El Reino de los Miserables

Pedro Valladares, mejor conocido como "el pachangozo", jocoso, aventurero y jodedor, responsable y trabajador. A todo le buscaba un chiste, causaba gracia por las tonterías que escribía en las distintas redes sociales hablando de los reyes y príncipes de cada Isla, en que algunos lo defendían y una minoría lo detestaban, siempre fue equilibrado, pero en algunas ocasiones sus comentarios causaron incomodidad y molestia en algunos interlocutores porque su "humor negro" golpeaba el alma, corazón y las viseras, eran como una patada en las bolas a las 5 de la mañana con ganas de orinar, uff, eso como duele…ja, ja,ja…

Muchas veces entre sus opiniones abstractas y sus sátiras cargada de acertijos lo atacaban porque supuestamente acosaba y difamaba, pero ninguno le argumentaba y menos le explicaba cuales eran los motivos para levantarle epítetos, claro, como Pedro era un hombre de pocos recursos económicos, pero, estudioso y con criterio para responder ante cualquier circunstancia de la vida, pero los rufianes lo insultaban a través de cuentas anónimas para destruir su orgullo, su moral y como él no se quedaba callado, fue amenazado y lo terminaban bloqueando por "incomodo y respondón".

Pedro "el Pachangozo" salió con una amiga a un Centro Comercial a tomar unos tragos en las laderas del Islote del Reino de Reyes (allí ni bebía, ni comía cualquier mortal), luego se sacaron fotos montados en unos vehículos de alta gama, publicando su aventura en la red social "X" con el comentario de que era financiado por un empresario multimillonario de la Isla, al instante, una usuaria de nombre Zakura alias "la cara dura" asistente del príncipe de la Islas de los gatos, dice, "¡qué te pasa, bobolongo!, tú no perteneces a ese reino". Pedro le respondió en su modo jocoso de siempre, ¡estas confundida y de paso está lloviendo, no te me mojes mi gata, el jefe me pagó y tengo derecho a disfrutar como a mí me dé la gana, tengo una linda esposa, hijos, amigos y amigas, la vida hay que gozarla! Zukura como toda gata "Yakuza" vengativa, lo acusó con el Rey de los gatos, de "acoso", Pedro, se quedó en blanco, no sabía que responder, no sabía del "daño" que le había hecho a Zakura, nunca la entendió por el ataque de esa mala mujer, la bloqueo de todas las redes y se olvido de ella.


Pasó un año de este hecho y los seguidores de Pedro en las redes fueron ascendiendo, se sentía orgulloso consigo mismo por tener tantos seguidores y de todas las Islas; muchos del Rey de Reyes, reino que se caracterizaba por tener una sociedad ejemplar, educación de calidad donde impera la Ley y no la del malandreo y matraqueo; el Reino de la perdición, su reino cubre todos los placeres de la humanidad, una persona entra allí y no sale jamás, allí se encuentra sexo en todas partes, alcohol y drogas de todos los estilos; el Reino Mata Hari, es una sociedad para muchos aburrida y fría, les gusta hacer Yoga, Taichí es ecológica, pero tienen problemas de sobrepoblación y el invierno y la neblina es permanente todos los días del año.

El Reino rumbero, es muy similar al de la perdición, pero con mas sabor, Salsa, Merengue, Rock, Pop, Reggae y Reggaetón, o sea son los reyes de la pachanga; el Reino de los gatos se les conocen por una sociedad antagónica, llorona, chismosa, impulsiva, envidiosa y resentida, se atacan entre ellos; y el Reino de los miserables, es donde habitan en su mayoría delincuentes que estafaron en los primeros reinos antes de fundarse, y de generación en generación han acaparado mucho dinero y poder, son muy peligrosos porque tienen pactos con el mismo Lucifer y cambian de posturas todos los meses del año con el fin de mantenerse a la sombra del Rey de Reyes, es decir que los indolentes tienen más tentáculos que una hydra en tiempo de invierno, no les gusta perder y sino la ganan la empatan, cuídense de ellos porque con el dinero mueven influencia y son intocables.

Del reino de los miserables hay que cuidarse, le aconsejó Carlos Villa del reino rumbero a Pedro "el Pachangozo". Carlos le dijo a Pedro, "cuídate de esa gente que ellos son peligrosos no te dejes llevar por los impulsos…" ¡tranquilo, Carlos, que aquí mando yo, no me voy a dejar que esos indolentes dañen mi vida personal.

Pedro, a su vez era muy distraído, pero cauteloso, respetuoso con sus hater y bots, sin embargo, no esperaba el próximo vendaval de insultos, amenazas y desafíos que lo iban a dejar en tres y dos sin tener culpa de nada. Pedro, era muy atacado, y se ofuscaba, sudaba frío, solo pensaba en sus hijos que iban a quedar solos si le sucedía algo. Posteriormente a raíz de los ataques recibidos, fue acusado ante el tribunal disciplinario del Rey de Reyes por una mujer llamada Kraína alias "la come Culebras".

Kraína, era una persona con apariencia hermosa, con un rostro angelical que no quiebra un plato, pero quiebra la vajilla completa, no se le reconoce en cual universidad se graduó, pero ostenta influencia política en la monarquía del Reino para amedrentar, amenazar, difamar y destruir a cualquiera que este estorbando a su paso y por otro lado su asistente el señor David alias "el barrigón", estafador, pero menos miserable que Kraína. Ambos denunciaron y acusaron a Pedro, ante la fiscalía de ser acosador y de recibir financiamiento del Reino de la perdición… Pedro no sabía cómo reaccionar, tenía miedo, su cara era de un hombre triste, preocupado y golpeado, su empleo estaba en juego y su moral muy quebrantada, su vida parecía estar inmersa en un callejón sin salida, veía a sus tres hijos durmiendo plácidamente y luego veía su móvil en modo de terror, observando cómo era difamado y maltratado por los indolentes en las redes sociales. Pedro, en su conciencia buscaba la salida y en su desesperación se asomaba al balcón en llanto con el alma y pensamiento golpeado…

Pedro, no quería asistir a su trabajo y menos salir a caminar por el reino, solo permanecía sentado con su teléfono en mano, esperando cualquier mensaje y la llegada de sus tres hijos del colegio para prepararles la cena; sin embargo, le llegó un mensaje con la cita al tribunal disciplinario, cuando vio el mensaje, empezó a sudar frío, le temblaban las manos de la impotencia, se sentía muy mal, desconsolado y preocupado; colocó sus gruesas manos en el pecho como si le fuera a dar un infarto, sus ojos verdes se sobresaltaron cada vez que leía la cita al tribunal disciplinario del Reino de Reyes, pero al final de la cita decía "la referida citación fue reprogramada para el mes de noviembre", respiró profundo y se le vino a la mente escapar al reino de la perdición solo, pero, le preocupaba la educación de sus hijos. A todas estas, los miserables tenían la capacidad de maniobra para destruirle la vida a Pedro y hacer de las suyas en toda la estructura monárquica.

Pasaron varios meses y llego el día de la sentencia, todo estaba nublado, gris con mucha llovizna, Pedro, se levantó y se asomo por la ventanilla de la cocina a mirar el mar, respirar hondo y al fondo ver el enorme edificio de 60 pisos que ocupa media Isla del Reino del los Reyes.

El tribunal del Reino quedaba en el piso cincuenta y cinco, y Pedro cabizbajo en su caminar, solo pensaba en los miserables mirando de reojo a todos por encima de los hombros, triunfantes, vanidosos, prepotentes y con el Ego nivel inmamables. ¡Sin embargo, su esposa, rubia como el sol y ojos como el color del mar, le dio ánimos diciéndole, tú vas a triunfar y le vas a ganar él juicio, tú no eres culpable, no tienen pruebas para acusarte! Pedro, con múltiples acusaciones incluyendo la de recibir dinero de ese reino se dirigió a aquel edificio sin tener la más mínima idea de que pasaría durante su interpelación.

Ya eran las 12 del medio día, el cielo despejado, un sol radiante y una brisa muy fría que venía del Reino Mata Hari. Pedro en camino al tribunal se encuentra de frente con su uno de sus enemigos virtuales, el popular Raiden, alias "ratatouille" hombre odiador que se burlaba de los pobres y miserable como su reino, levantó la cara sonriente y Pedro encogido de hombros, bajo la mirada y siguió, llegó al tribunal, el elevador no funcionaba porque no había luz y solo estaba funcionado la planta; tomo la opción de subir los 55 pisos para la audiencia, allí estaba toda la legión de los miserables de clase alta, todos bien peinados y perfumados con la fragancia del año, entre ellos alias "barrigón", Kraína "la come culebras" y Juan alias "el ratón"; al fin llegaste, ¡basura! gritaba el bando de los miserables… Pedro vio la ventana siguió... se acercó a la ventana, respiró profundo, cerro sus ojos, se volteo, abrió sus brazos como si esperará ser crucificado por la jauría, y dijo, ¡adiós mundo cruel, nos vemos en el infierno, ustedes quedaran malditos de generación en generación, su Isla va desaparecer y serán recordados como asesinos por los siglos de los siglos!, salto como ave y se precipitó al vacío.

Su cuerpo cayó hermoso sobre un Ferrari rojo, sin derramar una gota de sangre al estilo de la suicida de Evelyn McHale. Los gritos y el llanto de la gente fue ensordecedor, ¡asesinos!, ¡asesinos!, ¡asesinos! ¡el club de los miserables mataron a pedrito!...gritaban. Ahora que vamos a decir a la prensa, todo era un juego, no es justo que Pedro se suicidara, jamás lo pensé, dijo Kraína entre su angustia y el susto. Juan y David con sus rostros palidecidos y con el corazón palpitante no podían creer, que Pedro se suicidara por un comentario en redes sociales, solo era un juego. Tranquilos muchachos que tampoco somos los culpables de su muerte, todo el mundo lo acusó y no tenemos velas en ese entierro, no se preocupen, afirmó Kraína.

El tribunal suspendió todas las audiencias y decretó luto en la Isla del Rey de Reyes, eso no podía suceder declaró el Rey Roberto I. Desde hoy suspendemos esos juicios que sean por chismes de pasillo, solo nos enfocaremos en los asuntos reales no en bufonería virtual, declaró Roberto. Por su parte, Carlos Caustico, el primer ministro del Reino de los Reyes, dijo que se debe indemnizar a toda la familia de Pedro Valladares y colocar a sus tres hijos en los mejores colegios del reino.

No perdamos el juicio como seres humanos, debemos respetar la opinión de su antecesor así no les guste, seamos brillantes y aprendamos hacer política verdadera, no politiquería como el Reino de los miserables, informó el Primer Ministro del Reino.

No es justo que mi esposo haya muerto así, ahora mis hijos se criaran sin un padre ejemplar, no es justo, dijo Carolina en medio del llanto, no quiero ninguna indemnización, solo quiero justicia...

Nada de esto es real, solo es ficción, puede compartirlo con sus amigos para que todos reflexionemos del daño de un falso positivo u expediente que puedan causarle daño a las personas que opinan libremente en las redes sociales, no es justo que por opinar seas amenazado, difamado, preso y te apliquen asesinato de carácter por opinar libremente en las redes sociales.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1295 veces.



Marvin Mijares


Visite el perfil de Marvin Mijares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marvin Mijares

Marvin Mijares

Más artículos de este autor