Diario de una Cuarentena: Capítulo 538

Sobre la Petrolia del Táchira y el Acuerdo de Achnacarry (I)

A 1.099 días del inicio de la contingencia en la República Bolivariana de Venezuela producto de la pandemia global de la Covid 19, en el inicio de la semana 157 de esta contingencia, y siendo el lunes 20 de marzo de 2023, hoy me quiero referir un poco a la Petrolia del Táchira y al Acuerdo de Achnacarry.

Sobre este tema es importante referirse, ya que uno de los que me inspiró a referirme sobre el mismo es porque en el primer módulo del Diplomado Sobre Medidas Coercitivas Unilaterales (MCU) que me encuentro cursando en estos momentos, el profesor y Premio Nacional de Historia, Manuel Carrero, que como es obvio, nos impartió clases en el primer módulo del mismo, que es un módulo referido a la historia, disertó sobre el rol que tuvo Venezuela a lo largo de la historia. Ese rol de país exportador de materia prima y como mercado nos ha hecho dependientes y eso aun lo estamos pagando caro, incluso en este contexto de agresiones y de medidas unilaterales, extorsivas y criminales en contra de nuestro país.

Y si no revisamos la historia no podemos comprender lo que estamos viviendo y en lo que estamos metidos. Porque cuando se comprende en lo que estamos metidos entonces adquirimos conciencia. Y en estos momentos, más que tener o manejar información, lo cual en estos tiempos es relativamente fácil dado el avance de la tecnología y ahora con la inteligencia artificial (aunque esto es un tema aparte) de lo que se trata en estos momentos es de tener conciencia.

También es bueno que señale que buena parte de la información que señalaré acá se ha basado en un excelente trabajo del Observatorio Socialista Petrolero coordinado en su momento por el compañero Fernando Travieso, en el que se refieren a la historia petrolera venezolana y en especial sobre el Acuerdo de Achnacarry y la Petrolia del Táchira. Recomiendo incluso sugiero la reedición de ese material, que debe ser conocido por nuestro pueblo.

Carrero en la disertación que nos dio en el Primer Módulo del Diplomado y como buen tachirense, nos habló bastante sobre el tema de la Petrolia del Táchira, más tal vez en razón del tiempo, no nos habló del Acuerdo Achnacarry. Sin embargo si estas líneas le llegan, le agradezco que su clase desató en mí la inquietud del conocimiento, y profundicé en los elementos que nos dio en su disertación, lo cual agradezco, y que me motivó a escribir estas líneas que a continuación presento, honrando además mi compromiso moral con mis lectoras y lectores de ir difundiendo paulatinamente los conocimientos que he ido adquiriendo en el curso de este extraordinario Diplomado.

La energía ha significado para las sociedades de todos los tiempos un instrumento indispensable para moldear elementos de subistencia, porque ha sido ella, en buena medida, la que ha definido y moldeado modelos civilizatorios. El progreso de una nación, su maquinaria de defensa y la calidad de vida de su población están vinculados intrínsecamente con la energía y es la potencialidad y disponibilidad lo que condiciona el grado de utilización. Entre las diversas formas de energía que ha experimentado la humanidad: madera, carbón, gas, energías renovables y petróleo, este último resulta insuperable en cuanto a calidad y versatilidad, tanto que las demás ni podrían sostener el ritmo de industrialización actual.

Venezuela logró hace 200 años la independencia política de España, más nunca fue un país soberano e independiente realmente. Nos volvimos independientes, pero ahora de lo que se trata es de que realmente seamos un país emancipado. De eso se trata las luchas que libramos hoy en día.

Indudablemente que un 24 de junio de 1821 logramos en las sabanas de Carabobo en el plano internacional y luego de casi 11 años de guerra terrible, nuestra indepedencia, refrendada en 1823 con la Batalla Naval en el Lago de Maracaibo, pero luego entramos y de esto muy poco se refieren los historiadores, entramos en la dominación de países que comenzaban su proceso de industrialización en Europa como Alemania, Inglaterra, Francia y Estados Unidos, porque vino su dominación a través de la economía, del mercado internacional y el rol que nos dieron en aquel entonces y que nos han dado hoy en día.

Y cuando hemos señalado en el presente escrito que Venezuela es un país de energía, no sólo lo expresamos por el potencial petrolero o de producción de energías limpias y renovables, como en el caso de la hidroelectricidad, o por el sol o la energía eólica. Venezuela también tiene una enorme energía morfogenética, de la cual me he referido de ella en otras oportunidades, gracias a la guía y azimut que me dio en su momento uno de mis mentores ideológicos, el Comandante William Izarra, y los pininos que he comenzado sobre los estudios de física cuántica.

Cuando Napoleón muere, Europa se reconfigura políticamente. Inglaterra que es una isla, durante todo el siglo XIX tuvo un enorme desarrollo del comercio, la educación, la ciencia y la tecnología, se aparta de Europa y logró unos avances tan extraordinarios en el marco de la Revolución Industrial, que por eso es que comenzó su expansión y el dominio de los mares y otros elementos que podemos estudiar perfectamente a lo largo de las entregas de esta columna.

El petróleo siendo la energía del siglo XX, transformó las ideas sobre la economía e innovación tecnológica y su utilización forjó condiciones de vida distintas a las que se desarrollaban mucho antes de la era petrolera. Hoy en día, la importancia del petróleo para cualquier país y economía viene dada por la capacidad de determinar las formas de interacción de las naciones en el mundo.

Durante las dos guerras mundiales, aunque en el caso de la Primera por lo menos, de lo que se trato realmente fue de un conflicto entre las grandes potencias europeas y que nos vendieron como "Guerra Mundial" porque así se consideraba el mundo hace un poco más de un siglo, se constituyeron en una especie de competencia entre naciones con un grado de industrialización relevante, por el dominio de los yacimientos petrolíferos del mundo y las rutas de suministro. Las consecuencias de cada una auspiciaron el despliegue a mayor escala de las fuerzas propias de los países vencedores y sus compañías petroleras para garantizarse el petróleo necesario y controlar el suministro de los perdedores. Después de la II Guerra Mundial, se desprende un panorama de irreversibilidad: es tan grande el grado de relación entre el modelo y el modo de producción capitalista, que sin el primero, el segundo declinaría.

Cuando Venezuela se independiza de España, nos convertimos en la tentación para varios países. Y caímos en el mercado europeo y fuimos lo que ellos quisieron, aplicándonos la división social del trabajo. De ahí que fuimos durante mucho tiempo exportador de alimentos y hoy en día de petróleo, porque ese fue el rol que ellos dispusieron para nosotros.

Por eso es que las agresiones, sanciones e invasiones de países desarrollados sobre países con reservas de petróleo o próximos a ellos debemos entenderlas como acciones geopolíticas dadas a ejercer dominio y control sobre las reservas de petróleo de determinadas áreas geográficas y sobre las vías de suministro del mismo. La justificación de lo antes mencionado, radica en el papel que juega la energía en la consolidación hegemónica y en la manutención hegemónica.

Venezuela es hoy en día, la nación con las mayores reservas certificadas de petróleo en el mundo, registrando al cierre de 2010 un total de 296,5 mil millones de barriles (creo que supera los 350 mil millones en la actualidad), superando a Arabia Saudita (266 mil millones de barriles), además de las reservas de gas y carbón, la posición geográfica y la infraestructura instalada y capacidad de producción, todo ello le da una connotación estratégica que "advierte" la posibilidad de advenimiento de incursiones extranjeras en el territorio, sin embargo, Venezuela ha ratificado a los países consumidores el suministro seguro y confiable del petróleo que necesiten para mantener el ritmo de sus economías y la calidad de vida de su población siempre que se le pague.

De ahí la necesidad de abordar el análisis de hechos significativos de la historia venezolana, donde se relaciones precisamente ese aspecto histórico con el político de Venezuela, del ayer con la actualidad. Por eso es que el descubrimiento de aspectos no evidenciados de nuestra historia nacional, debe ser parte de los objetivos que nos tracemos en lo sucesivo.

De ahí la necesidad de que me refiera y hasta trate de hacer una caracterización histórica de la Compañía Nacional Minera "Petrolia del Táchira" conocida por sus siglas (CNMPT), sus inicios, su operatividad pero sobre todo su zona de influencia. Y también la referencia al Acuerdo Achnacarry como elemento fundamental para la no renovación de la concesión a la Petrolia del Táchira y su repercusión en nuestra industria petrolera y su desarrollo.

Salvador De La Plaza (2010) en su libro "Breve Historia del Petróleo en Venezuela", hace una referencia a la Petrolia del Táchira, que me permito transcribir:

"Creo que en las instalaciones de la Petrolia del Táchira de Pulido se conservan sobre unas ruinas. Esto demuestra que los venezolanos son capaces de haber explotado directamente el petróleo, y si no lo han hecho ha sido por la traición de las clases dominantes. La compañía de Pulido ha podido ser ampliada y desarrollada en el tiempo como empresa nacional".

"Desde la Petrolia del Táchira, ningún venezolano ni el Estado se interesaron por la explotación directa del petróleo, hasta que en 1954 fue incluida en el proyecto petroquímico la instalación de Morón de la refinería experimental y luego, con la creación de la CVP a la que se fijaron por objetivos la perforación, explotación, refinería y venta de petróleo".

Salvador De La Plaza continúa: " En 1920 el embajador de Estados Unidos, McGoodwin, recibió instrucciones de Washington para que se entrevistara con Juan Vicente Gómez a fin de lograr que le fueran otorgadas concesiones a los norteamericanos".

Comenzaba pues en aquel entonces la puja entre los capitales británicos y los estadounidenses que salían de Estados Unidos en búsqueda de reservas, dado el impacto de las conocidas en su territorio y que tuvo el gigantesco consumo en la denominada Primera Guerra Mundial, y que termina en el Acuerdo Achnacarry, realizado para repartirse las reservas mexicanas, venezolanas y eliminar toda participación nacional. De esto nos referiremos más adelante.

Acá con el apoyo del Observatorio Socialista Venezolano , desmontaremos la farsa de la justificación de la eliminación de la Petrolia del Táchira por "razones de rentabilidad", cuando realmente la Petrolia del Táchira fue el resultado más importante en materia petrolera después de la fundación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), del Acuerdo Achnacarry de 1928, en el que se crea el famoso cartel petrolero, que se le ha querido endilgar a la OPEP, y cuya realización fue por los campos venezolanos, pero que en realidad ocultaba la eliminación de la competencia que significó para las grandes transnacionales la gran compañía venezolana "Petrolia del Táchira".

Incluso para el apoyo de estas investigaciones, muchas veces se recurrió de fuentes bibliográficas que no nos son afines ideológicamente, pero que nos da una mayor amplitud. De ahí que sectores representativos de los intereses transnacionales rehuyen estos debates y de los análisis en profundidad que los pudiese desenmascarar, sobre todo en los hechos objetivos que conllevaron a la eliminación de la Petrolia del Táchira.

De ahí dos elementos importantes que debemos expresar al cierre de esta primera parte: En vísperas del agotamiento de las reservas mundiales de petróleo, siendo éste un recurso energético insustituible y no renovable, por cuanto su efectividad es superior a otras fuentes energéticas, la geopolítica de las grandes potencias viene dada en función de crear las condiciones para garantizarse el suministro de petróleo: controlar las reservas y yacimientos estratégicos, lo que representa una amenaza para la soberanía de los países que albergan grandes depósitos como de hidrocarburos en su territorio, como el caso venezolano.

El segundo elemento una mejor comprensión de los logros de la política petrolera en el gobierno de Hugo Chávez y el por qué nos atacan en estos momentos con Nicolás Maduro.

Pendientes de la próxima entrega que esto se va a poner candente.

¡Bolívar y Chávez viven y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1300 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: