Cuando mequetrefes hacen periodismo, sólo para mentir (cual bellacos mercenarios de EEUU), caso Alonso Moleiro…

  1. En llegando Chávez al poder, el alboroto mediático mundial contra nuestro país, adquirió dimensiones nunca vistas ni imaginadas en el pasado ninguna otra nación. De cada cien noticias sobre Venezuela, cien eran y siguen siendo falsas. Y entonces el mejor negocio del mundo para los más burdos mentirosos es hacerse periodistas, para luego exiliarse y, por supuesto, a salir a pedir dinero a ONG’s, a instituciones gringas y europeas. Miles de millones de dólares ha invertido el imperio euro-gringo en comprar y pagar periodistas en el mundo para que ataquen a mansalva a Venezuela.

  2. Es inmenso, el listado de medios y periodistas regados por el mundo para atacar a Venezuela, y diarios tales como El Comercio (Perú), El Universal (México), la revista Semana y El Espectador (Colombia), El Mercurio (Chile), Clarín (Argentina), ABC (España), El País (España) La Razón (España), El Mundo (España),… reciben una paga especial de los gobiernos de Occidente, por cada titular y por cada nota que se publiquen contra Venezuela.

  3. Estuve viendo un listado de más de tres mil quinientos medios junto con opinadores y periodistas que reciben dinero, cual mercenarios, para escribir notas negativas sobre Venezuela. Entre esos están Efecto Cocuy, La Patilla, Caraota Digital, El Pitazo, Infobae, Instituto Radiofónico Fe y Alegría, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), El Estímulo, la caterva de loros con programas financiados con fondos especiales de la USAID, como los de Patricia Poleo, Carla Angola, El Matacuras, Miguel Ángel Rodríguez, … todos con el formato destinado a "influir en la agenda del país", y utilizar el periodismo para mantener "medios independientes" como herramienta de dominio social.

  4. En este sentido, el caso del señor Alonso Moleiro desde el diario franquista El País es deprimente. Hijo de un supuesto líder de izquierda, se dedicó a ejercer ese tipo de periodismo miserable, pagado según el daño que pueda ocasionar a nuestro país, y en particular lo hace porque se acaban de comisar 12 toneladas de droga en la Operación Catatumbo, en el Zulia. Hoy, pues, 14 de marzo hace un reportaje sobre refritos de libros o medios gringos que atacan a nuestro país. Resulta que para este periodista, nosotros nos hemos convertido "en un país productor de droga, después de décadas de ser un puente clave para el tráfico de sustancias ilegales". Él, don Alonso, no llega a estas "revelaciones" por un trabajo de investigación real y directo, sino que le llega de fuentes de las bazofias gringas, y añade: "Así lo asegura el Gobierno de Estados Unidos y el portal Insight Crime, un monitor hemisférico que hace seguimiento al impacto del crimen organizado en la región. Coloca en tomando de esas fuentes: "En la era Maduro, el tráfico de drogas se ha atomizado con una proliferación de actores. La participación del país en la cadena global de suministro se ha expandido más allá del tránsito de drogas, con las primeras incursiones en la producción de cocaína", dice la investigación. Caracas, habitualmente a través funcionarios militares, cuestiona el sesgo de estos informes". Sólo dejo hasta aquí esta corta reseña sobre el triste papel de estos cagatintas, que de otro modo auténtico no podrían vivir. No tienen una obra, carecen de ideas propias, no tienen nada que decir, y por eso precisamente cobran, y por eso precisamente son lo que son…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 870 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: