCO" vino a convertirse en una de las artes que mejor se estuvo practicando en Venezuela, desde que Bolívar muriera en 1830. Aquí en Venezuela nos HICIMOS LOS LOCOS cuando asesinaron a Sucre en Berruecos, siendo que Páez jamás hizo un pronunciamiento oficial condenando tan horrendo crimen.

  3. Rómulo Betancourt se HIZO EL LOCO con los negocios David Morales Bello, su compañero de partido, cuando éste se robó millones de dólares con el negocio de la extradición y enjuiciamiento del general Marco Pérez Jiménez. Lo mismo hizo con aquel bandido, también de su partido, presidente de la CTV, llamado José González Navarro, quién provocó un gran desfalco al país, y quien llegado a tener tanto capital y no sabiendo qué hacer con él comenzó a viajar por el mundo, terminó loco en París y para completar su obra de desquiciado se dedicó a montar un zoológico con los animales más exóticos y raros del mundo. Con ambos, con Morales Bello y con Navarro, Betancourt se HIZO EL LOCO.

  4. Por HACERNOS LOS LOCOS (Y BIEN PENDEJOS) durante más de un siglo, casi perdemos definitivamente todo el territorio de la Guayana Esequiba. El sinvergüenza de Rafael Caldera se hizo PAVOROSAMENTE EL LOCO (y además bien cobarde), cuando en 1970 firmó el Protocolo de España, que permitía congelar las negociaciones sobre nuestra Guayana Esequiba durante doce años.

  5. Luego tendríamos la época aquella del BARRAGANATO, en la que CAP y Lusinchi hicieron de las suyas (HACIÉNDOSE LOS LOCOS) con sus queridas, poniéndolas a gobernar y sumergiendo al país en una de las catástrofes más caóticas y críticas de nuestra historia. Se cuentan por cientos los actos de corrupción recogidos en varios tomos por Carlos Capriles Ayala. Entre los más escandalosos de estos desastres estuvo lo de RECADI, en el que se robaron más cinco mil millones de dólares sin que se llegara a condenar realmente a nadie.

  6. Luego vino Luis Herrera quien dijo que recibía un país en ruinas, con un discurso bien ridículo y falso, porque él mismo conformó todo un gabinete de estafadores del tesoro público. Su ministro Vinicio Carrera robó tanto que se llevaba maletas atestadas de dólares en sus viajes, siendo detenido en varios aeropuertos por tales locuras. No encontrando qué hacer con tantos robos se compró un título de la realeza en Londres, por el que pagó millones.

  7. El hipócrita jesuita de Rafael Caldera, durante su último mandato protagonizó la más grande crisis financiera de nuestra historia, en la que quebraron una docena de bancos, y todos los banqueros ladrones huyeron del país muertos de la risa. Algunos de esos banqueros, como Bernardo Celis (senador de la República y presidente del Banco Andino), eran de su partido (el CHIRIPERO). Para completar, el propio Caldera dictó un decreto en el que para tratar de reflotar esos bancos, el Estado asumía todas esas grandes pérdidas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1154 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: