La Tecla Fértil

Maduro es el presidente, como una oposición fragmentada y débil puede tener varios candidatos presidenciales, ¿Cómo es esto?

La democracia, como estructura y sistema se viene deteriorando en un doble sentido político en Venezuela y América Latina, donde el hombre moderno se encuentra insertado en un dualismo, que, rompe con la institucionalidad e identidad del país. Vemos a u poder militar desplazando a una sociedad civil de los cargos administrativos. Originando una multiplicidad de intereses entre los gobernantes, poder público e instituciones del Estado. Esta situación, es aprovechada por los adversarios de la democracia, que, al estar alejados de la realidad social, desean compartir lo que sucede con el proceso político, en este caso, el programa organizado por el comandante Chávez para convertir al país en un universo netamente artificial, luego de su fallecimiento.

Los principios constitucionales, se apartan del verdadero estado de la sociedad, unidad religiosa y la libertad política. Así que, el pueblo este compuesto por los cualquiera, llamase colectivo o gente en condición paupérrima o de pobreza.

La deshumanización, actúa ala inversa de su tiempo, junto a la democracia. La mirada de los políticos es conocer el presente, desconociendo la mirada del pasado, es decir, se creen dueños del presente. Walter Benjamín se expresa que como el porvenir, que es lo que el pasado llama, y lo que llama al pasado, y lo intempestivo no es una tarea, ni una obligación, sino una propiedad del tiempo presente. Parece un trabalenguas, pero, es una verdad. Los políticos, desde colectivos hasta funcionarios del Estado, se creen que el Estado- nación son de su propiedad, y que los venezolanos somos, "Unos pordioseros del gobierno, sean de izquierda o no". La izquierda, entonces, en este tiempo nunca ha existido como lo real, de allí su fracaso en Europa, y solo tiene la fuerza de los musulmanes.

Ya no sabemos que significa ser un heredero de la humanidad, y todavía menos, lo que significaría ser un desheredado de la humanidad. Tener la humanidad como herencia, sí no como legado, con o sin testamento, supondría que la humanidad esta definida de antemano, a partir de que existe o que haya existido anteriormente.

De modo que, los dirigentes de cada partido político en Venezuela, se creen dueños de la humanidad de los venezolanos, y se creen con derecho a mandar a golpear a cualquier venezolano o venezolana.

En este sentido, rearmar la democracia es reconstruir pieza por pieza, y no de un jalón, todo un sistema y estructura armada en cien años, que fue destruida completamente en veinte y cinco años.

Nos encontramos que todo ocurre, como sí el pensamiento de la desconstrucción abriera un espacio sin horizonte de llegada, sin determinación a prior que específique de entrada, los elementos de lo político. Es la ocurrencia de un pensamiento que asiste un golpe a las categorías sociales y económicas, y cuyo reverbero es el agenciamiento de argumentos y nuevos campos, nuevos procedimientos de agrupación de lo político. Es decir, después que Claudio Fermín en una oportunidad, casi fue candidato presidencial por Acción Democrática para suplantar a Carlos Andrés Pérez, ahora desea ser candidato presidencial, al igual que Javier Bertucci. Ellos, no representan la verdad, menos Rattí, porque ella no tiene veredas, menos caminos. Pero, el Psuv, abrió una diversidad de caminos para que la derecha opositora les aceptara sus ruegos de apoyo, por cargos de representación burocrática.

La democracia es urgente en Venezuela y, la región andina hasta Chile. Francia, durante el gobierno de Giscard D´´Estaing, (1970), se pone en el control del debate filosófico, al abrir un surco entre la verdad de ese camino y, lo errático de las políticas en ese momento, para darle prioridad a la educación y preparar todo un género humano en el campo diplomático. Jóvenes se iban a Centros de Estudios internos para estudiar Ciencias Políticas.

Nunca, los partidos de izquierda van a retomar sus viejos lineamientos, estudiar filosofía e ideología. Hay una crisis crítica, porque los militares han tomado el Estado, como empoderamiento, y ya sabemos que las instancias filosóficas han llegado a un límite, porque la mediocridad política es impulsada por el propio poder militar, y lo vimos en Augusto Pinochet, (Chile), y el caso de Guyana Francesa e inglesa.

Los franceses, chinos y rusos, siempre han tenido polémicas por la filosofía, lo cierto, es que se le ha dado un paso atrás a la enseñanza de la filosofía, en lo referente al campo político. De modo que, se le viene dando otra significación, donde busca apelarse al sentido conceptual. Quiere decir, América Latina se encuentra en mutación, bajo ciertos rasgos ya establecidos, y el pueblo guarda absoluto silencio. La crisis, comienza desde la comunidad, los vecinos se encuentran enojados con el gobierno, pero, está en silencio.

Veremos, que se conservara para el futuro.

La filosofía, siempre ha estado ligada a la enseñanza política, y delimita el campo entre la matemática y las argumentaciones de un hecho definido que nos lleva a la historia de la pedagogía. Por lo tanto, la crisis de la enseñanza filosófica, como crisis de la crisis, es también la crisis de la pedagogía.

En Venezuela, nos hemos olvidado de la formación del pensamiento político a un nivel pedagógico, porque es un problema de la lengua, y poco sabemos dialogar como debatir. Estoy, hablando en este artículo de identidad nacional, de apropiación del pensamiento, como meta principal de la descolonización. Es complejo, la crisis como critica filosófica, y la crisis como destabilización institucional de la filosofía.

La política como Ciencia, es un campo hegemónico de dominio para lograr una nueva lengua qué debe ser insertada en el campo pedagógico- filosófico para articularse hacía otros dominios que nos lleva a entender a países captados en el África Europa, como referencia. La democracia esboza al hombre y su soberanía política.

No es fácil ser político, y en Venezuela ya hay 21 candidatos presidenciales de oposición, y el Psuv un solo presidente y candidato, es Nicolás Maduro Moros, de esta manera nadie absolutamente puede derrotarlo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 663 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: