Mi palabra

La carta de los desvergonzados

"Un cínico es una persona que,

en cuanto huele flores,

busca un ataúd alrededor"

H. L. Mencken

Un amigo, profesor jubilado, simpatizante de la izquierda, pero hasta ahí; a quien veo muy poco, porque ahora vive, como impulsado por los mensajes de su colega José Sant Roz, en unas tierritas heredadas, para alargar la vida y mantenerse en contacto con la naturaleza y gente laboriosa y sincera. En una oportunidad me confesó: "Soy un simpatizante de la izquierda, pero mantengo mis reservas, porque de ahí he visto las personas más falsas y cínicas" de eso hace bastante tiempo y ahora lo vengo a comprobar, como si viera el sol alumbrando el nuevo día, al leer la carta de los ex ministros del comandante Chávez, dirigida al presidente Lula Da Silva.

Le comenté al amigo, del cual hago referencia al comienzo para saber su impresión al verlo por una casualidad en un negocio de víveres y me respondió con una sonrisa, como si estaba frente a un grupo de payasos ¡Eso lo que da es pena ajena y aprovecha para que te rías, pero estoy seguro, que voy a leer tu comentario para terminar de gozarme esa bufonada! Las pocas opiniones de esta carta –que he leído– que por cierto no es ninguna de las tantas escritas en declaraciones de amor o por no ser correspondido, es para reírse por el cinismo propio de sus redactores.

¡La carta! ¡La carta! En verdad, ha tenido bastante lectura y no es para menos, porque llama poderosamente la atención, de donde sale y el currículo de los autores por los cargos ocupados durante la gestión del comandante Chávez, incluso uno de los remitentes tuvo protagonismo, cuando el golpe de estado en el 2002. ¡Pero, por Dios! no me vengan a cortar con ese cuchillo de goma –expresión folklórica muy utilizada para desenmascarar a los mentirosos o falsos– porque en este país los llorones no los oyen y apenas si se consigue por los lados de Mérida un caso muy nombrado y se ha convertido en un motivo turístico.

¿Con qué moral hablan los que apoyaron a Guaidó o aprovecharon la cruzada orquestada por el gobierno estadounidense para enfilar contra el gobierno? El personaje siniestro, está en buen resguardo en los Estados Unidos y creo, que el único motivo es para utilizarlo en una cinta cinematográfica de Hollywood y enseñarle a los interesados, como se forma un saqueador y peón del imperialismo; porque aparte de la con sabida manera de proteger a los terroristas y todo aquel, que le ha servido y le pueda servir para incursionar en otros países con sus acostumbrados saqueos e invasiones; los desechos políticos, cuando menos se lo esperan los desprecian, como unos miserables.

A Guaidó, no lo quieren en este momento ni disfrazado de siervo de Dios, porque después de la estrepitosa caída, hasta sus mismos compinches le van diciendo ¿chao pescao! Y cuidado si su misma compañera de vida no anda algo enojada, ya que, la dejó en la cola esperando el próximo vuelo y no es raro, que la haya embarcado en la conocida aventura, por cierto muy apartada de los paseos amorosos, como pasa muchas veces con esposas obedientes o ambiciosas, pero el momento que vive no lo va olvidar por el resto de su vida, ya que,, el muñequito se fue para el "paraíso" terrenal ¡Miami! con el bolsito en el hombro muy preocupado por su familia y repitiendo una de sus grandes falsedades: ¡El gobierno me está atropellando la familia! como si el gobierno venezolano es pendejo para caer en una trampa infantil. Ese cuento se lo hemos oído, desde el mismo momento que el gobierno de USA lo saco a flote. Lástima por los profesionales de la carta, solamente les falta incursionar en la farándula, como compositores, les falta la música y estoy seguro, que Guaidó los va ayudar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1477 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: