Crítica ácida

Cinismo absolutorio por derechos humanos solicitan contras violentos opodescompuestos

La historia nacional de los colmos en equivocaciones para apuntalar el mal vivir con impunidad política, viene en acontecimientos por contrarrevolucionarios venezolanos y extranjeros, quienes se despachan y se dan el vuelto enrareciendo aún más su disipado comportamiento de campañas pésimas, inventos absurdos y acciones mal intencionadas. Pena ajena siento como venezolano, porque en su desgastada actuación opositora, prófugos de la justicia ladrones convictos y confesos, lacayos militantes del pitiyankysmo cobardemente correlón, aplauden destrozos al criterio demócrata auténtico, encerrados en reiterado adulantismo a gringolandia.

Los derechos humanos violados infinidad de veces en el ir y venir de la oposición empantanada en irregularidades, en el ámbito internacional ofende a los revolucionarios venezolanos, cubanos y nicaragüenses, agigantando el complejo anticomunista redivivo en extremo, lleno de ridiculeces porque al contrincante socialista le niegan oportunidades de defenderse ausentándolos de la información en los medios pro capitalistas, olvidando que, los desencuentros son entre dos o más actores.

Tan torpes los estadounidenses en la vida real, mal acostumbrados a convencer sólo en el cine y la televisión donde se comportan arrogantes y repetitivos justificando sus errores políticos tácticos y adversando a gobiernos que no sean de su gusto y menos aceptados si se trata de gobernantes no prosternados ante la Casa Blanca y sus designios por imponer aquel falso "destino manifiesto", inventado en el siglo XX por el capitalismo prepotente y esclavizante, para implantar el salvajismo dominante y acondicionante piyitanky, o como dijo el ex Presidente Barack Obama, proceder a torcerle el cuello a los no obedientes al parecer político gringo.

En nuestra nación, donde el cambio se siente y se extiende más allá del primer cuarto de siglo de bolivarianismo social, antiimperialista, soberano y humanista, en vista de los fracasos comunicacionales del capitalismo salvaje, frustrados nos encasquetan las vaciedades desgastadas de presuntos candidatos o candidatas que, no deben ni vestirse pues no van para la competencia por tener tarjeta roja de inhabilitación por salvajes en su juego e irracionales en el terreno político.

Los protagonistas de planes para asesinar al Presidente de la República de Venezuela, bastantes detenidos y confesos, otros cobardemente huidizos aturdidos por la posibilidad de ir tras las rejas como se merecen, acuden a la prensa internacional fabricando inventos absurdos para descalificar llamando dictaduras a gobiernos de izquierda, sin atender el llamado siglo XXI que, condena la voracidad compra conciencias de la derecha, en impúdico proceder insano y dictatorial, con máscara demócrata representativa.

Cínicamente se les cae el antifaz, sugieren les permitan gozar de medidas absolutorias en materia de derechos humanos, aunque estén metidos hasta la coronilla en planes descubiertos y demostrados por los gobiernos socialistas, opositores urdiendo derrocamientos inconstitucionales y por supuesto ilegales. Las naciones con la izquierda en el poder les aplican a sus adversarios la ley, mientras en países bajo gobiernos de derecha, la tortura, la represión y los asesinatos son la respuesta a reclamos del pueblo disconforme. El cinismo se presenta al perjudicar la paz los opositores en consigna derechista feroz pitiyankysta, bloqueo a Cuba, ataques y sanciones de toda índole al colectivo venezolano, o al consolidado Ejecutivo nicaragüense triunfador y heredero del valeroso Sandino, opositores derechistas adversando a los alumnos del prócer cubano José Martí y de nuestro Simón Bolívar, liberador de naciones.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 707 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: