Un panorama político tenebroso 1ra vez en 65 años

En los últimos tres años, se ha venido hablando con insistencia sobre las elecciones presidenciales, que según la CRBV están previstas para una fecha de diciembre del 2024, desde entonces se vienen barajando nombres entre los distintos actores políticos de las distintas corrientes ideológicas, pero el partido de gobierno que ya se acerca a los 25 años de estar gobernando, cuando desde 1998 se hizo al poder a través de un especie de fenómeno político, cuando los venezolanos se cansaron de los 40 años de gobiernos bipartidistas, ante las tantos planes y promesas incumplidas en es esas 4 décadas, surgiendo una figura militar, que se fue ganando un liderazgo, después que incursionó en una especie de rebelión militar, en febrero de 1992 dirigida por el Tte, Cnel, Hugo Chávez para derrocar al último gobierno de AD, cuyo presidente de la República lo fue Carlos Andrés Pérez. No lo logró en ese alzamiento, pero se hizo a la fama o liderazgo por parte de la mayoría de los venezolanos, y este al ser detenido y encarcelado. En el 2do. Gobierno del Dr. Rafael Caldera, quien después del intento de golpe de Estado y los partidos decidieron hacer elecciones, resultó el Dr. Caldera como líder transitorio, que se hizo al poder, y con el tiempo amnistió al Comandante Chávez, quien de inmediato se proyectó como el futuro presidente de Venezuela, y así resultó electo en elecciones de diciembre de 1998 por mayoría.

Desde entonces surgió la llamada ‘’Revolución Bolivariana’’, enalteciendo el máximo legado de nuestro Libertador, así surgió la actual Constitución, que mayoritariamente fue votada por el pueblo, y con esta Chávez comenzó a gobernar, pero surgieron graves problemas de tipo político, y hasta un golpe de Estado hubo contra Chávez, que fue desplazado del poder, pero el pueblo y los militares le rescataron y lo colocaron de nuevo en Miraflores, desde entonces mucha agua ha corrido, hubo muchas variables, de repente esta ‘’Revolución’’ resultó inoculada con un híbrido de ‘’Socialismo del Siglo XXI’’, la situación política siguió tempestuosa, después todo fue variando cuando Chávez falleció y delegó en quien fue su ex canciller, quien hasta nuestros días desde la muerte de Chávez está en el poder, ya va a cumplir 12 años en el poder, y pretende reelegirse para un tercer período, que lo lleve hasta 2030, pero la gobernabilidad en los últimos dos períodos ha sido bastante deficiente, el país ha caído en una fuerte crisis política, económica, social, los servicios públicos son deficientes, los salarios, sueldos, jubilaciones y pensiones fueron arrebatadas a la clase trabajadora activa y pasiva, la burocracia, la corrupción y la escuela de la lisonja, y el culto a la personalidad han sido sellos, que van dejando ´profunda huellas de ingobernabilidad, los problemas son de suma gravedad, y ante estas elecciones contempladas constitucionalmente el pueblo ha decidido cambiar, es decir ya se cansó y dice basta a 25 años de un solo gobierno, que quedó muy lejos del legado de Simón Bolívar y tampoco se cumplió con lo que contempla la Carta Magna.

La grave crisis política se originó entre los diversos dirigentes de la oposición al actual gobierno, que desde un poco antes del golpe de Estado, se pugnaron el partido de gobierno, los partidos de la alianza y el grueso de la oposición, la pugnacidad fue traumática, violenta, de manifestaciones callejeras, de muertos, de terrorismo de parte y parte, la situación se fue haciendo tensa, y las consecuencias la pagamos todos los venezolanos, ante la grave crisis política, económica, social, la masiva emigración de venezolanos, esto cayó en un caos, una anarquía, un poder ya distante de la real democracia, todo convertido en una autocracia, por la hegemonía de quienes desde el poder cuentan con todos los medios de mando, hasta el poder ‘’militar’’ y el autoritarismo para imponer las restricciones que atentan contra la libre participación de los distintos liderazgos, y en especial contra la figura, que por primera vez en la historia política, se alza con el apoyo del pueblo, una dama, que ha recorrido el país y ha surgido como el fenómeno electoral del momento, pero el gobierno, no abre las compuertas del libre juego democrático que contempla la Ley Suprema, al parecer, se trata de imponer la autoridad de un gobierno dirigido por un partido que ya alcanza a los 25 años de gobierno, pero con muchas dificultades no superadas, que por el contrario tienen al país en una grave crisis, que, como se sabe es vox populi.

Lo anterior es una especie de preámbulo, sin entrar en narrativas detalladas, por las historia de nuestra ‘’democracia venezolana’’ ya es conocida desde hace 65 años cuando se reinició la llamada democracia y restablecimiento del voto, como apoyo del pueblo a los partidos que han gobernado en los últimos 65 años, lamentablemente con muchas deficiencias, por desacatos al ordenamiento jurídico y no seguir la real doctrina de lo que es la ‘’Democracia’’ para las naciones, por el contrario ha reinado el caos, la burocracia, la corrupción, el culto a la personalidad, y el gobernar para intereses de partidos e individualidades, lo que nunca se ha logrado consolidad una real democracia.

Entraremos de inmediato con el tema de las elecciones que están abiertas para otro período constitucional, con los oscuros dilemas surgidos para realizar unas elecciones abiertas, libres al liderazgo que el pueblo ha escogido para esta contienda, y se encontró con la resistencia del partido en el poder, que dirige el actual presidente de la República, de manera que este panorama sombrío ha desatado mucha incertidumbre, hoy escuchábamos las diversas noticia e informaciones sobre los últimos obstáculos, presentados por el órgano rector de los procesos electorales, que tampoco posibilita la inscripción de la Dra. Corina Yoris, presentada por la plataforma unitaria, para reemplazar a María Corina Machado, quien fuera electa en una primarias de oposición el 22 de octubre del pasado año, e inhabilitada como se sabe sin los fundamentos legales de un proceso según opinión de destacados juristas, las percepciones es de que por razones netamente políticas no se le permite participar a pesar de que las encuestas le dan el porcentaje mayoritario de apoyo de la sociedad civil o pueblo, que ya desea cambios políticos, es decir el pueblo exige la alternabilidad lógica, que se debe dar en democracias de verdad.

UNA DINÁMICA POLÍTICA SOMBRÍA TAL VEZ POR PRIMERA VEZ EN 65 AÑOS SURGE ESTA VARIABLE

Hasta estas horas del mediodía de hoy lunes 25 de marzo, ya prácticamente cerrándose el tiempo para la inscripción de candidatos, según tiempo limitado que el CNE, también creo, por primera vez se adelanta con mucha anticipación el proceso electoral que constitucionalmente se ha acostumbrado en el mes de diciembre, cuando de elecciones presidenciales, y algunas veces coincidentes con la elección de legisladores, gobernadores y alcaldes, siempre realizadas lo más cercano a la fecha tope de diciembre, como estas que corresponden a 2024, que por razones obvias quienes tienen las instituciones en sus manos, decidieron como estrategia adelantarlas, y se escogieron fechas que en el calendario político, rinden homenaje al expresidente mentor de la llamada ‘’Revolución Bolivariana’’, las fechas para las inscripciones en el registro electoral de los nuevos votantes y cambios de direcciones, fueron también muy limitadas y ha habido quejas por el tiempo dado y además que la cantidad de puntos no cubren esas necesidades para inscribir a los habitantes con residencia en el país y a los millones de venezolanos que se fueron del país.

Lo cierto es que aún el CNE no ha permitido la inscripción de las dos tarjetas de la Unidad Democrática, de donde salió para ser postulada la Dra. Corina Yoris, cuyo currículo académico y su conducta intachable en su vida profesional no tiene objeciones: estudiosa de la filosofía, de hecho estudió esta ciencia social como base de la sabiduría, y la filosofía política tiene mucho que ver con la gobernabilidad, no necesariamente se es político estudiando solo ciencias políticas, para quienes creen que ser político es solo hacer carrera empírica como la acostumbrada a través de la retórica por los líderes políticos que se hacen en los partidos políticos, y desde ahí se proyectan como grandes líderes políticos, pero en la praxis lo que venimos teniendo son eso, políticos empíricos hechos en la cotidianidad, y así han llegado al poder muchas veces sin formación académica, de manera que títulos académicos dentro de las ciencias sociales, e incluso dentro de las ciencias puras, pueden optar por hacerse a estudios de filosofía política, pues la filosofía permite profundizar en los distintos sistemas políticos, que se entiende deben actuar en favor de la sociedad en materia democrática y de gobernabilidad, creemos que es hora de girar la tradicional manera de hacer ‘’política’’, hasta ahora la mayoría de liderazgos políticos no se sujetan a la real doctrina de la filosofía política, por el contrario gobiernan aplicando sus impulsos y pensar individual o de grupos, cuestión que nos viene dando balances muy nefastos en una verdadera ‘’Gobernabilidad Democrática’’, se tuercen los postulados democráticos y se aplican decisiones individualistas, personalistas muy lejos de los planes y objetivos que prometen estos ‘’liderazgos’’ en campañas electorales, como sabemos se quebrantan leyes supremas, leyes sociales, como fue la de enajenar a la clase trabajadora venezolana de sus derechos sociales y laborales, para dejarles desprotegidos de la seguridad social que se disfrutó por décadas, y hasta las corruptelas o malversaciones de fondos son el pan nuestro de cada día, por eso los pueblos o sociedades desean dar giros de 360 grados en la escogencia de los candidatos a gobernar.

No permitir o negarse como gobierno, que surgió del voto del pueblo, a abrir las compuertas para unas elecciones de verdad libres, democráticas, acopladas a los principios y postulados constitucionales, como es la alternabilidad, en fin, tal como contempla la CRBV en su Capítulo I sobre ‘’Los Principios Fundamentales’’. La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente mediante el sufragio por los órganos que ejercen el poder público. Además los postulados constitucionales de la libertad de expresión, del pluralismo democrático, un Estado de Derecho, social, de justicia, hasta el punto que nuestra Carta Magna, es amplia, democrática, de derechos políticos plenos, de derechos humanos, de los derechos sociales y de las familias, de los derechos económicos y su economía mixta, y así otros tantos beneficios, que en la práctica se fueron dejando de cumplir, una CRBV, que es catalogada como novedosa, con amplitud de derechos. Es por todo esto que el pueblo quiere cambiar a las actuales autoridades, que como lo sabemos perdieron su rumbo y debieran en beneficio del país, la sociedad y su pueblo abrir espacios para nuevos actores políticos, que puedan recomponer el país.

Como ciudadano venezolano, con 85 años de edad, puedo dar testimonios fidedignos de muchos aconteceres políticos desde 1952 a 1958 y desde esta fecha en el nuevo acontecer político con el sistema de partidos, en mis años de joven tuve tendencias ideológicas, pero siempre mantuve mi independencia partidista, más no política, porque he pensado que esta ciencia creación de grandes filósofos como Sócrates, Platón, Aristóteles por nombrar tres de la Grecia política, después surgieron filósofos de la modernidad, como René Descartes, Baruch Spinoza, Hobbes, Kant y otros, filósofos, que establecieron verdaderas bases de la filosofía política, que lejos ha estado nuestros gobernantes que en nombre de la democracia ha llegado al poder con votos de los pueblos, pero incumpliendo principios sólidos de lo implica la ‘’Democracia como Sistema de Gobierno’’, los hechos históricos dan cuenta del quebrantamiento de todos esos principios, lo que está pasando actualmente en nuestra Venezuela y otros países, son signos de la mala praxis política y filosófica.

Espero como libre pensador, que nuestra Patria logre superar todos estos escollos, que imponen seres humanos, que se ha salido de los cauces democráticos, pretendiendo en su lugar imponer autocracias, dictaduras y hasta sistemas con rasgos de monarquías u otros sistemas, que desdicen de las reglas de la democracia. Así que abogamos porque el actual gobierno se sujete a las leyes y permita el libre juego democrático, sería deplorable que en nuestro país vuelvan gobiernos dictatoriales, aunque lo hagan en nombre de la democracia, que, como paradoja resulta que algunos gobiernos surgidos del voto, en la gobernabilidad se comportan peor que aquellas dictaduras de tiempos idos, malos precedentes para la historia política, pues nuestro Libertador dejó su legado bien claro sobre un gobierno republicano y democrático, consagrado en el Discurso de Angostura y la Carta Profética de Jamaica.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1460 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: