Jesús, el hombre de todos los tiempos (parte II)

“El enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado por todos. Fue a Nazaret, donde se Había criado, y conforme a su costumbre, el Día Sábado Entró en la sinagoga, y se Levantó para leer. Se le Entregó el rollo del profeta Isaías; y cuando Abrió el rollo, Encontró el lugar donde estaba escrito: El Espíritu del Señor Está sobre Mí, porque me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos y vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos y para proclamar el año agradable del Señor.” Evangelio de Lucas Capítulo 4: Versos del 15 al 18.

Por qué aún, después de 2000 años la persona de Jesús sigue cautivando multitudes; qué hubo en esta persona para que en su nombre se logren grandes obras o se hagan guerras y hasta genocidios. Qué envuelve a su persona, porque está por encima de cualquier personalidad reconocida en el mundo: Artistas, pensadores, premio Nóbel, políticos, científicos. Qué hizo para ser adorado, recordado y anhelado. Por qué bajo la excusa de sus hechos, alrededor de esta figura se movilice un mercado mundial de música, libros, Biblias, templos, negocios e iconos. Qué hizo para que muchos Estados destinen grandes sumas de dinero para sostener templos, colegios, hospitales, etc. Qué mueve a Hollywood continuar creando filmes alrededor de su persona, recordemos solo por tomar un ejemplo aquel filme “La Pasión de Cristo” dirigida por Meg Gibson en donde sacudió como ninguna otra película la conciencias de la gente y trajo una gran controversia religiosa en el mundo en un supuesto antisionismo reflejado en las escenas, y no hablemos de “La última tentación de Cristo” por su realizador Martín Scorsese, y aquel clásico “Jesucristo Superstar” ópera rock con libreto de Tim Rice y música de Andrew Lloyd Webber, mientras la película, fue dirigida en 1973 por Norman Jewison y filmada en Israel y otras localizaciones de Oriente Próximo, Todas estas escandalosas, inquietantes y muy interesantes.

Hablemos un poco del movimiento de Jesús, el cristianismo. El universo cristiano realmente se divide en dos grandes sectores bien determinados: La Iglesia Católica con todas sus corrientes y la Iglesia Protestante con todas sus vertientes. Ambas religiones se abrogan la verdad y parten desde el mismo Jesucristo. Esto fuera de las otras religiones monoteístas existentes en el plantea donde Jesús es solo tomado como un profeta entre tantos. No nos vamos a detener aquí disertar sobre los fundamentos doctrinarios o teológicos de ambas corrientes; más bien nos enfocaremos en la persona de Jesús.

Mi persona fue confrontada por la persona de Jesús a los 18 años, eso fue por el 1981, han pasado ya 25 de eso y es como si fue ayer. Esa noche sentí su presencia de manera tan particular que desde ese día hasta el sol de hoy Jesús es una realidad palpable. Pero vayámonos a unas de las declaraciones más impresionantes de Cristo a inicio de su ministerio. SI leemos el texto que encabeza este artículo notaremos que Jesús no era un líder improvisado, tampoco se lanzaba a una cruzada sin propósito bien defenido. Dónde se fundamentó su misión: buenas nuevas a los pobres, proclamar libertad a los cautivos y vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos y para proclamar el año agradable del Señor. Quiere decir que su mensaje estaba enfocado a los pobres, cautivos, enfermos, oprimidos. Hay intérpretes que le dan un sentido estrictamente espiritual a su misión: Los pobres se refiere a los que carecen de fe en Dios, pobres en espíritu dicen. Cautivos se refiere a los que viven sus vidas atrapadas en las drogas, pecados, una vida desordenada emocionalmente. Vista a los ciegos, aquellos que están limitados en una auténtica visión espiritual de Dios.

Si esto es así nos estamos encontrando con un líder estrictamente espiritual donde se fundamenta que todo el mal del mundo está enfocado en una enfermedad espiritual. Jesús entonces anuncia que su labor en la tierra es de un liberador de la mentira y el engaño que ofrece las religiones fuera de su misión, porque sí es así entonces quiere decir que hasta ese momento la sociedad de su tiempo estaba esclavizada espiritualmente. Demos la vuelta a la tortilla y veamos el otro enfoque. Si aquí los pobres y los cautivos se refiere a una clase social nos encontramos que Jesús entendió como una gran necesidad social comenzar una causa de liberación política. Es interesante conocer la situación política, económica y social de su época. Más adelante se podría hablar de eso.

Tenemos entonces a un Jesús que está como todo un maestro y profeta dando interpretación histórica a un texto bíblico que por generaciones fue leído en las sinagogas judías, pero que hasta ahora no dejaba de ser una esperanza lejana. Pararse en frente de todo un liderazgo religioso y como era costumbre del que leía una porción del libro religioso interpretarlo; fue osado al decir (Hoy se cumple esto), estos versos hablan de mi. Imagine usted la caras de los presentes; la reacción de incredulidad, osadía, admiración. Jesús sin pelo en la lengua demarcó al liderazgo espiritual de su tiempo que se daba inicio, bajo el patrón divino, que Dios emprendería una gran cruzada de liberación nacional.

Las reacciones no se hicieron esperar y por un momento el linchamiento era seguro pero su autoridad moral y espiritual no lo permitió, Jesús sale ileso del lugar. En todo ese incidente se esconde tantas enseñanzas; un hombre determinado a servir, ubicado en el tiempo y en el espacio, bien enfocado a quién iba dirigido su misión los pobres sociales y los pobres espirituales por los más ricos que estos fuesen. Jesús hace una ruptura inmediata entre el sistema religioso de su época que no estaba realmente consiguiendo liberación en su pueblo (todos sabemos las implicaciones políticas que había entre ellos y el imperio Romano), con un valor único a cuesta de que de entrada lo mataran no se detuvo. Conocía muy bien de dónde venía su mensaje –del cielo eterno- y sabía cómo llevarlo a las multitudes. LIBERACIÓN fue el propósito. Hizo entender que a partir de ese momento una noticia buena correría por toda esa nación, Dios en persona se encargaría de ejecutar su amor para salvar, liberar, restaurar y transformar toda la sociedad.

Qué nos enseña este relato bíblico hoy. Que Dios siempre estará con los que se determinen obedecerle a cuesta de las persecuciones y obstáculos. Que todo aquel que se proponga tener como enfoque liberar a las personas y a una nación para su bienestar nunca le faltará la guía divina. Que todos antes de salir con un proyecto, una obra, un negocio, sea cual sea, debe estar fundamentado sobre pilares reales, tener una visión clara de porqué la emprede. Ningún proyecto por lo más mundano que éste sea (entiéndase no espiritual) si tiene como fin producir liberación en cualquiera de los sentidos; económico, social, empresarial tomando como centro el bien de las personas más que del dinero, tiene garantizado en el éxito.

Antes de terminar hay algo que no se nos puede escapar y que es válido para cualquier proyecto; desde salvar a alguien de un deterioro moral hasta restaurar a toda una nación, Jesús contó con la sobreprotección del Espíritu Santo. Esto fue determinante para su obra. Es decir que no descanso su propósito solamente en su experiencia humana, en sus conocimientos lógicos. Jesús iba a tratar con gente de todos los tipos, caracteres y posición social. Llegó a conocer el corazón de las personas (sus mala y buenas intenciones) de hecho sus 12 apóstoles los escogió de una manera tan especial que cualquiera hubiese de entrada fracasado en su ministerio. Sus 12 hombres más cercanos eran diferentes; unos pescadores, otros artesanos, otro ladrón, un guerrillero, un filosofo, un romántico. Sorprende como Jesús no escogió a los doctores de la época. La común era que estos 12 hombres tenían algo en común; eran moldeables para el propósito con que fueron llamados, eso lo veremos en otros artículos.

Juliocesar1221@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4826 veces.



Julio Cesar Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a32275.htmlCd0NV CAC = Y co = US