En tres palabras

Padres e hij@s ¿Somos seres reencarnados? ¡Ciudadan@s del mundo! Visión de futuro: Vinimos a vivir ¡Para ser felices!

DEDICATORIA: Con mucho AMOR a mis hij@s. Los consanguíneos (Ingrid, Christopher, Maryorirma, Sol, Osmeiro, Hugo, Johanna, Evis) Los de la vida (Antonino, Uncas, Carlos, José…). Los que nunca conoceré y, sin embargo, por ell@s hemos soñado y bregado. En especial, para mi hijo consanguíneo y espiritual: Hugo Alberto. Quien hoy, 08 de junio, cumple sus primeros 29 años. Vive con Arelis, su madre, en los EEUU. Obligados por las circunstancias. Esperanzado, él, en poder generar sus propios recursos a través del trabajo honesto y responsable como servidor público. Atendiendo con amabilidad, prestancia y buen servicio, a los clientes de la empresa de alimentos donde trabaja. Siendo, con regularidad, quien más vende. Recibiendo, por tanto, los respectivos reconocimientos y felicitaciones. En estos días conversamos largamente sobre sus estrategias. Aunque no se formó para ello. Es Lic. en Educación Física, Recreación y Deportes de LUZ. Lo hace porque quiere hacer realidad su sueño: ser un excelente entrenador de fútbol. Qué es lo que le gusta. Y estoy seguro: lo conseguirá. Si persevera. Es constante. Persiste. Es paciente. Si supera sus miedos e inseguridades. Como las que tod@s tenemos o hemos tenido. Mucho más ahora. En un mundo rozagante de incertidumbres. A veces, duras. Él es un joven bien apuesto. Inteligente. Honesto. Trabajador. Sencillo. Reservado. Bondadoso. Que ama a los niños. Y quiere ayudarles a convertirlos en buenos jugadores. Ha estado pensando, con anticipación, cómo funciona la psicología de quienes hacen jugadas y no saben las razones ¿Por qué Messi o Maradona jugaba como jugaban y qué pensaban cuando lo hacían? ¿Cómo influye nuestro pensamiento en la manera de jugar con éxito? ¿Es posible cambiar nuestra manera de pensar mientras jugamos?

Preguntas "tontas" pueden llevar a respuestas creativas e inteligentes. Respuestas que pueden sorprender a más de uno.

LAS DESPEDIDAS: PRELUDIOS DE NUEVOS ENCUENTROS

Todavía conservo en mi memoria nuestra despedida. Aprovechando que estaba dictando unos Talleres en la Alcaldía de Maracaibo, hace unos 7 u 8 años, nos encontramos en un modesto hotel en el que me encontraba alojado. Conversamos sobre la situación del país. Sus expectativas. Su desesperanza. Su deseo de superación. Con lágrimas en nuestros ojos y un palpitar acelerado de emociones nos abrazamos en la intimidad de aquella habitación. Confiados en vernos de nuevo algún día. Son los dolores que un@s y otr@s hemos vivido. Sin saber bien de quién es la culpa. Probablemente tod@s seamos responsables. Nos tranquiliza saber que "lo mejor es lo que pasa, aunque no siempre lo que pasa es lo mejor". Los malos entendidos. La influencia de los medios y otros etcéteras. Nos distanciaron. Estamos retomando la comunicación. Se imponen los afectos sinceros y verdaderos. Ambos llevamos, con honra, el nombre de un ser humano especial. Y, a pesar de lo que ha podido suceder, nos seguimos amando. Me vine al Táchira para cumplir una misión. Parcialmente lograda. Tengo una deuda emocional con él que, quizá, nunca pueda saldarla. Me alejé de mi querido hijo, como lo hice con casi todos mis hij@s. Pues, estoy obligado a cumplir un compromiso con la vida. Tal vez, algún día lo comprenda. Sobre todo, si logro cumplirla. Él se alejó de mí porque debe cumplir con la suya. Y estoy seguro que ambos la cumpliremos.

Feliz cumpleaños Hugo Alberto. Dios te bendiga y proteja hijo. Espero poder abrazarte pronto. El tiempo pasa de prisa. Cuídate.

TARDE O TEMPRANO: A ALGUNOS NOS TOCA.

Cuando pasan los años nos toca, de cuando en vez, reflexionar sobre nuestras vivencias. A veces, nos toca rendir cuentas antes de partir a otros paisajes o ¿quién sabe? a otro nivel vibracional u otra dimensión. Por supuesto, no me refiero a nuestro cuerpo físico que puede ser enterrado, cremado o desaparecido. Me refiero a eso que llamamos consciencia, mente, alma o espíritu. O, sencillamente: luz, energía o ilusión. Tal vez, es el despertar de un sueño vivido. Del que apenas recordamos retazos de lo soñado. En pocas palabras nos vestimos de filósofos para razonar. Aunque no lo hagamos con la rigurosidad y la bellezura de: Ortega y Gasset, Platón, Sócrates, Popper, Hegel, Séneca, Omraam Mikhaël Aïvanhov, el Chamán Miguel Ruiz, Osho, Cantinflas o sencillamente, José Quintero, alias "camarita", cuando se toma tres tragos de miche callejonero y comienza a disertar del más acá y del más allá. Y nos pone a meditar y a degustar la sabiduría popular.

En fin, hoy me toca hacerlo. De a poquito. Porque es bendito. Inspirado en mis hij@s que son tant@s. En especial -ya lo dije- en Huguito. Quien está de cumpleaños y a quien deseo regalarle estas breves reflexiones.

SABEMOS DÓNDE COMIENZA PERO NO DONDE TERMINA

A ver ¿Por dónde comienzo? Lo primero que me venga a la mente. Sin prejuicios ni planificaciones. De manera espontánea.

En esta experiencia de vida. En este planeta. Si es que la reencarnación existe. Y parece que sí. Al menos, hay pruebas científicas que lo demuestran y seres como Chico Xavier que lo ejemplifican. He sido hijo de dos hermosos y siempre recordados padres: Irma Nazaria y Hugo Antonio. A quienes, si estuviera autorizado, me gustaría volver a encontrarles. Aquí en la Tierra o en algún otro lugar del inmenso universo. De pronto, en otra dimensión. Al menos, encontrarnos en el recuerdo. Ellos eran energía y, debo suponer que siguen siendo. Energía eres y en energía te convertirás. Por aquello que hemos aceptado como verdad incuestionable: "La energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma"

Por cierto:¿De dónde vino la energía inicial? ¿Del llamado big bang? ¿Desde la nada? ¿Y cuándo nació Dios? ¿Quiénes fueron sus padres? ¿Acaso es posible auto-crearse o reproducirse a sí mismo como las máquinas herramientas? Otra cosa: ¿Qué significado real tiene la trinidad del padre, hijo y el espíritu santo? Son de esas preguntas sobre las que no hay respuestas únicas, válidas, consensuadas y verdaderas. Bueno, hay quienes dicen tener respuestas absolutas, reales y científicas. Otros dudan, las contradicen o se oponen. Tenemos diferencias. No compartimos todo. Diferimos. La naturaleza es así: diversa, dinámica, sorpresiva e incluso, amenazante.

LOS VIEJITOS FUIMOS ADULTOS, JÓVENES Y NIÑ@S

En todo caso, Hugo Alberto, yo también fui niño y, por supuesto, tuve padres: tus abuelos. También pasé por vivencias duras. Difíciles. Y hay y ha habido millones de seres que la han pasado mucho más duro, complicado y fuerte que nosotr@s ¡Somos privilegiad@s!

Es lo primero que debemos tomar consciencia. Para evitar la quejadera (como la mía, jajajaja) y pensar que sólo a nosotr@s nos pasa. Si conociéramos las goteras del vecino, tal vez, como me ocurre en este instante mientras llueve y estoy a buen resguardo, deberíamos sentirnos felices. Como me siento, ipso facto, al tomar consciencia. Levantarse y decir: "Gracias Dios mío por haberme permitido amanecer con vida", aunque tenga dolores cervicales o lumbares, es una obligación. Aun respiro. Muevo mis brazos y mis manos. Puedo caminar. Puedo ver. Puedo sentir. Puedo hablar ¡Qué maravilla!

NUESTROS PADRES NOS AYUDARON A MANIFESTARNOS

Voy a simplificar: Usamos, en el buen sentido, a nuestros padres como medio o médium, para manifestarnos en este planeta. Se lo debemos agradecer. Porque de lo contrario no existiríamos ¿Lo agradeces Hugo Alberto? ¿O tienes algo que lamentar? ¿Te equivocaste de padres o estás satisfecho de tus padres? Claro, pudiste seleccionar a otros mejores padres. De pronto más acomodados, más estables, más educados, más querendones, etc. También te pudieron tocar peores.

En mi caso: no los cambio por ningunos otros. Y sé que la mayoría de mis herman@s nos los cambiaría. Conozco a quienes no les hubiera gustado tener a los padres que tuvieron. O, al menos, les hubiera gustado tener otros. No es mi caso ¿Es el tuyo hijo? Sé que algunos de tus hermanos hubieran preferido tener otra madre. Porque algunas con carácter muy fuerte. U otro padre. Que no fuera tan inestable y saltimbanqui. Dicen que somos nosotr@s quienes decidimos elegir nuestros padres porque queremos experimentar algo en esta vida o porque tenemos algo pendiente con ellos de vidas pasadas. O, sencillamente, porque el azar así lo determinó ¿Qué piensas tú?

MORAL Y LUCES NUESTRAS PRIMERAS NECESIDADES

Los padres, si son responsables, nos alimentan, nos brindan un hogar para cobijarnos de la intemperie y si son conscientes y tienen como hacerlo, nos dan la oportunidad de estudiar y formarnos. No para ser "alguien en la vida" sino para auto-desarrollarnos y ser útiles a los demás y, por supuesto, a nosotr@s mism@s ¿Estas consciente de esto Hugo Alberto? Por ejemplo: Si no hubieras estudiado en el JoTai, tal vez, no hubieras descubierto que podías ser capitán del equipo de fútbol. No te hubieras interesado y no hubieras podido estudiar ni inglés ni ser Lic. En Educación Física, Recreación y Deportes ¿Cierto? ¿O era acaso tu sincrodestino? Pudiste haber sido cocinero. Ingeniero como tu padre. Administrador como tu madre. Médico como tu abuelo materno. Vendedor como tu abuelo paterno. Músico. O qué sé yo. Pudiste ser alcohólico. Drogadicto. Vago y maleante. Jardinero. Homosexual. Carpintero. Corrupto. Taxista….Pero has persistido en ser entrenador de fútbol. Aunque pudiste optar por otra disciplina ¿Qué es lo que determina la elección de vida y/o la elección profesional? ¿Sabes por qué ninguno de mis hijos ha podido graduarse o ha querido ser ingeniero químico? ¿Por qué a ninguno le inquieta la política ni la POLÍTICA? ¿Cuándo muera alguno seguirá impulsando la ESCOLAG? Probablemente no. Ni siquiera algún nieto o nieta. Estoy muy alejado de todos ustedes. Como lo estuve de mis padres y hermanos. La soledad me ha acompañado durante muchísimos años de mi vida. Una cosa es estar solo y otro muy distinto es sentirse solo. Uno puede sentirse solo aún acompañado ¿No te ha pasado? De modo que no eres el único que está solo ni el único que ha pasado por situaciones difíciles. Tus abuelos se las vieron difíciles. También tus padres. Incluso algunos de tus hermanos se la han visto difícil. Sin embargo, no sólo hemos sobrevivido si no que ¡Somos privilegiados! No se te olvide. Por supuesto. Hay unos más privilegiados que otros.

FUERA DE LA FELICIDAD TODO ES UN PRETEXTO

Nacemos para ser felices. O al menos, existen las condiciones en el planeta para serlo. Si las tendencias del mundo se mantienen no se espera un futuro luminoso para el planeta. Aunque nada está determinado. Incluso que haya, como lo han estado anunciando distintos autores y organizaciones, un encuentro abierto y público con seres extraterrestres. Nada está descartado. Hasta un meteorito o un planeta, pudiera arrasar la especie humana y todas estas reflexiones no tendrían sentido. Si no existen otras vidas, no reencarnamos o no nos acordamos de nuestras vidas pasadas ¿Qué importa?

VIVE. DEJA VIVIR. SÉ FELIZ Y AYUDA SIN MIRAR A QUIEN

Vive el aquí y ahora, sin dejar de mirar el retrovisor de la vida que nos indica de dónde venimos. Ni tampoco dejes de observar el horizonte con binoculares o un telescopio. E incluso, con vista normal. Para tener idea hacia dónde nos dirigimos y, eventualmente, anticipar algunos escenarios o sorpresas del futuro. Para que no nos agarren desprevenidos. Mira hacia atrás y hacia adelante. Sin dejar de tomar consciencia dónde te encuentras y en qué momento te encuentras. Hacia dónde te diriges y qué debes hacer o dejar de hacer para llegar bien y lo más pronto posible Con el menor costo asociado. Sonríe. Vive. Salta. Baila. Corre. Camina. Estírate. Medita. Disfruta con responsabilidad el sexo. No cometas mis errores. Da gracias a Dios. Ama. Ama mucho. Y, sobre todo, sé feliz.

Nacimos en un planeta llamado Tierra. Infinitesimal punto en el infinito universo en el que fuerzas poderosas, luego de guerras y destrucción, se dividieron el planeta.

Tod@s algún día desapareceremos. Nada es eterno. Salvo la eternidad. Lo intangible. Lo invisible. Lo divino. Lo incomprensible. Sigue adelante. Puedes atraer con tus pensamientos y tus acciones lo que quieras. Tú viniste a hacer algo muy importante. No sólo para Venezuela. Para el mundo. Porque ¡Somos ciudadanos del mundo! Y debemos ayudar, de algún modo, a mantener la vida en el Planeta.

¡Gracias a la vida! Puedo decirte: Hugo, te amo. Lee entre líneas.

¡Feliz Cumpleaños!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1605 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: