El fascismo no tiene nada que buscar en la Patria Bolivariana

¿Porqué el proceso socialista Bolivariano que inició Hugo Chávez debe prevalecer? Leamos:

Hay sobradas razones. En esa marejada de argumentos soportados por la historia y la realidad, tenemos estas consideraciones que desnudan la maldad y al egoísmo de la derecha fascista apatrida en alianza con el imperialismo.

Que no hayan dudas, la derecha fascista es un mortal enemigo de la Patria.

Existe un principio universal reconocido por la comunidad internacional que es parte de las conquistas de los pueblos, cual es el de no intervención y el respeto a la autodeterminación de los pueblos, es decir, la no inherencia por parte de los gobiernos en los asuntos internos de los demás Estados de la comunidad internacional, al imperialismo y a sus lacayos les importa un comino ese principio del derecho internacional.

Por otra parte y es de nuestro interés estás consideraciones de suma importancia que tipifica la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en el artículo 2:

"Venezuela se constituye en un Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los Derechos Humanos, la ética y el pluralismo político".

Asimismo, prevé la Ley de Leyes en su artículo 114 que:

"El ilícito económico, la especulación, el acaparamiento, la usura, la cartelización y otros delitos conexos, serán penados severamente de acuerdo a la ley".

Estos preceptos constitucionales tampoco los acepta la derecha fascista, ya que actúan al margen de los derechos fundamentales, a tal extremo que avalan la violencia y el terrorismo económico.

Nunca como ahora, desde el año 1998, el pueblo de Venezuela había sido incluido en una vida de justicia social, que se inició con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999.

Hoy la Patria de Bolívar está blindada para contener a los apátridas vengan de donde vengan, el pueblo ha entendido lo que era el de la constitución de 1961, que avalaba al criminal capitalismo salvaje.

Del mismo modo, nunca como ahora gobierno alguno había sido atacado por los lacayos fascistas pro-imperialistas que no merecen el gentilicio de venezolanos.

Estos chupa sangre son absolutamente contrarios a la dignidad del pueblo. La oligarquía, la burguesía en conchupancia con el imperialismo han sido enemigos históricos de los humildes, de la clase trabajadora, han sido incapaces de reducir la crueldad, como lo rebelan sus régimenes que multiplicaron la miseria humana. Lo certifica la otrora cuarta república.

La Constitución que adopto el pueblo de Venezuela en 1999, gira en torno a las grandes metas y objetivos de las libertades ciudadanas, la justicia social, la equidad, la solidaridad y el respeto a la preeminencia de los derechos humanos.

Ha sido el más ambicioso proyecto político que la derecha fascista pretende borrar, derogando el Texto Constitucional que el pueblo refrendo en el año 1999.

También la burguesía apátrida a través de los medios de comunicación social privados construye realidades descontextualizadas mediante la manipulación, la malicia y el engaño.

Las políticas que adelantan el Estado Venezolano, a través del presidente constitucional Nicolás Maduro, están enmarcadas para favorecer la dignidad humana, ya que entrañan la defensa integral del pueblo, tras la protección de los derechos humanos. Está la inclusión del pueblo venezolano que es contraria al régimen excluyente que pregona el capitalismo salvaje en su vorágine mercantilista.

La misión histórica de la burguesía ha concluido, es una clase en decadencia que sólo se defiende mediante la violencia y la mentira, las condiciones que permitieron su dominación, el desarrollo dialéctico de la historia o el materialismo histórico, ha hecho que se esté tambaleando con sus vulnerabilidades insostenibles.

El pueblo venezolano, a pasos de vencedores, está tras una acción liberadora digna, que nos permita alcanzar al sueño Bolivariano:

"La mayor suma de felicidad posible".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 970 veces.



Alberto Vargas

Abogado y periodista, egresado de la UCV, con posgrado en Derecho Tributario y Derecho Penal. Profesor universitario en la cátedra de Derechos Humanos

 albertovargas30@hotmail.com

Visite el perfil de Alberto Vargas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: