La mona de Venezuela

Hace unos cuantos años, específicamente en octubre del 2018, publiqué un artículo titulado "Los monos de Guyana" https://www.aporrea.org/actualidad/a270260.html título sacado de una declaración del entonces presidente de la República Cooperativa de Guyana, David Granger, dónde aseguraba que: "Guyana carga con un mono en la espalda y ese mono es la reclamación de Venezuela sobre el territorio esequibo".

Esa expresión popular en Guyana es el equivalente a nuestro "piña bajo el brazo" cuando algo se nos hace fastidioso o, discúlpenme si peco de grosero "una ladilla" para ponerlo en contexto animal como lo hizo el entonces presidente guyanés.

Bueno, nosotros tenemos aquí nuestros propios monos en la espalda, pero en particular tenemos a una que se nos hace más que fastidiosa, peligrosa; me refiero a la líder opositora María Corina Machado, quien no sólo está plenamente cuadrada con el gobierno de Guyana y la Exxon Móvil, sino que abiertamente y sin pudor se lanza en una campaña siguiendo la pauta del gobierno guyanés contra la realización del referéndum consultivo del próximo 3 de diciembre.

El gobierno venezolano, por razones que no conocemos, pero que tendrán su peso importante, soportó y nos hizo soportar a un gigantesco mono en la espalda llamado Juan Guaidó, quien causó un daño aún sin cuantificar apoyado por el expresidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, quien lo impuso como presidente de manera arbitraria ante una comunidad internacional que bailó al son que él les tocó.

Entendimos la razón del gobierno venezolano de permitir el abuso, pues lo que estaba en juego era la paz general del país, comprometida en las volátiles manos del loco de Trump y su quinta coluna venezolana. Lo entendimos y hasta lo justificamos, Maduro salvó a la patria de una invasión de una manera magistral al dejar que Guaidó se consumiera en su ineptitud y hasta se le permitió que se fuera con su monería a otra parte, esperemos a que en otro momento rinda cuentas ante los tribunales de la patria.

Pero ya eso pasó, entonces, ¿Se va a permitir que vuelva a pasar, ahora en manos de María Corina Machado? ¿Qué razón de peso hay ahora que nos imponga pasar por lo mismo otra vez?

¿Vamos a seguir cargando un mono en la espalda? ¿Hasta cuándo?

"hay que espantar al perro antes que se eche la meada" dijo Ali en su canción, aquí ya esto no es una meada, se le está permitiendo el vaciado estomacal completo y ya la hedentina nos está pegando de nuevo: Huele a azufre, foooo, el diablo viene cerca.

La constitución de la República Bolivariana de Venezuela contempla el delito de traición a la patria, ¿Que hay que esperar para que la fiscalía actúe, hace falta más? Las declaraciones del presidente de Guyana, la solicitud del gobierno de Guyana ante la CIJ y las declaraciones de María Corina Machado dicen lo mismo: no debe permitirse que se realice el referéndum consultivo del 3 de diciembre. ¿Esperamos a ver si la Exxon Móvil saca un remitido pidiendo lo mismo, para saber quien está pagando la factura o ya tenemos suficientes indicios para aperturarle una investigación a la embajadora de Panamá María Corina Machado?

No podemos permitirnos el seguir cargando monos en la espalda y si estos de paso tienen una hojilla, como sabemos que tienen, menos aún.

Vamos todos a participar el próximo 3 de diciembre por la integridad territorial de la patria, pero sin perder de vista a la mona que tenemos en la espalda y su arreo de monitos, que nos van a echar un vainón en cualquier momento.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1052 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: