Hablemos del binomio Salud-enfermedad

I.

El monitoreo del binomio salud-enfermedad es esencial para la humanidad durante toda su trayectoria. Ya que cada componente de ese binomio ocupa una parte de la existencia.

La vida o la muerte se deciden entre ambos. La situación será positiva si la salud mantiene la mayor cobertura e impacto (90 %) en cada sistema o cuerpo (físico, mental, emocional, espiritual y energético) y será negativa si la enfermedad pasa de un impacto temporal del 10 %, a constituirse en mayoría permanente (de aguda pasa a crónica).

En otros términos, la salud nos ancla a la vida y enfermedad nos empuja a la muerte. Vivir viviendo o vivir muriendo, son las posibilidades del binomio.

La lógica nos lleva a actuar por el vivir viviendo.

Entonces hay que conocer a plenitud lo que significa la salud para promoverla, defenderla y producirla, desde el enfoque natural individual y familiar, independientemente de la estructura económica y la organización social del país.

II.

La salud es un estado positivo y creativo de todos los cuerpos.

Es un estado de armonía activa con el ambiente y sus semejantes.

Cuando hay salud se cumplen las normas de la naturaleza humana y en los procesos vitales se cumplen las secuencias y los tiempos, independientemente que se varíe con los ritmos por efectos del envejecimiento saludable, digno, activo y feliz (vejez no es enfermedad).

Estamos hablando de los procesos vitales de la Autorregulación, el Metabolismo, la Reproducción y la Regeneración.

Cuando tenemos fallas en esos procesos pasamos a ser enfermos.

Generalmente las fallas ocurren cuando abandonamos las prácticas saludables como son la sana alimentación, los ejercicios físicos y la salud mental. Fallas que van desde lo más elemental, como puede ser no tomar el agua suficiente, alimentarse con comida chatarra, tener vida sedentaria, respirar mal, pensar negativamente, fumar, el estrés, tomar bebidas heladas, entre varias.

Además de conocer las características de una persona con salud, debemos tener un sistema para garantizar la salud, un sistema doméstico y natural, que no es la Red Hospitalaria, ni la Red de Farmacias, se trata de un sistema que ha de servir para producir, mantener y recuperar la salud.

Esto con prácticas para aprovechar el poder de la naturaleza: las plantas, animales, minerales, el sol, el agua, los vientos, el magnetismo, en sus aplicaciones nutricionales y medicinales, según sea el caso.

Cuando hablemos de calidad de vida, pensemos en tener salud, en lugar de tener lujos o ingerir productos que indigestan.

III.

Entonces es fundamental trabajar por la Cultura Saludable para que:

  1. La mayoría de la sociedad cambie el paradigma de buscar apoyo cuando se siente enferma y se convierta en un agente productor y mantenedor de salud.
  2. Las instituciones educativas contribuyan a formar talentos para la salud integral, en lugar de graduar especialistas en enfermedades.
  3. Las leyes de salud le den mayor peso a la salud que a la medicina. De hecho, el ministerio es de salud, no es ministerio de medicinas.
  4. Se desarrollen Programas Nacionales de Formación de Naturopatía, Fisiología, Botánica, Psicología y Parteras en todos los estados de nuestro país Venezuela.

alexisadarfionaturopata@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1409 veces.



Alexis Adarfio Marín


Visite el perfil de Alexis Adarfio Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: