La interfecta

Mientras la interfecta (creo que ya es de mala suerte mencionar su nombre) monta shows mediáticos en el extranjero para pedir más sanciones contra el país, sectores poderosos del Big Brother, ya ven como una necesidad establecer acuerdos con Venezuela, por lo menos en algunas áreas.

Y mientras la interfecta insiste en decir que en la nación hay una dictadura, el presidente del parlamento venezolano Jorge Rodríguez, pide conformar una Comisión Política para consultar a los diversos sectores de vida activa en el país en torno a las elecciones de este año, cuya fecha no ha sido fijada, pero muy probablemente sea en mayo.

Y cuando uno la escucha decir que la gente se está muriendo de hambre, comiendo de la basura y que la miseria se apropió del país, todos los datos sobre los carnavales dan cuenta de una realidad distinta. Medio millón de personas estuvo en las playas de Miranda, tres millones fueron a los festivales de música, 50 mil visitaron las playas de Sucre, 35 mil fueron a las playas de Puerto Cabello, y así por el estilo, todas las informaciones reflejan que hay sin duda un crecimiento en la dinámica económica del país, porque ir a una playa por un día, dos personas y gastando lo estrictamente necesario, les cuesta no menos de 150 dólares. Y alguien me pudiera decir que es un vendedor de drogas, pero resulta que vacacionaron 8 millones de personas. ¿Todos son vendedores de droga?

Esa actividad de estos carnavales lo que refleja es que la gente necesita retomar su estatus de cuando bonchaba viernes, sábado y domingo y solo estaba esperando un puente o unas vacaciones para largarse, o al campo, a la playa y los que tenían dinero, fuera del país. Pero, por otra parte, refleja un signo de crecimiento económico porque nadie se gasta 150 dólares en una ida a la playa para que luego le falte cuando tenga que pagar las cuentas mensuales.

Esa es la explicación de por qué la oposición -que seguro todos viajaron en carnaval- no da pie con bola. Porque nunca han entendido al país en el que viven. No entienden la idiosincrasia del venezolano. No entienden que le venezolano quiere alejarse de los conflictos, quiere que no regrese la violencia porque sabe que es la primera víctima. ¿Y quién garantiza que no haya violencia? El gobierno, porque devela conspiraciones, arresta a implicados y trata efectivamente de que el país esté en calma, en busca de nuevas realidades.

Y es la razón por la que creemos que la interfecta, está perdiendo noción sobre la realidad. O está perdiendo la razón, o está entrando muy temprano, a su etapa pueril. Y ya saben lo que dice el viejo refrán español: "quien con infantes pernocta, excrementado alborea".

 

 

Rafael Rodríguez Olmos

Sígueme por @aureliano2327

Sígueme en Aporrea https://www.aporrea.org/

https://visionesypensamientosvenezuela.blogspot.com/

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 696 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Rodríguez Olmos

Rafael Rodríguez Olmos

Más artículos de este autor