A sus doscientos años

José Prudencio Padilla, vencedor de la Batalla del Lago de Maracaibo

Nuestra Patria le debe mucho, por sus innumerables servicios y por haberse cubierto de gloria en la Batalla del Lago de Maracaibo; aquel 24 de julio de 1823; donde había sido investido como Comandante General del Tercer Departamento de Marina y de la Escuadra de Operaciones contra el Zulia.

Gracias a los esfuerzos de este patriota y de muchos más; entre ellos Beluche, D´Citty, Uribarrí, Manrique, Belloso, para nombrar alguno; se logró la Capitulación del Mariscal Francisco Tomás Morales, a los días de la derrota en combate naval de las fuerzas españolas, el 3 de agosto de 1826.

Era nacido en Rio Hacha, el 29 de marzo de 1778, comenzando su vida como marino en las embarcaciones mercantes de su puerto natal, a los 14 años es mozo de cámara de la Real Marina Española y para el año de 1805, recibe su bautismo de fuego en la Batalla Naval de Trafalgar, donde es capturado por los ingleses.

Al ser liberado se dirige a España, donde se le concede el ascenso a Contramaestre del arsenal de Cartagena de Indias. En el año de 1811 participa en el pronunciamiento del pueblo de Jetsemaní, que se solidarizó con Cartagena, en la proclamación de su Independencia de Cundinamarca, desconociendo las autoridades españolas.

Se destacó en diferentes acciones en contra de las fuerzas realistas, entre ellas podemos citar la acción de Tolú, en donde capturó una nave española, a pesar de que estaba mejor armada, que la que él comandaba.

Por este triunfo Padilla es ascendido Alférez de Fragata, participó en 1815 a las órdenes de Bolívar cuando este se dirigió a liberar Santa Marta, se encontró en el sitio de Cartagena, cercada por Morillo, defendiendo sus murallas, hasta que fue imposible mantener la posición y con uno de los buques patriotas, rompe la línea de la escuadra española, que trataba de impedir el escape de los republicanos y se dirige a Jamaica.

Acompaña al Libertador en la expedición de Los Cayos de San Luis en 1816 como Capitán de Navío. Combate en Los Frailes y desembarca en Carúpano.

Por sus servicios es ascendido a Capitán de Fragata y lo nombran Jefe de la Comandancia de las Fuerzas del Orinoco, en donde se destaca por las acciones en contra de la provincia de Cumaná.

Tres años después hace la campaña de Casanare, donde realizó el traslado de tropas y el transporte de materiales de guerra.

Estuvo como Segundo del Almirante Brión en 1820 en la toma de Rio Hacha, en la Laguna Salada, Pueblo Viejo, Tenerife, La Barra, , Ciénaga de Santa Marta y San Juan.

Ocupa la bahía de Cartagena, teniendo en cargo de Comandante en Jefe de las Fuerzas Sutiles de la República. Capturó varios navíos españoles y por sus méritos el 19 de abril de1823 es ascendido a General de Brigada de la Armada Colombiana, es investido con el mando de Comandante General del Tercer Departamento de Marina y de la Escuadra de Operaciones contra el Zulia.

Allí realiza una destacada actuación hasta la Batalla del Lago de Maracaibo y el 24 de noviembre de 1826 recibió el ascenso a General de División.

Pero no todo sería brillo en la carrera de este marino republicano, ya que al inició de 1828 se envuelve en un acto de indisciplina en Cartagena, donde es reducido a prisión, enviado a Bogotá el 26 de mayo de ese año.

Cuando se produce contra el Libertador el atentado del 25 de septiembre de 1828, es liberado por los conjurados, reconociéndolo como jefe. La rebelión fracasa y Padilla fue juzgado y condenado a muerte.

El 2 de octubre es fusilado y luego colgado a la horca, terminando de esta manera una vida que un momento fue valiosa, que tuvo méritos para ser considerado el héroe de la Batalla del Lago.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1080 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: