En tres palabras

Críticas y autocríticas. De Hugo Chávez. Su verdadero legado: El pensamiento crítico. La actitud autocrítica (parte II)

"Hagamos la crítica nosotros mismos pero sin ningún complejo de que le hará daño al proceso. No, no le hace daño, le hace bien al proceso, siempre que se haga con lealtad a los procesos y a los principios, siendo la ética la que prevalezca". Hugo Chávez

https://www.youtube.com/watch?v=2m98Q0PjMgc

Aunque no voy a profundizar sobre el tema que hemos tratado en otras oportunidades, en variados artículos, deseo comenzar este, de hoy, recordando nuestra convicción de que debemos revisar nuestras formas de pensamiento, para poder cambiar nuestras maneras de actuar.

LA NECESIDAD DEL PENSAMIENTO TRIUNITARIO

 

Aunque Mao Tse Tung (Ze Dong), el gran timonel de la Revolución China, se consideraba, como Carlos Marx o Lenin, o como tantos otros marxistas-leninistas, que eran filosóficamente "dialécticos". En realidad, según nuestro punto de vista, ellos eran "trialécticos". Sin saberlo. Pues, aceptaban que entre los extremos del negro y del blanco existía el gris. Que no todo era oscuro o completamente claro. Que, por consiguiente, no todo era extremadamente malo o extremadamente bueno. Ergo: No todo lo que hacen los revolucionarios es bueno, ético, positivo o aceptable ni tampoco, todo lo contrario. Nuestros oponentes, nos guste o no, también tienen algo de bueno, ético, positivo y aceptable. En marzo de 1957 Mao Ze Dong, nos dio una lección sobre esta manera de pensar con fundamento. Percibiendo el tercer lado de toda situación:

"Considerarlo todo positivo es ver sólo únicamente los elogios y no las críticas: Presentar nuestro trabajo como si fuera bueno en todos sus aspectos es contradecir los hechos…Negarlo todo es creer, sin ningún análisis que nada se ha hecho bien y que la grandiosa empresa de la construcción socialista, la gran lucha en que participan centenares de millones de personas, es un embrollo sin nada digno de elogio. Estos puntos de vista son sumamente erróneos y perjudiciales, y sólo pueden desalentar a la gente, aunque muchas de las personas que los sostienen se distinguen de las que son hostiles al sistema socialista. En la valoración de nuestro trabajo, es erróneo tanto el punto de vista de que todo es positivo, como el de que todo es negativo"

 

De modo que, volvemos a repetirlo y no nos cansaremos de hacerlo, el pensamiento dualista, extremista, polarizado, supuestamente "dialectico", dialógico, dicotómico, del todo o nada; es el que nos impide valorar las críticas que se nos hacen y nos dificultan, no sólo no ser autocríticos sino lo que es peor aún: ejercer la autocrítica y ser receptiv@s a las críticas, para luego no hacer las rectificaciones que se necesitan.

 

ES TIEMPO DE DECIRNOS LA VERDAD AUNQUE NOS DUELA

Hace cerca de 30 años o más. Alberto Granado, en Maracaibo, ante la pregunta: ¿Cuál era la mayor virtud del Che? Inmediatamente respondió:

 

"La mayor virtud del Che, era decir la verdad por muy dura que esta fuese"

En general, las críticas son verdades que nos cuesta percibir o reconocer.

Este artículo no sólo es la continuación del publicado ayer, 22/05/2023, en Aporrea sobre el tema de la crítica y autocrítica (parte I) comenzando por el siempre recordado presidente Hugo Chávez Frías. También es, en parte, la continuación de muchos otros artículos que he publicado en los que he tratado el tema de la crítica necesaria. Sobre todo, y muy particularmente, la crítica constructiva que se hace con lealtad y deseos sinceros de colaborar con los demás, aunque les desagrade porque, probablemente, no sepamos hacerla de manera correcta y oportuna. Por lo cual, no hay dudas, que se hace imprescindible aprender técnicas adecuadas que nos permitan hacer críticas (observaciones, comentarios, recomendaciones, juicios, aportes, sugerencias, alertas, denuncias, etc) de manera empática, positiva y, en definitiva, críticas que sean constructivas. Total, uno de los aprendizajes más importantes que debemos promover, en nuestro proceso educativo, es desarrollar el pensamiento crítico. Si de verdad queremos construir, en colectivo, una educación liberadora.

También se hace indispensable, sin dudas, la llamada autocrítica o crítica a nosotr@s mism@s. En particular, nos hace falta reflexionar sobre lo que algunos llaman la autocrítica política o la autocrítica en la política. Incluso, en muchos otros ámbitos como el periodismo o en el sector empresarial. La autocrítica constructiva, sana y sincera. Que como decía el comandante Chávez no le hace daño a la revolución. Por el contrario: la fortalece. Como lo dijo Chávez: No se lo podemos seguir dejando a los medios de comunicación o a la oposición. Y menos al imperio, que no sólo nos acusa de corrupt@s si no que luego descubrimos que existen, de verdad, en nuestras filas y en lugar de haberlos evitado o detectado a tiempo, por no ser autocríticos y por no aceptar las críticas constructivas que venimos haciendo, desde hace muchos años, hoy le tenemos que dar la razón a quienes nos criticaron, alertaron o denunciaron. Por no usar la "escucha activa e inteligente" y no aprender a escuchar, con humildad, la crítica constructiva de los aliados e incluso ¿por qué no? las críticas que pudieran o pretenden ser destructivas, por parte de la oposición.

A veces, como nos enseñó Joel Barcker - en su libro y videos - sobre los cambios y pioneros de paradigmas, cuando alguien nos grita "vaca" en lugar de responderle "cerdo" sería bueno pensar ¿Qué nos quiere decir? Antes que nos estrellemos la próxima vez con una vaca.

CONTINUACIÓN DE LA REUNIÓN EN MIRAFLORES

 

Hecho este paréntesis, para ir ahondando en el tema, retomemos nuestra descripción de la reunión sostenida con el Presidente Hugo Chávez en el Palacio de Miraflores, en los meses de febrero y marzo de 2003. Hace 20 años. Que comenzamos a reseñar en el artículo anterior.

"Presidente Chávez, otra cosa, disculpe que especule o me adelante al futuro. Es que nuestro querido maestro Matus nos enseñó que había que tener la capacidad de prever el futuro y que es muy atrevido hacer predicciones, pronósticos o tener certeza de lo que ocurrirá en el porvenir. Le pregunto:

 

¿POR QUÉ USTED DICE QUE NO HABRÁ UN SOLO POBRE EN VENEZUELA EN EL 2021? ¿CÓMO PUEDE GARANTIZARLO? ¿QUIÉN LO ESTÁ ASESORANDO PARA HACER ESA PREDICCIÓN? ¿EN QUÉ SE BASA PARA ASEGURARLO?

 

El tema de la pobreza y la necesidad de elevar la calidad de vida de la población se constituyó para Chávez en uno de sus principales objetivos. Así quedó reflejado en la Agenda Alternativa Bolivariana cuando expresa su propósito de enfrentar este problema prioritario:

"Como tampoco les dice nada en sus tableros el hecho criminal de que entre 1988 y 1991, el número de venezolanos por debajo de la línea de pobreza crítica se incrementó de 45% a 60%, y ahora, con el ultrashock, se acerca a 90%; mientras que la pobreza extrema saltó sus barreras históricas desde un 25% hasta la descomunal cifra de 50%, en mayo de 1996, nivel de cuyo registro no hay precedentes en la memoria histórica venezolana, ni siquiera en los años posteriores a la larga y dolorosa Guerra de Independencia, que a su vez precedió a la Revolución Federal… La aplicación de un Modelo Alternativo para Venezuela nos obliga a identificar cuáles son los ejes problemáticos nacionales. Ellos son:
Pobreza.
• Desnacionalización"

 

Hugo Chávez Frías, en la Agenda Alternativa Bolivariana. (1996)

 

Chávez había asegurado o, al menos, insinuado en sus propuestas para cambiar a Venezuela que se proponía eliminar la pobreza e incluso la corrupción. Aunque faltaban muchos años para poder verificar si su visión o deseo podía cumplirse. Me permití, esa madrugada, preguntarle de frente, sin temores pero con mucho respeto, sabiendo que me arriesgaba a que se molestara e incluso a que me mandara a sacar de PDVSA y teniendo consciencia que existían posibilidades de acompañarlo en algún cargo ministerial. Corrí el riesgo y pregunté:

Presidente: ¿En qué se basa usted para asegurar con total certeza que en Venezuela no existirá un solo pobre antes que termine su mandato? Se lo escuche decir, hace poco, en un programa radial o en un "Aló Presidente".

.

Disculpe señor Presidente que le diga que eso parece más un deseo, un anhelo, un ideal e incluso una utopía suya y de su gobierno, que una posibilidad real, sobre todo después de haber vivido recientemente, un golpe de Estado (abril 2002) y el llamado Golpe Petrolero (diciembre 2002) con la complicidad y participación, como usted debe tener consciencia, de oscuros intereses transnacionales y mundiales. Usted lo sabe: "los deseos no empreñan" y "el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones". Una cosa son los deseos (del Momento Normativo) y otra muy distinta es la posibilidad real de que nuestros deseos se hagan realidad, sobre todo si no están dadas las condiciones objetivas y subjetivas, si no tenemos gobernabilidad o control sobre todas las variables relevantes, si cohabitamos con otros actores que también tienen poder y, por tanto, debemos planificar y actuar en situaciones de poder compartido. Para ello necesitamos hacer estudios de factibilidad y de viabilidad (económica, de aceptabilidad social, apoyo político, jurídica, ambiental, etc) Es decir, debemos hacer estudio que nos permita construirle viabilidad a aquello que, posiblemente, hoy no tenga posibilidad real de concretarse (Momento Estratégico) Por ello debemos diseñar, visualizar o prever posibles ESCENARIOS y SORPRESAS.

 

¿Me explico, señor Presidente? Creo que lo están asesorando mal o le están mintiendo. Pienso que han estado usando métodos de planificación muy lineales, rígidos, extremadamente normativos (lluvia de objetivos y sub-objetivos) que no dejan margen para identificar, priorizar y procesar los verdaderos y prioritarios problemas de la población, en los que, sin duda alguna la POBREZA y la MISERIA es uno de los más relevantes. Sólo que ello no se logrará resolver si se utilizan métodos de planificación y gobierno inadecuados. Así de fácil, señor Presidente. Recuerde que somos bolivarianos y Bolívar dijo:

 

"Me sentiría un hombre indigno si fuera capaz de asegurar, aquello que no estoy cierto a cumplir"

 

Sus "actos de habla", Presidente, abren y cierran posibilidades. Está comprometiendo su credibilidad. Aunque faltan muchos años para demostrar si se puede. ¿No es mejor decir como lo dijo en la Agenda Alternativa Bolivariana que luchará con denuedo para reducir la pobreza y elevar la calidad de vida? Sin asumir compromisos que no está seguro de cumplir. O, al menos, maneje varios escenarios. Por ejemplo: Si todo va según lo previsto y se cumple tales y tales cosas (incremento de precios del petróleo, estabilidad política y social, gobernar hasta el 2021 sin mayores conflictos, etc) podremos reducir la pobreza entre un 10 a un 5 % (incluso 0% como usted aspira), pero si tenemos un escenario pesimista (y lo describe) tal vez, volveremos de donde partimos o peor aún (como parece ser el caso hoy, 2023) y probablemente podamos acercarnos a un 5 a 10 % máximo de pobreza si tenemos un escenario intermedio o probable. De este modo, usted dice la verdad y no se compromete con una meta sobre la que no tienen total control de variables relevantes. Es decir alta Gobernabilidad.

CHÁVEZ NO SÓLO NO ME PUSO CUIDADO SINO QUE INSISTIÓ Y LANZÓ LA MISIÓN DE MISIONES: ¡MISIÓN CRISTO!

 

A pesar de mis sugerencias, reflexiones, alertas tempranas o, sencillamente, críticas constructivas (bueno, eso pensé yo) el Presidente Chávez, quizás de testarudo, como nos pasa a muchos de nosotr@s o ¿quién sabe? para llevarnos la contraria, a quienes no pensábamos como él o para seguir soñando con una "utopía concreta", en Noviembre de ese mismo año (2003), lanzó la Misión Cristo la cual tenía como meta lograr el utópico y deseable CERO % de pobreza. Meta utópica planteada, también, por la ONU para el 2030 como el gran objetivo para el desarrollo sustentable. Meta imposible de alcanzar por diversas causas, entre ellas el COVID-19 que hizo incrementar las cifras de pobreza en el mundo.

En fin: Meta que luego fue ratificando, el presidente Chávez, en sucesivas ocasiones. Una de ellas en el 2007, otra en el 2010 cuando presentó algunos avances y de nuevo, en diciembre de 2012, cuando dijo:

"Antes de terminar nuestro próximo período de Gobierno (2013-2019) aquí en Venezuela habrá miseria cero y pobreza cero", al tiempo, que nos recordaba: "A finales del pasado siglo más de 20% estaba en pobreza extrema y más de 40% en pobreza general, y en estos años de Revolución Bolivariana se ha logrado reducir, pero aún hay un piso duro de 7% y 27%, respectivamente, y estas dos grandes misiones nacieron para romper ese piso duro"

Es decir, como concluyó la fuente consultada, fechada el 26/01/2012, Hugo Chávez: "sentencio, y pronosticó pobreza y miseria cero en vuelta de unos años, a cuyo efecto solicitó seguir batallando para lograrlo."

Pues, bien. A pesar de los avances logrados por el Presidente Chávez y los grandes esfuerzos del presidente Maduro, los cuales no están en discusión. Nos guste o no:

NO HEMOS ALCANZADO NI MISERIA NI POBREZA CERO Y NO SE VISLUMBRA LOGRARLO EN EL FUTURO INMEDIATO. A PESAR DE QUE EL PRESIDENTE NICOLÁS MADURO HABLÓ DE POBREZA EXTREMA CERO PARA EL 2025

 

Lamentablemente, a partir del 2013 – por muy diversas razones que no vamos a tratar en este momento – no hemos logrado mantener y mucho menos reducir las cifras de pobreza que, seguramente, se han incrementado. Por eso en el año 2019, viendo lo que ocurría y sigue ocurriendo en el país, me permití hacer un recordatorio y una crítica constructiva sobre el incremento de la pobreza en lugar de la reducción o eliminación de la misma como soñaba Chávez. Ver: Cumplámosle a Chávez y al pueblo: ¡Misión Cristo!

Fue la época en la que, con mucho dolor, vi morir gente de hambre, en San Rafael, en Táchira. No me lo contaron. Lo viví. Yo mismo me las vi difícil. De clase media holgada, llegué a pasar hambre a pesar de mi sueldo como profesor universitario. Una verdad que me da tristeza decirla y que no encontraba a quien achacar: Al gobierno de Chávez, al de Maduro, al imperialismo, a la oposición apátrida…Y terminé, autocríticamente, asumiendo mi propia responsabilidad ¿Quién me mandó? A resistir. A no actuar. A no emigrar como millones de venezolan@s. Esa es mi verdad.

NO VOLVERÁN. NOS MANTENDREMOS HASTA EL 2021

 

Tal vez, por mi irreverencia, la fuerza que imprimí a mis críticas constructivas – que pensé estaba haciendo con todo respeto – y porque sentí la necesidad vital de hacerlo desde la profundidad de mi ser. O ¿quién sabe? porque "sufro", como me han dicho, de "incontinencia emocional" o por lo que fuera. El presidente Chávez, dejó de escribir en su cuaderno de notas y dirigiéndose a mí me preguntó:

"¿Hugo, terminaste?"

Y yo de osado, mirándole fijamente a sus ojos, le respondí que no había terminado. Y continué con algunas otras observaciones críticas pensando – con toda sinceridad – que era mi deber hacerlo ¿Cuándo tendría otra oportunidad para hacerlo? Nunca más la tuve personalmente.

Ese "no he terminado, señor Presidente" me salió del alma. Y continué:

"Señor Presidente, una cosa es ganar elecciones y otra muy distinta es contribuir a resolver los problemas de la gente. Cuando los políticos llegan al gobierno, creyendo que han llegado al poder, sufren una transformación que hace que su prioridad sea: ¿Qué hacer y cómo hacer para repetir y mantenerme en el poder? Algunos porque le cogen el gusto al poder y otros porque le cogen el gusto a los privilegios del poder y si van a robar, a las facilidades que ahora tienen para hacerlo. Sé que no es su caso señor Presidente. Usted es un ser humano especial. Creo en su honestidad aunque es posible que las debilidades humanas, por momentos, le hagan olvidarse de sus compromisos y de lo que vino a hacer como mandante de un mandado que le dieron quienes le elegimos como Presidente. Por eso usted debe tener siempre presente, con todo mi respeto, señor Presidente, que usted se debe a su pueblo y que por encima de sus aspiraciones presidenciales debe anteponer el interés colectivo. Y si tiene que tomar decisiones que afecten su continuidad en el poder pero benefician al pueblo usted debe tomarla. Le guste o no. Sé que usted comparte estos criterios. A la vez, me preocupa y le pregunto: ¿Usted aspira estar como presidente hasta el año 2021?

¿Cómo puede usted garantizar que logrará estar hasta el año 2021?

En estos días incluso mencionó el año 2030 ¿Piensa estar como presidente hasta el 2030? ¿No le parece que eso puede alborotar o asustar a la oposición y al imperio quienes pueden actuar para continuar con sus intentos de Golpe de Estado y generar conflictos, saboteos y actos de violencia para salir de usted?

 

En fin, sólo deseo recordarle que usted vino a ayudar a resolver los problemas de nuestro pueblo y me da la impresión que si seguimos como vamos es posible que dedique mucho de su tiempo y del equipo que le acompaña en ¿Cómo garantizar mantenernos en el poder? ¿Es eso lo que usted quiere? Por supuesto que siempre hay deseos de cubrir ambas necesidades porque para poder lograr los ambiciosos propósitos, objetivos y metas que nos planteamos debemos mantenernos en el poder. Sólo quiero llamarle la atención que el poder es un medio y no un fin en sí mismo. Sería muy lamentable que llegáramos al 2021 o al 2030 y los problemas de la población venezolana entre ellos la pobreza que a usted tanto le preocupa, fueran iguales o peores que cuando usted asumió la presidencia el 02/02/1999 ¿Para qué entonces tener el poder? ¿Para disfrutarlo con nuestra familia y amigos cercanos? ¿Para robar y desfalcar al país? ¿Para llenar a nuestro ego de vanidad? Yo sólo pregunto presidente.

 

Es todo señor presidente, agradezco me haya dado la oportunidad de expresarme con total libertad y espero que sea receptivo a mis sugerencias y reflexiones.

 

NO FUI INVITADO NUNCA MÁS A MIRAFLORES ¿POR QUÉ? ¿NO GUSTARON MIS CRÍTICAS? ¿NO LAS SUPE HACER? ¿FUI MUY FUERTE, DESPROPORCIONADO O IRRESPETUOSO? ¿ENTRÉ EN UN JUEGO DE PODER OCULTO? ¿NO SUPE MANEJAR MIS PROPIOS ACTOS DE HABLA? ¿ALGUIEN SALIÓ MOLESTO?

 

Me imagino que el Presidente Chávez, por las respuestas que comenzó a dar y por los señalamientos críticos de la propuesta institucional que se presentó, estaba muy molesto con mi intervención. Creo que lo he dicho en otro artículo. Al final, mientras hablaba, se fue calmando al punto que al final dijo:"Bueno, agradezcamos a Hugo que nos haya puesto a reflexionar sobre temas de mucho interés que la dinámica cotidiana no nos permite abordar..." Dio instrucciones a Alí Rodríguez y a Rafael Ramírez Carreño, como presidente de PDVSA y Ministro de Energía el segundo para que, en atención a los planteamientos formulados se hiciera un encuentro entre niveles directivos de PDVSA y del gobierno para ver la articulación entre el plan de la industria petrolera y el plan de desarrollo nacional.

Dio por culminada la reunión. Saludo a sus ministros. Dio la vuelta a la mesa del salón oval, se acercó a mí y me saludó con efusividad. Me dijo: "Gracias, Hugo". Le entregué un sobre cerrado que me había dado la socióloga Pilar Luego, a quien él estimaba mucho. Me preguntó por Pilar y los cantores del Zulia, como solía hacerlo cada vez que nos encontrábamos. Sentí una gran paz interior. El deber cumplido. La encomienda entregada. La sensación de que Chávez, había comprendido la intención de mi atrevida intervención. En efecto, tiempo después, preguntó por mí en un evento en el Sur del Lago y terminé trabajando con el Ministro Rafael Ramírez. Otra historia que he venido compartiendo por retacitos. De verdad, creo que Chávez aunque muy emocional, como soy yo. Era receptivo a las críticas y las procesaba. Por eso dijo lo que dijo. Aunque no siempre hacía lo que debía. Era un ser humano. No un Dios.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1830 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: