Crítica ácida

Culpa de quien les dio y les da el insoportable garrote

Los pitiyankys tienen que estar excesivamente en duda acerca de sus preferencias, son infinitas las pruebas siglo XXI de las nada demócratas actitudes asumidas por capitalistas estupidizados como jamás, mientras el mundo reacciona con repudio o cuando menos con sospechas, frente a la denigrante conducta del salvajismo mercantilista. La actual crisis bancaria en Estados Unidos ratifica que el sistema económico gringo es frágil y puede seguir siendo azotado por tormentas económicas cada vez más grandes y frecuentes.

No es opinión de un comunista, tampoco de un venezolano chavista, o de cubano, nicaragüense o vietnamita, se trata del estadounidense de 80 años Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía "Hemos creado un sistema económico que es más frágil y por lo tanto más propenso a ser bombardeado por shocks, impactos que experimentamos con efectos más grandes", lo expresó Stiglitz en artículo de "The Washington Post" marzo 2023, agregando que grandes pánicos financieros y recesiones han azotado periódicamente a EEUU, turbulencias no fáciles de eliminar de la economía.

El reputado Stiglitz agrega "también puede ser difícil lograr un equilibrio del sistema económico por sí solo, no se corrige a sí mismo cuando es bombardeado por todo tipo de conmociones". Stiglitz estuvo a cargo del Banco Mundial entre 1997 y el 2000 y para este 2023 habla de la frecuencia de eventos que sacuden el sistema económico y la aparición de nuevos riesgos, lo que hace pensar en forma similar a otros analistas, que se avecinan nuevos peligros financieros. "El crecimiento de los mercados privados no regulados, la brecha cada vez mayor entre EEUU y China más las consecuencias financieras del cambio climático separan a Rusia y China" les dijo Stiglitz a sus entrevistadores del "Washington Post".

Mr. Stiglitz, con todo respeto afirmo que usted nos miente porque la reunión de marzo 2023 entre las máximas autoridades de Rusia y China, lo dejan en ridículo, usted engañará a los enemigos de ambas potencias, pero no a la verdad de los acontecimientos, los cuales según usted mismo "son entornos volátiles actuales que podrían desencadenar nuevas inestabilidades".

La nota publicada por The Washigton Post se pregunta si es una casualidad la crisis en EE UU en las últimas cuatro administraciones enfrentado problemas económicos lo suficientemente graves como para justificar una intervención gubernamental extraordinaria, señalando que ese patrón no parece ser consecuencia del azar. El fiasco gubernamental capitalista lo manifiesta el propio gringo Stiglitz, al asegurar que décadas después de la Segunda Guerra Mundial las restricciones a los flujos de capital y la estricta regulación de las finanzas mantuvieron bajo control los riesgos de inestabilidad.

Lo de Stiglitz, laureado premio nobel de economía es que se autopromociona falsamente asegurando una "suavización de la estabilidad en 30 años posteriores al final de la Guerra Fría, porque florecieron vínculos financieros y de producción transfronterizos dando pie a generar mayores riesgos que han sido menos visibles". Mr. Stiglitz, please, tome en cuenta que precisamente son esas calamidades económicas recientes y en rápida sucesión las que usted enumera contradiciéndose, precisado a admitir la crisis financiera mundial de 2008, la pandemia de 2020 y la quiebra de Silicon Valley Bank, episodios que usted afirma tenían poco en común y surgieron luego de períodos de presunto éxito.

Stiglitz lo que confiesa son equivocaciones del capitalismo salvaje y quien no lo quiera sostener le bastaría conocer por ejemplo que las tasas de interés y un escenario geopolítico relativamente tranquilo, es a la vista intranquilo, por eso le agrego que tiene antecedentes políticos los cuales no alcanzan a justificar al salvajismo del capital, nada demócrata, y mucho menos exitoso, sumo fracaso demócrata representativo.

En otras palabras Mr. Stiglitz usted les da el garrote a quienes apoyan en economía política y no pueden abandonar las equivocaciones tan solo parloteando de logros, alcances, éxitos o como lo quieran catalogar, a mí manera de ver a Dios gracias el exultante capitalismo salvaje anda en desbandada global y con poquísimas posibilidades de alzar cabeza intentando convencer a la colectividad universal.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1430 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: