Los trabajadores asumen su reto histórico. Ante la realidad económica de Venezuela

La vicepresidenta Delcy Rodríguez presentó formalmente a la Asamblea Nacional el proyecto de Ley del Presupuesto Nacional 2024 y el de Ley de Endeudamiento, los cuales prevén que el 77,4% del gasto público se destine a inversión social.

Para el momento de la presentación de este proyecto de presupuesto la vicepresidenta señaló que el gasto total será financiado con 38,80% de ingresos ordinarios; 47,80% mediante ingresos extraordinarios -área donde normalmente se incluyen los ingresos petroleros- y 13,40% vía endeudamiento público.

En 2023 el gobierno nacional logró elevar los ingresos nominales a sus trabajadores públicos, donde los ingresos mínimos por trabajador en el sector público alcanzaron un equivalente de 75 dólares al mes, mediante la combinación de bonificaciones y el sueldo básico.

Durante este año, el Ejecutivo nacional logró mantener una homologación del valor de las bonificaciones acorde a la variación del valor del dólar mediante una política indexada, permitiendo así que el valor nominal de los salarios se mantuviera hasta finales de año.

El gobierno nacional apuesta por una política salarial más ventajosa para el sector público, pues se entiende que con ello se sostiene el consumo de grandes segmentos poblacionales y se traduce en un impulso de las actividades económicas (PIB). Pero los límites en el presupuesto siguen siendo reales.

Sirva como referencia que el presupuesto público, pautado para 2024, que será de 20 mil 500 millones de dólares, es sumamente inferior, por ejemplo, al presupuesto del año 2012, que fue de unos 138 mil millones de dólares.

En términos más precisos, el presupuesto público de 2024 será apenas equivalente al 14,8% del presupuesto del año 2012. Y esto es un importante elemento ilustrativo del impacto que el bloqueo tiene sobre la economía venezolana y sobre los salarios públicos.

Un salto adelante en lo Económico

El presidente Nicolás Maduro firmó una serie de acuerdos de desarrollo compartido entre la provincia de Shanghái y el estado Carabobo donde estos acuerdos contemplan inversión y cooperación tecnológica, así como proyectos agrícolas. Para ello, se reimpulsaron el presidente Maduro reimpulsó las Zonas Económicas Especiales (ZEE) de Venezuela, con las provincias chinas de Shenzhen, Shanghái y Shandong.

En base a estos planes de desarrollo, el mandatario nacional designó a Carabobo como ZEE. Allí, los productores se preparan para garantizar la exportación de 100 mil kilos de plátano a Shanghái

Señaló que, durante su visita al país asiático, expuso las «oportunidades de inversión» en Venezuela, sus «posibilidades de exportación» y la calidad de productos como el café, el aguacate y el mango, el «mejor del mundo», que también está «listo para ser exportado a Shánghai».

Asimismo, destacó las potencialidades del país suramericano «en petróleo, gas, oro, diamantes, coltán, hierro, aluminio, tierras productivas», entre otros sectores.

Ambos países firmaron 31 acuerdos de cooperación en agricultura, lucha contra la pobreza, economía y comercio, energía, minería, cultura, educación, ciencia, tecnología, industria y desarrollo aeroespacial, según el Ejecutivo venezolano. Planta de insumos médicos

En su mensaje, el gobernador Rafael Lacava expresó su optimismo con el resultado de esta visita a Shanghái, y agradeció al presidente Nicolás Maduro por la claridad estratégica que ha tenido para sembrar "nuevas alianzas, nuevos socios comerciales para el país, que seguro estoy, pueden mejorar el nivel de actividad económica de nuestra regiones, y por supuesto que dándole beneficios a nuestro pueblo que es el gran interés que tenemos en todo esto que hacemos"

Es lógico pensar, que en el fragor de una terrible crisis, se pierda todo contacto con la continuidad intelectual del pasado. Pero también es cierto que el estudio de los movimientos

históricos, nos demuestra que con los restos del naufragio, el pensamiento humano elaboró, una nueva mística, con un nuevo contenido que los trabajadores y trabajadoras de Carabobo y Venezuela debe Asumir.

Hoy vislumbramos una revolución total

No es frecuente hallar hoy, seres que posean una perspectiva completa de su rol en la sociedad. La conquista de derechos colectivos produjo resultados ciertamente inesperados que no han mejorado en el hombre la persuasión de su propio valer. Pocos han sido concientizados que ante la duda, lo mejor, lo bueno, es el bien común. Ese debería haber sido el equilibrado sofisma a sostener.

Podríamos decir de algunos, que les preocupa mas las apariencias que las verdades; lo inmediato y personal a la visión de lo último y lo general, donde la marcha fatigosa y rápida de la evolución social, les ha alterado paisajes fundamentales de la conciencia.

Hoy vislumbramos una revolución total, pero tal vez mal acompañada por una visión de las perspectivas de fondo. Los viejos ideales comienzan a esfumarse por los razonamientos intelectuales y con ello insensible y progresivamente también, la medida del hombre, la que poseía como reflejo de fuerzas superiores en las que confiaba. El progreso se acentúa en la técnica y en los movimientos sociales pero no puede decirse que vigorice por si solo la intimidad del hombre.

Las corrientes filosóficas han sido pilares de la organización mundial, donde el perfil del trabajador ha estado siempre ligado a dichos criterios y sobre su labor diaria desarrolló su propia realización confiabilidad y lealtad.

Y si bien no aparecen claros los fines últimos del hombre, su razonamiento colectivo deberá poner proa hacia rumbos de un estado de justicia, desarrollo individual al servicio del todo, en una conjugación de individualismo y comunidad, donde puede realizarse y realizarla, Y a partir de ese deslumbramiento filosófico, su conducta social y laboral pisará firme andariveles donde las necesidades de la empresa y las personas son satisfechas a través de la misma acción. Donde el compromiso social eliminará barreras de discriminación, subestimación o soberbia.

Y así, vocablos como: aptitud, liderazgo, competencia, capacidad, iniciativa, lealtad, hoy pertenecientes al discurso de los trabajadores asumen su reto histórico de ser la Vanguardia del Futuro Próximo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1409 veces.



Antonio J. Rodríguez L.


Visite el perfil de Antonio J. Rodríguez L. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: