A 7 años de su despedida que lo diga Hugo Chávez Frías porque: “Mientras la idea esté en pié, no se ha perdido nada”

“…ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Yo se los pido desde mi corazón”

Hugo Chávez Frías, 08/12/2019

¡COMO NOS GUSTA! Y HASTA NOS ENTRETIENE

Definitivamente, a much@s les gusta y les entretiene: el “brollo”, el “chisme”, la “maledicencia”, el “amarillismo”, lo “panfletario”, la “mentira”, el “engaño”, la “pelea”, el “cuento”, el “dime que te diré”, el “voy que quemo”, la “calumnia”, la “falsedad” y gracias a Dios y ¿quién sabe? Si gracias a las tres divinas personas: padre, hijo y espíritu santo; hay quienes disfrutamos también: la “inventiva”, la “imaginación”, la “innovación”, el “talento”, la “originalidad” y, por si fuera poco, nos gusta, también, y bueno es reconocerlo y decirlo: nos gusta quienes “rectifican”, se “superan”, vuelven al “origen” y dicen cosas “bonitas”, “profundas”, “anheladas”, “amorosas” y pudiéramos decir: “coincidentes” y “compartidas”, a pesar de nuestras diferencias: teóricas, metodológicas y praxiológicas ¡Qué hermoso es cuando decimos y hacemos lo que pensamos! Lo “malo” o “inadecuado”, quizás, lo “triste” y hasta “despreciable”, es cuando decimos y escribimos “algo”, o una “cosa”, y terminamos haciendo “otra”, tal vez más “acorde” con lo que “pensamos”. O aquello que justifique nuestra “posición” e incluso a nuestro “líder”. No sé si logro explicarme con tanto entrecomillado.

Por eso, la flexibilidad y la plasticidad de las palabras puede servir para convertir un mismo actor o actriz, en “buen@” o “malo” en la novela. La palabra da para todo, para hablar o escribir cualidades y virtudes de un “líder” o para desnudarlo y darle una buena nalgada por traicionero.

Lo cierto es que leyendo el artículo del 06/12/2019, del respetado colega profesor, camarada y compatriota, Toby Valderrama, a quien he llamado, en algunos de mis artículos,” Pepe Grillo”. Ya ni me recuerdo ¿por qué?, tal vez, por lo que dije en el párrafo anterior: hay que buscar la pegada del título del artículo para captar a algun@s de quienes les gusta lo indicado, es decir: el brollo, el chisme, el amarillismo…. Por ejemplo, este artículo de Toby, que voy a comentar más adelantico. Me da la impresión que es uno de los menos leídos de sus artículos y es, a la vez, para mi gusto, uno de los que más debiéramos divulgar y debatir. Porque, en ese artículo, está la esencia y no la apariencia del SER socialista y allí encontramos ideas esenciales para poder seguir avanzando en el debate.

https://www.aporrea.org/actualidad/a285052.html

En fin, leí su certero y profundo mensaje, que hoy aprovecho para hacerlo mío, salvo algunos detalles que no comparto y he decidido entrecomillarlo e incluirlo en el título de este mi artículo de hoy.

En verdad, cuando la idea está en pié, porque nada ni nadie ha podido destruirla, eliminarla, opacarla, cosificarla o tergiversarla, ella – la gran idea –como un muñeco porfiado, a pesar del chubasco o del huracán de mentiras o de ofensivas y contraofensivas, se volverá a poner de pié y se mantendrá firme, e incólume, como el gran roble legendario.

AHORA BIEN: ¿A CUÁL IDEA CENTRAL NOS REFERIMOS?

El asunto es ponerse de acuerdo con la IDEA, es decir: ¿Cuál es la IDEA?

Voy a repetir aquí, algunos párrafos y destacar algunas “ideas claves” del mensaje de Chávez, hace 7 años. A objeto de hacer algunas preguntas, a partir de su lectura, en “voz alta” o “públicamente” y, a la vez, dejar algunas reflexiones, hoy 08/12/2019, cuando recordaremos aquel día en el que el comandante Hugo Chávez Frías, nos dejó fríos, sorprendidos y periclitados, pues, much@s intuimos que, ese mismito día, se estaba despidiendo de todo su pueblo y con su infinita bondad, generosidad y capacidad de ver “más allá de la curva”, nos estaba dando órdenes, instrucciones y orientaciones para los tiempos por venir que, hoy, se han hecho presentes. Chávez, presintió lo que hoy vivimos.

Oigamos al Hugo Chávez Frías de ese inolvidable 08/12/2012:
“ (…) es absolutamente imprescindible someterme a una nueva intervención quirúrgica. Y eso debe ocurrir en los próximos días. Incluso les digo que los médicos recomendaban que fuese ayer, ayer; a más tardar ayer, o este fin de semana. Yo dije: No. No, en verdad yo solicité permiso para el tratamiento hiperbárico, se presenta esto y yo quiero ir allá, yo necesito ir a Venezuela…Bueno, yo decidí venir, haciendo un esfuerzo adicional en verdad, porque bueno los dolores son de alguna importancia ¿no? Pero, bueno, con el tratamiento, calmantes, estamos en una fase preoperatoria…sin embargo en todos procesos hay riesgos, quién puede negarlo, en toda operación, y de este tipo ¿no?, y contra este mal implica un riesgo, implica un riesgo; eso es innegable…no quiero alargar mucho estas palabras, ya son casi las diez de la noche, al respecto, como está previsto en la Constitución, allí está todo previsto, una vez que se me autorice salir del país, pues es el vicepresidente, el compañero Nicolás Maduro, un hombre revolucionario a carta cabal, un hombre de una gran experiencia, a pesar de su juventud; de una gran dedicación al trabajo, una gran capacidad para el trabajo, para la conducción de grupos, para manejar las situaciones más difíciles. Lo he visto, lo hemos visto (…) ¡Cuánto, cuánto… ! En cuántas situaciones, en cuántas circunstancias hemos visto, y yo en lo personal, a Nicolás, acompañarme en esta difícil tarea, allí en distintos frentes de batalla. Pues, él queda al frente de la Vicepresidencia ejecutiva de la República, como siempre hemos hecho en permanente contacto. Pero yo quiero decir algo, quiero decir algo, aunque suene duro, pero yo quiero y debo decirlo, debo decirlo. Si como dice la Constitución, cómo es que dice, si se presentara alguna circunstancia sobrevenida, así dice la Constitución, que a mí me inhabilite, óigaseme bien, para continuar al frente de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, bien sea para terminar, en los pocos días que quedan…Y sobre todo para asumir el nuevo período para el cual fui electo por ustedes, por la gran mayoría de ustedes, si algo ocurriera, repito, que me inhabilitara de alguna manera, Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir, como manda la Constitución, el período; sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que —en ese escenario que obligaría a convocar como manda la Constitución de nuevo a elecciones presidenciales— ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Yo se los pido desde mi corazón. Es uno de los líderes jóvenes de mayor capacidad para continuar, si es que yo no pudiera —Dios sabe lo que hace—, si es que yo no pudiera, continuar con su mano firme, con su mirada, con su corazón de hombre del pueblo, con su don de gente, con su inteligencia, con el reconocimiento internacional que se ha ganado, con su liderazgo, al frente de la Presidencia de la República, dirigiendo, junto al pueblo siempre y subordinado a los intereses del pueblo, los destino de esta Patria….Algunos compañeros me decían que no hacía falta, o han opinado en estas últimas horas, que no hacía falta decir esto. Pero en verdad yo he podido desde La Habana decir casi todas las cosas que he dicho esta noche, en esta media hora casi, pero yo creo que lo más importante, lo que desde mi alma, desde mi corazón me dicta la conciencia, lo más importante, o de lo más importante que yo vine aquí, haciendo el esfuerzo del viaje, para retornar mañana, una vez se me conceda el permiso, ha sido esto, Nicolás, de lo más importante, de lo más importante…No faltarán los que traten de aprovechar coyunturas difíciles para, bueno, mantener ese empeño de la restauración del capitalismo, del neoliberalismo, para acabar con la Patria. No, no podrán, ante esta circunstancia de nuevas dificultades -del tamaño que fueren- la respuesta de todos y de todas los patriotas, los revolucionarios, los que sentimos a la Patria hasta en las vísceras como diría Augusto Mijares, es unidad, lucha, batalla y victoria…” (los subrayados y negrillas, si salen, son nuestros)



Cientos de IDEAS pueden deducirse de estas claras e irrebatibles instrucciones, orientaciones u órdenes, de quien para much@s de nosotr@s se convirtió en su ídolo, su jefe, su guía, su líder político, su comandante, e incluso, se llegó a tal fanatismo e idolatría que, por ejemplo, Toby Valderrama, se atrevió a decir y divulgar el lema: ¡Chávez o Nada! Entonces, en su extremismo con Chávez – tengo la impresión que – cuando este se despidió de nosotr@s pareciese que él y much@s otr@s, se hubieran quedado sin esperanzas. Como quien queda sin amor en su corazón después de algún despecho. Desheredados del supuesto “legado de Chávez”, porque pensaron, tal vez, que su otro “líder” lo heredaría. Como no lo heredaron por boca del “padre”, algunos de sus hijos que sintieron que no fueron beneficiados, lo han querido asumir y defender, a su manera, irrespetando las sabias, sentidas y profundamente meditadas palabras del propio Chávez, ese 08/12/2012.

A él y a sus ideas, defendieron muchas veces, así estuviera equivocado. Como en efecto, estuvo equivocado muchísimas veces. Y ¿entonces? ¿Qué hacer? Cuando estaba vivo, PREFERIMOS CALLAR, en lugar de alertarlo, criticarlo constructivamente, de señalarle sus errores y advertirle con tiempo para que no nos estrelláramos por las fallas generadas durante su gobierno. Y no contentos con ello volvieron a CALLAR, por un instante, cuando lo que debían es continuar la crítica constructiva y los aportes a un proceso complejo y difícil que lo que más necesita es UNIDAD y sobre todo Unidad Cívico-militar. Si comprendemos en lo que andamos y no tenemos urgencia histórica.

¿Por qué no se hicieron las críticas en el momento oportuno sino cuando ya no había remedio? O ¿Por qué ahora si se hace de frente con Nicolás Maduro? Quien, por supuesto, necesita ser criticado y también alertado.

En cambio, ahora, cuando Chávez no puede defenderse, rebatir argumentos, explicar con más detalles, oponerse a ideas que no son de él sino de otros. En fin, cuando ya es tarde para ir en contra de los argumentos y las instrucciones del propio Chávez – correctas o incorrectas – nos vamos a poner a contradecirlo, oponernos a sus indicaciones , en lugar de ayudar al compañero Presidente, Nicolás Maduro Moros, a tomar consciencia de su fallas y desaciertos y, entonces, en lugar de ayudarlo, en lo que nos sea posible, para que cumpla la titánica o ciclópea tarea que le fuera asignada por el mismísimo Hugo Chávez, se dedican a descalificarlo y deteriorar su imagen y destacar la de otros ¿Es así como vamos a cumplir con la orden de Chávez?

¿Por qué carajo no vimos un artículo de Toby Valderrama diciendo, cuando Chávez estaba vivo, que se había equivocado al elegir a Nicolás Maduro y que su candidato era Rafael Ramírez quien había sido su jefe en PDVSA y lo ayudó a darse a conocer y a impulsar sus proyectos?

En lugar de esto ¿Qué hacemos? No voy a repetirlo: “lo que está a la vista no necesita anteojos”: ataque inmisericorde, injusto y desconsiderado.

ME PREGUNTO ENTONCES PARA PODER ENTENDER MEJOR:

¿Maduro es Chávez?

No. Maduro no es Chávez. Ni pretende serlo. Cuando quiso parecerse a él le quedó muy feo. Ahora: ¡Maduro es Maduro! Aunque se haya alimentado y aprendido de Chávez. Y… ¡como aprendió hermano!

¿Maduro era el mejor de todos los que rodeaban a Chávez?

¡No! Pudo haber mejores que él. Tal vez. No lo sé. Me imagino que había otras opciones. Sólo que Chávez eligió a Maduro. Y much@s pensamos y nos hemos percatado que fue acertada su elección. Aunque tú no la compartas. Tal vez, porque desconoces muchas cosas. De un lado y otro.

¿Maduro es mejor que Rafael Ramírez Carreño?

Hoy, sí. Maduro tiene más conocimiento, liderazgo y experiencia que RRC para gobernar nuestro país. Incluso, a pesar de ser Presidente y ser vulnerable, como tú sabes, a los ataques a su honestidad y rectitud en el manejo del erario nacional, resulta que tiene mejor imagen que muchos quienes hoy aspiran a conducir a la nación.

Ayer, tal vez no era el candidato más indicado ¿Cómo saberlo? No hay puntos de comparación.

¿Acaso es comparable la titánica labor de Nicolás Maduro como Canciller, durante 6 años, o los 6 años como Presidente de las adversidades, con la de Rafael Ramírez en PDVSA, durante más de 10 años y con todo el dinero del mundo?

Independientemente de quien era mejor: ¿A quién eligió el comandante Chávez y después fue ratificado por el pueblo una y otra vez? A Maduro.

¿Se pudo haber equivocado Chávez, aquel 08/12/2012, al elegir a Maduro como su posible sucesor?

Sí, pudo haberse equivocado ¿Por qué no? Era un humano con muchas imperfecciones que él mismo las reconocía. Salvo su fanaticada y quienes lo endiosaron y que aún lo siguen endiosando, como lo hicieron con Bolívar, con Zamora aunque no lo han hecho con Simón Rodríguez.

Si estuviera vivo Chávez: ¿Qué pensaría? ¿Qué le diría a Maduro? ¿Qué le diría a Rafael Ramírez o a Diosdado Cabello? ¿Qué pensaría de la corrupción descubierta en PDVSA? ¿Le diría traidor a Maduro o calificaría a Rafael Ramírez de traidor de su legado y del proceso?

No tengo respuesta a algunas de esas interrogantes, salvo especulaciones mías. Tendría que responderlas el comandante Hugo Chávez Frías si estuviera vivo. Sólo quiero, en este instante, pedirte Toby y pedirles a tod@s quienes pudieran leer este artículo, que oigamos con todo el cerebro (racional, límbico y práctico) a quien nos dejó una orden:

¡UNIDAD, LUCHA, BATALLA Y VICTORIA!

Esa es, para mí, la GRAN IDEA sobre la que hay que centrar el debate. Dudar de la honestidad de uno u otro, de su compromiso y de su identificación con la construcción del socialismo, nos ha traído distracción de esfuerzos, divisiones y mucha pérdida de tiempo.

Por eso, en aras de la UNIDAD de las fuerzas patrióticas y socialistas, aún a pesar de nuestras diferencias, apreciado y respetado, Toby, quiero compartir con tod@s, la esencia de tu artículo de hace dos días.

“MIENTRAS LA IDEA ESTÉ EN PIÉ, NO SE HA PERDIDO NADA”

En especial, comparto estos párrafos de tu excelente texto:

“Son días terribles, quién lo puede negar…Son días terribles… pero siempre hay esperanza. Nada, nadie, por más poderoso e inhumano que sea, podrá derrotar a una idea justa, en cambio, ya lo dijo Martí: “una idea justa desde el fondo de una cueva puede más que un ejército”.
La idea viene desde lo profundo de la historia, nos acompaña desde aquel “Amaos los unos a los otros”, desde los cristianos primitivos. He allí la esencia de la lucha del humano desde que abandonó el Edén, la lucha del amor contra el odio. Y tal como el mandato del Comandante Chávez en su testamento, es la “Lucha contra la lógica del capital”.
El odio a través de la historia ha adquirido diversas formas: la crucifixión, la inquisición, las guerras mundiales, la esclavitud, las dictaduras, los genocidios, el capitalismo. A pesar de todas las dificultades, el odio no ha podido vencer, desaparecer al amor. El amor siempre está allí, la idea supera todos los ataques.
Es verdad que atravesamos días terribles, sin embargo ahora estamos mejor armados para la batalla. Somos un pueblo, uno de los pocos en el mundo, que tocó con los dedos el futuro, que vivió por un tiempo en fraternidad, en amor. Con Chávez, y ese es su principal mérito, vivimos momentos en los que fuimos una verdadera sociedad, fuimos humanos, derrotamos el odio, vivimos una alegría colectiva, gozamos de las recompensas espirituales. Hoy la idea del amor tiene asidero material, conocimos de manera directa la existencia de otra manera de vivir, otro mundo es posible.
Es verdad que la idea del amor sufrió un revés, una traición, pero sigue en pie. Se repliega al fondo de la cueva de Martí, a lo hondo del alma pura de los pueblos, desde allí es invencible... algún lugar está Rocinante esperando a un Quijote que devuelva a la Humanidad la esperanza concreta.
Es así, son tiempos que reclaman el coraje de no negar el sueño, de mantener la idea, la llama encendida, de escribir, de hablar, regando la semilla que seguro alguna caerá en terreno fértil. Hay que tener calma…ya no hay lugar para engaños, todos están desnudos, los traidores se conocen, no pueden engañar, los débiles se fueron a sus casas, los oportunistas reptan como siempre. La idea está clara, y hay una masa humilde, engañada desde siempre... Y cuando la conexión amorosa se restablezca… entonces se retomará el camino de la construcción del mundo del amor, de la fraternidad, que algunos llaman Socialismo y otros Cristianismo de Cristo, y desde el 4 de febrero los venezolanos llamamos Chavismo de Chávez, los verdaderos, los primitivos.”

https://www.aporrea.org/actualidad/a285052.html

Lo demás, lo que hemos eliminado de tu artículo, que es casi nada, sería dejar de reconocer lo que está a la vista: El Presidente Nicolás Maduro Moros, no sólo es nuestro Presidente Constitucionalmente, elegido y juramentado, sino que es nuestro LÍDER y aunque les duela a algun@s ha sido y esperemos que siga siendo mucho mejor gobernante que Hugo Chávez Frías, porque en 6 años ha logrado derrotar no sólo a la oposición externa e interna – de la que tú, por cierto, junto a Rafael Ramírez Carreño y muchos otros disidentes formas parte– sino que hemos podido – al menos, hasta ahora – derrotar a la potencia imperial más fuerte del mundo: al imperio sionista estadounidense-israelí. El Presidente Hugo Chávez estuvo muy claro en eso cuando reconoció, hace 7 años atrás, por qué debía ser Nicolás Maduro Moros y no otro quien lo sustituyera. Otra cosa, lo comprendo, es pensar que Nicolás Maduro se mantendrá como Presidente todo el tiempo. Ya lo he dicho y así lo ratifico, asumiendo como lo hago ahora todos los riesgos de no ser comprendido:

Maduro no terminará su período hasta el 2025.

https://www.aporrea.org/actualidad/a282847.html

Entre Diosdado, Héctor y Delcy estará quien lo suceda

https://www.aporrea.org/actualidad/a284832.html

Mientras pasa lo que tenga que pasar. Voy a recordar, una vez más. Y se los irá demostrando, el día a día, que iremos viviendo en el porvenir, que Chávez y el pueblo no se equivocó en elegir a Maduro como nuestro Presidente Constitucional. Otra cosa es que, por alguna razón, que sinceramente desconozco, no pueda culminar su período hasta el 2025:

“…si algo ocurriera, repito, que me inhabilitara de alguna manera, Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir, como manda la Constitución, el período; sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que —en ese escenario que obligaría a convocar como manda la Constitución de nuevo a elecciones presidenciales— ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Yo se los pido desde mi corazón. Es uno de los líderes jóvenes de mayor capacidad para continuar, si es que yo no pudiera —Dios sabe lo que hace—, si es que yo no pudiera, continuar con su mano firme, con su mirada, con su corazón de hombre del pueblo, con su don de gente, con su inteligencia, con el reconocimiento internacional que se ha ganado, con su liderazgo, al frente de la Presidencia de la República, dirigiendo, junto al pueblo siempre y subordinado a los intereses del pueblo, los destino de esta Patria….Algunos compañeros me decían que no hacía falta, o han opinado en estas últimas horas, que no hacía falta decir esto. Pero en verdad yo he podido desde La Habana decir casi todas las cosas que he dicho esta noche, en esta media hora casi, pero yo creo que lo más importante, lo que desde mi alma, desde mi corazón me dicta la conciencia, lo más importante, o de lo más importante que yo vine aquí, haciendo el esfuerzo del viaje, para retornar mañana, una vez se me conceda el permiso, ha sido esto, Nicolás, de lo más importante, de lo más importante…”

Y remató diciendo, sin pensar, tal vez, en la disidencia, la deslealtad, la traición y la oposición interna o ¿Quién sabe pensando en ella?

“No faltarán los que traten de aprovechar coyunturas difíciles para, bueno, mantener ese empeño de la restauración del capitalismo, del neoliberalismo, para acabar con la Patria. No, no podrán, ante esta circunstancia de nuevas dificultades -del tamaño que fueren- la respuesta de todos y de todas los patriotas, los revolucionarios, los que sentimos a la Patria hasta en las vísceras como diría Augusto Mijares, es unidad, lucha, batalla y victoria…”

Claro, para “los patriotas y revolucionarios” y para “los que sentimos la Patria hasta en las vísceras” No para los que usan su inteligencia creativa y sus ideas, para tratar de imponérnoslas por encima de las ideas que nos dejó Hugo Chávez Frías y las que ha venido generando nuestro nuevo Líder, Nicolás Maduro Moros, al lado del pueblo que hoy le acompaña.

¡Viva Hugo Chávez Frías!

¡Viva Nicolás Maduro Moros!

¡Viva el pueblo consciente y comprometido!

¡Abajo las desleales y traiciones al legado y a las órdenes del comandante!

¡Abajo quienes no son auténticos en su actuar y se ponen del lado contrario de la historia!

¡Abajo quienes conspiran en contra de la UNIDAD!

¡Viva América Latina y el Caribe UNIDA en una sola Patria Grande!

¡Por la UNIDAD de tod@s l@s revolucionari@s del mundo a favor de una necesaria e inaplazable Revolución Mundial!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 712 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a285111.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO