Crítica ácida

Venezuela contra viento y marea en tiempos buenos o malos

Al enfrentar correctamente los fenómenos de la naturaleza, se palpa la acción del gobierno bolivariano y el proceso socialista. Más de 16 mil funcionarios se encuentran desplegados para velar por la seguridad de las familias ante las precipitaciones en el territorio nacional, acción que forma parte del "Plan de Lluvias 2023", ejecutado para atender los estados con mayor riesgo, informó el viceministro para la Gestión de Riesgo y Protección Civil, Carlos Pérez Ampueda.

En la era adecopeyeca que felizmente culminó en 1999, lo corriente fue el abandono de quebradas, la construcción cercana a fuentes naturales del desplazamiento fluvial, marítimo o lacustre, el enriquecimiento ilícito dando permisos en invasiones de ranchos, construcción de casas, edificios y torres o centros comerciales mediante descontroladas autorizaciones por funcionarios de gobernaciones y alcaldías, esa conducta devino en tragedias cada año al llegar las lluvias.

Los afectados por inundaciones eran enviados desde Caracas a localidades del interior de la nación, irrespetando a quienes trabajaban en la región caraqueña, en la capital de la república se fundaban barrios como El Cartanal donde los damnificados eran apiñados en casas de cartón, cabe recordar a Alí Primera en su canción acerca de las casas de cartón y otras. Chávez cambió la situación y dio inicio a la exitosa Misión Vivienda para atender a los más necesitados: ancianos, niños, mujeres y hombres, en la acción revolucionaria criticada por la oposición.

Un imbeciloide hoy prófugo Julio Borges, cerca de su residencia manejando su camioneta mató a un niño que iba en bicicleta y salió corriendo el cobarde politiquero a esconderse, o el indigno obispo Luckert del clan de sacerdotes politiqueros, ambos en el exterior han recalcado sus barbaridades opositoras estupidócratas. Borges popularizado mediante programas de TV y Luckert entrevistado para oírle extravagancias y alusiones escatológicas, ambos super disociados, les reconocerá la historia política refocilándose en el degredo o en las letrinas de su mentalidad. El primero afirmando que la Misión Vivienda eran maquetas y el curamichate refiriéndose a las misiones "Madres del Barrio" y la "Lactancia" bautizándolas "Misión abre las piernas". El indigno pensar del sacerdote lo repitió hace poco tiempo María Corina Machado en sus locuras bla bla bla blantes.

El abandono a la población de menores recursos no era extraño, las necesidades del colectivo mayoritario fueron desatendidas en 40 años de desastrosa democracia representativa, corrupción e ingratitud hasta con sus votantes, nada importaban vientos y mareas, lluvias o desbordamientos, notorio clasismo social demócrata cristiano o social cristiano, inhumanidad desde los cargos públicos a cargo de mediocridades partidista.

Todo va cambiando desde 1999, aunque existan aprovechadores funcionarios venales, gestores, cobradores de peajes, etc., se castiga al descubrirles lo que antes no importó a presidentes blancos y verdes. En la revolución socialista, chavista, madurista y bolivariana mayormente feminista, se dicta pauta de cambio decente, salir definitivamente del caos demócrata representativo y que internacionalmente sepan que al bolivarianismo no lo vencerán con engaños comunicacionales.

Chávez, Maduro y una revolucionaria que, será la primera mujer presidenta de Venezuela democrática apoyada por la izquierda. Nahum Fernández jefe de gobierno en Caracas dispuso equipos para situaciones provocadas por las lluvias. El ministro Remigio Ceballos habló de previsión a precipitaciones, descargas eléctricas y ráfagas de viento en Zulia, los Andes, Apure, Barinas, Portuguesa, Lara, Carabobo, Guárico y Cojedes, contra viento y marea, Venezuela vence sobre tiempos malos y procura el bienestar generalizado, buen tiempo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1034 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: