La Revolución tiene su historia y la contrarrevolución también

2002: golpe de Estado contra Hugo Chávez y golpe petrolero criminal contra PDVSA

Han pasado 20 años de dos hechos de gran impacto para Venezuela: uno, el golpe de Estado del 11 de abril del 2002 que destituyó al presidente Hugo Chávez de la Presidencia y 47 horas después fue restituido es su cargo por la victoriosa intervención de la Fuerza Armada Nacional y la extraordinaria y masiva respuesta del pueblo que concurrió en su apoyo; y el otro, el paro criminal petrolero contra PDVSA iniciado el 2 de diciembre 2002 y terminó siendo derrotado el 3 de febrero de 2003 que fue planificado por adversarios del presidente Chávez exigiendo su renuncia a la Presidencia de la República. Hemos tomado estos dos hechos en recuerdo de veinte años de una Historia Revolucionaria librada por el presidente Hugo Chávez, el pueblo y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para enfrentar los más graves ejecutados por una oposición radical de extrema derecha y tecnocrática en alianza imperial con EEUU para acabar con el proceso de Bolivariano que apenas comenzaba a llevar adelante el presidente Chávez.

Extrema derecha y oposición que tiene también su rol contrarrevolucionario al Proceso Revolucionario Bolivariano. Sectores que veinte años después y siendo los mismos protagonistas de aquellos días continúan hoy en su afán por derrotar este proceso ahora agrupados bajo otra estrategia y con ropajes adecuados en concordancia a los "nuevos tiempos" que las altas esferas gubernamentales, de AN y BCV ("Reserva Federal-EEUU") han definido conjuntamente para cambiar el rumbo revolucionario ejecutado por Hugo Chávez en Venezuela durante sus periodos presidenciales.

Recordar estos dos hechos contrarrevolucionarios exige hacerlo de la manera más fidedigna posible a fin de evitar toda tergiversación y manipulación sujeta a intereses partidistas o ideológicos. Para cumplir con este propósito es necesario plantearse cómo se aborda el estudio y análisis de esa realidad para lo cual la información y el conocimiento que se tenga son medios fundamentales en tal sentido. Dos fuentes principales de información y conocimiento tenemos para ello. Una, es la fuente vivencial, testimonial, personal de quienes vivimos y sufrimos en carne propia (en Mérida) las consecuencias de estos ataques contra Chávez y el pueblo venezolano; y la otra fuente es la hemerográfica-bibliográfica-documental sustentada en periódicos, libros escritos por distintos autores y documentos publicados por organismos públicos para informar, narrar, analizar y compilar lo sucedido en los días del 2002 del golpe de Estado y Paro Petrolero del 2002-2003. En ambas fuentes está una realidad objetiva que difícilmente puede ocultarse y negarse. Igualmente existe otra fuente real, captada, filmada directamente y reproducida por periodistas, cineastas, canales públicos y privados por medio de informaciones y documentales disponibles en distintas formas y lugares. Esta última fuente es lo que se denomina realidad mediática de la que una parte de ella fue construida por los medios privados que tuvieron un protagonismo contrarrevolucionario inocultable siendo el caso de RCTV, Venevisión, Televen y Globovisión, entre otros.

De la fuente personal y vivencial y con la fuente hemerogáfica-documental-bibliográfica podemos recrear esta Historia Revolucionaria, tenerla tanto como testimonio para que nunca muera y como portaestandarte frente aquellos que desean borrarla por qué andan aliados en el intento de crear hoy lo que no pudieron conseguir en aquel entonces con semejantes actos terroristas. Pero es indudable que esta experiencia histórica de veinte años tenga de trasfondo la gestión presidencial de Chávez del 2002 al 2013 (año de su lamentable fallecimiento) y la gestión presidencial de Nicolás Maduro 2013-2022 que como se sabe fue elegido en 2013 para culminar el periodo de Chávez (2013-2019) y reelecto Presidente para el siguiente periodo (2019-2025).

La fuente personal, vivencial tiene el propósito de servir de apoyo en la construcción de esta Historia Revolucionaria puesto que la actitud personal asumida frente a estos hechos es importante reseñarla ya que fue política dirigida a respaldar al proceso revolucionario bolivariano de Hugo Chávez. Respuesta política en ambos casos sostenida no solo en lo personal sino colectivamente en el ámbito de la Universidad de Los Andes por un grupo de profesores con igual actitud política. Pero el principal medio en la construcción de esta Historia Revolucionaria y contrarrevolucionaria que muestra en su toda realidad ambos hechos es la fuente hemerográfica-bibliográfica-documental que constituye testimonio vivo de la lucha que libró en perfecta unión la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, pueblo venezolano y presidente Chávez para derrotar a las fuerzas y sectores extremistas que pretendían acabar de raíz el proceso liderado por él.

La fuente personal y vivencial para este artículo está representada por el trabajo de discusión teórico-político e ideológico que profesores en la Universidad de Los Andes a través del Grupo de Investigación de Análisis Sociopolítico de Venezuela ha realizado en seminarios sobre el proceso revolucionario Bolivariano de Chávez. Entre las actividades cumplidas por este Grupo de Investigación ha sido la de presentar ponencias en Congresos internacionales que dieron lugar a los libros que a continuación se hace una pequeña reseña en tal sentido.

Los libros publicados son resultados de las ponencias individuales que los profesores de este Grupo de Investigación junto con Clodosbaldo Russian y Rafael Correa Flores presentamos en los Congresos del CLAD (Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo) realizados en América Latina y el Caribe, como en Portugal y España. Estos libros son: Democracia, Pobreza y Gobernabilidad en América Latina y el Caribe (2006), de Amado Moreno/Rafael Correa/Clodobaldo Russian/ Nelson Pineda Universidad de Los Andes, Parlamento Latinoamericano, Contraloría General de la República; y Capitalismo y Revolución Bolivariana en Venezuela (2010), de Rafael Correa Flores, Amado Moreno Pérez, Nelson Pineda Prada y Pedro J. Rivas, Parlamento Latinoamericano/Universidad de Los Andes. Es importante para más detalle referir los capítulos de dichos libros.

Del primer libro: Democracia Participativa e Integración en la República Bolivariana de Venezuela; Democracia y Gobernabilidad en América Latina y el Caribe, de Amado Moreno Pérez; La Alternativa Bolivariana para la América (ALBA) Perspectiva Temática sobre la Integración Suramericana; La Alternativa Bolivariana para la América (ALBA): La Lucha contra la Pobreza y por la Democracia, de Rafael Correa Flores; Transparencia y Responsabilidad en la Administración Pública, Elemento Fundamental para la Lucha contra la Corrupción, de Clodosbaldo Russian; La Gobernabilidad Democrática en las Américas: El Caso Venezuela; El Tema Social en la Agenda de la OEA: Carta Social de la América, de Nelson Pineda Prada.

Del segundo libro: El Estado Empotrado: Las Misiones Bolivarianas como Instrumentos de Reforma del Estado; Políticas de seguridad y defensa del puntofijismo al bolivarianismo, de Rafael Correa Flores; Hegemonía capitalista neoliberal y revolución sociopolítica del Estado en Venezuela: 1979-2009, de Amado Moreno Pérez; Venezuela: del capitalismo rentístico al socialismo del siglo XXI, de Nelson Pineda Prada; Reforma del Estado venezolano y Educación; Democracia, Gobernabilidad y Educación en la República Bolivariana de Venezuela, de Pedro J. Rivas.

Con relación a la fuente hemerográfica-bibliográfica-documental existe un amplio referente informativo y analítico que muestra en su amplitud el golpe de Estado contra el presidente Chávez el 11 de abril y contra golpe del 13 de abril y el paro petrolero del 2012 y primeros días del 200. Hay que decir que es inmensa la información periodística y los análisis que existen de estos dos actos protagonizados por la oposición extremista de Venezuela en alianza internacional con EEUU-UE es difícil abordarla en esa dimensión. No obstante se hace una descripción general de esta fuente con los periódicos, libros y documentos más importantes en la información, descripción y análisis de estos dos hechos que muestran con lujo de detalles la Historia Revolucionaria librada por Hugo Chávez y unión pueblo-Fuerza Armada Nacional Bolivariana como también la historia contrarrevolucionaria protagonizada por la alianza imperialista norteamericana y oligarquía interna venezolana.

La fuente más numerosa es la hemerográfica compuesta por la prensa escrita de la época que durante más de año y medio, de inicio del 2002 a mediados del 2003, publicaba diariamente sobre el golpe de Estado del 11 de abril y paro petrolero informaciones, hechos, escritos y documentos. Esta prensa principalmente compuesta por Últimas Noticias, El Universal, El Nacional y Panorama. De estos periódicos guardo una colección de ellos de este lapso. Posteriormente con la publicación de documentos sobre ambos hechos se reprodujo páginas enteras de ambos con fotografías, titulares, escritos y declaraciones recogidos que están en: Los Documentos del Golpe (sexta edición 2009) el perro y la rana-Cultura Misión Socialista-Fundación Juan Vives Suriá; Así nació la nueva PDVSA (2009) PDVSA; Patriotas Del Petróleo Testimonios de la resistencia contra los golpistas (2002-2003) Annel Mejías-Margioni Bermúdez (2012)Gobierno Bolivariano de Venezuela Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información, que nos sirven para mostrar aspectos fundamentales de estos sucesos contrarrevolucionarios de manera sintética utilizando tres publicaciones que se detallan a continuación.

-De Los Documentos del Golpe. En la presentación de este material German Mundaraín Hernández, Defensor del Pueblo de la Revolución Bolivariana de Venezuela escribió: "Los sucesos del 11, 12 y 13 de abril de 2002, han provocado en nuestro país y en otras latitudes, un interesante debate acerca de la verdadera función que deben desempeñar los medios de comunicación en los sistemas democráticos, especialmente cuando estos sistemas viven procesos de cambios estructurales (…) El comportamiento de los medios en los sucesos de abril antes mencionados, ha puesto en tela de juicio la sinceridad de los propósitos éticos de ellos mismos proclamados y aceptados, así como la vigencia de la normativa en materia comunicacional (…) La publicación que hoy presentamos tiene como objetivo primordial evidenciar el papel jugado por los medios impresos en esta experiencia histórica que vivió la República. Para ello se ha optado por la compilación documental, pues se entiende que el material recabado habla por sí mismo. El contenido de los mensajes publicados por la prensa escrita evidencia los verdaderos intereses que se encontraban detrás del discurso "informativo" (…).

Este libro-documental contiene: un Prólogo escrito por Earle Herrea quien escribió: "Este es un libro del silencio, sobre el silencio, contra el silencio. También contra la invisibilidad y contra el olvido. Sobre todo frente a aquéllos que, desde la impostura y la apropiación mediática de la verdad histórica, hicieron suya la consigna "prohibido olvidar". También este libro va dirigido a quitarle las comillas a esa consigna, como ya se las borró el pueblo venezolano en jornadas memorables de lucha y sacrificios (…)

Los medios no solo engañaron sino que terminaron por autoengañarse. Tenían conciencia del enorme poder que estaban de su lado para derrocar al presidente Constitucional de la República, pero subestimaron al de las masas populares y al de la Fuerza Armada constitucionalista. Para motivar a los sectores medios de la población, desataron una campaña propagandística jamás vista en el país. Terminaron por creer que el presidente estaba "técnicamente caído" y se dejaron ganar por el cortoplacismo. "Fuera ya", "renuncia ya", "se va ya", eran las consignas que harían del inmediatismo y la frustración una misma cosa. La conspiración, como señalamos antes, alcanzó su punto máximo con el golpe militar del 11 de abril de 2002 y, amparados o absueltos los golpistas por el Tribunal Supremo de Justicia, con el paro insurreccional que se inició el 2 de diciembre del mismo año.

En la conspiración, los medios actuaron en complicidad con los sectores de la oligarquía nacional, no nacionalista; los viejos partidos que durante 40 años desangraron y saquearon al país; nuevas organizaciones políticas, algunas de éstas apropiándose el nombre de ONG y sociedad civil; la burocracia sindical ilegal e ilegítima de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), entronizada mediante elecciones fraudulentas en las que desparecieron el 50% de la actas; parte del alto mando militar hoy destituido y la nómina mayor de Petróleo de Venezuela (PDVSA, empresa de todos los venezolanos), dicha gerencia denominada "la meritocracia". La conspiración contó con el apoyo político y financiero de factores transnacionales de América y Europa").

También se reproduce la Columna El Espejo de José Vicente Rangel titulada Los documentos del golpe donde afirma:" En efecto se trata de un libro "para que nadie olvide" la miserable conjura urdida contra el estado de derecho y la democracia en ese tiempo de desprecio. Se trata de una referencia directa, cruda, inapelable de lo que entonces ocurrió. De los siniestros personajes que participaron en aquel asalto a la Constitución. ¿Por qué la importancia de este material? Porque ante él no hay excusa posible de los responsables. Los actores, justamente por la aventura mediática que les sirvió para armar y dar el golpe, quedaron atrapados en imágenes, titulares, editoriales y declaraciones. Su autoinculpación es evidente. Ya que no son los testimonios de terceros, o de simples referencias, sino de prueba plena ante la que no hay alegato posible. Es el recuento día a día de la artera maniobra, las reuniones de los conjurados, la convocatoria al paro del 2 de abril de 2002 por 24 horas, destacado con júbilo por El Nacional, El universal y otros. Es el llamado a un paro de 48 horas como un paso más en la escalada, con despliegue completo en los medios. Es el diario Tal Cual calificando el proceso golpista de "rebelión civil" el miércoles 19 de abril, y es 2001 exaltando en nota editorial la figura de Pedro Carmona ese mismo día. Es el comentario con firma responsable llamando "nuevos héroes" a Cisneros, Granier, Zuloaga, Petrica, Cuzco, Ferreras, Bardasano, la apología editorial de El Nacional titulada "jornada de rebeldía", y la iglesia felicitando a la sociedad civil y a los medios por la huelga general indefinida".

Este libro continua con tres partes más donde se detalla todo lo ocurrido publicado periodísticamente. Una titulada Aquellos días con tres secciones: Paro general; Paro general indefinido; Golpe de Estado. Otra Golpe a golpe, con: Paro general; Paro general indefinido; Sabotaje petrolero. Y finaliza este documento con un Epílogo escrito por Luís Brito García titulado Investigación De Unos Medios Por Encima De Toda Sospecha.

-El otro documento tipo revista es Así nació la nueva PDVSA (2009) PDVSA que constituye una amplia recopilación fotográfica y comentarios recogida en XIII Capítulos donde narra y analiza tanto el golpe de Estado del 11 de abril del 2002 y el golpe petrolero de diciembre 2002 y enero-febrero 2003.

En la Presentación de este material se escribe: "El sabotaje a Petróleo de Venezuela S.A. (PDVSA) entre diciembre de 2002 y febrero de 2003, perpetrado por una "casta" de gerentes que se creyeron propietarios de la industria, ha tenido un impacto en la vida y en la historia nacional que aún no ha sido comprendido en su justa dimensión. Desde esos días aciagos de la patria, Venezuela cuenta con una nueva industria petrolera, con una nueva visión y una nueva misión, que sólo es posible gracias al empeño de los trabajadores que aman a su país y la actuación de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas y del pueblo, que no se dejó arrebatar su más preciado bien colectivo".

Los capítulos recogen aspectos importantes de los actos del golpe de Estado del 11 de abril, días sucesivos del contragolpe del 13 y actos terroristas del golpe petrolero iniciado el 3 de diciembre 2002 y finalizado el 3 de febrero de 2003. Identificando los capítulos con sus títulos y citando pequeños tips de cada uno de ellos el lector o lectura tendrá una síntesis significativa de estos dos contrarrevolucionarios actos protagonizados por la oposición extremista de derecha internacional e interna.

Capítulo I Entre vampiros: "Desobediencia La nómina de PDVSA, que controlaba la política conocida como la meritocracia, fomentó las protestas entre los empleados de la industria (…) La trampa de los meritócratas, desde el inicio de la internacionalización en 1982, fue elevar los costos operativos, incluyendo en éstos, incluso, las operaciones fuera de Venezuela (…) Pacto Antidemocrático El 5 de abril de 2002, la CTV de Carlos Ortega, la Fedecámaras de Pedro Carmona, con la mediación del rector de la Universidad Católica, Luís Ugalde, deciden trabajar unidos contra Chávez",

Capítulo II Del paro al golpe: "Golpe empresarial Carlos Fernández, Pedro Carmona y Albis Muñoz, la plana mayor de Fedecámaras lideraban la conspiración (…) El 9 de abril hubo paro nacional a través de las televisoras del país. Fue una verdadera batalla mediática (…) Escenarios La sede de PDVSA en Chuao y el Fuerte Tiuna fueron puntos álgidos de la conspiración en marcha (…) Los marchistas de oposición se habían separado en dos grupos y avanzaban desordenadamente hacia la sede del Gobierno (…) Militares los oficiales golpistas utilizaron los medios de comunicación para dirigirse al pueblo (…) Canales privados Los medios planificaron y ejecutaron un golpe de Estado en el que los militares sirvieron de pretexto".

Capitulo III Pueblo libertador: "Máscara Bajo el ardid de la "desobediencia civil" los militares pretendían ocultar el golpe de Estado que estaban dando (…) Desde el 12 de abril Pedían a su Presidente La gente se agolpó, pese a la represión, a las puertas de Miraflores para reclamar la presencia de Hugo Chávez Frías (…) Pedro El Breve El presidente de Fedecámaras se autojuramentó el viernes 12 de abril, y de un solo plumazo abolió todos los poderes (…) Restaurada la Democracia En 48 horas el jefe de Estado volvió a su cargo. El pueblo y la FAN recobraron para Venezuela el hilo Constitucional".

Capítulo IV La tregua y el olvido: "La paz Alí Rodríguez Araque llegó a PDVSA a calmar los meritócratas. Ofreció diálogo y perdón, pero los golpistas querían más (…) Prohibido olvidar Tras la derrota del 13 de abril, con el regreso de Chávez, a los golpistas sólo le quedaba PDVSA. Fedecámaras y los militares estaban fuera de juego (…) Golpistas El entonces gobernador del estado Zulia, Manuel Rosales firmó el decreto Carmona (…) "El Breve", que desde el 15 de abril de 2002 tuvo casa por cárcel con vigilancia policial, se fugó de su propia residencia la mañana del 23 de mayo cuando salió a trotar".

Capítulo V Golpe: "Altamira Cada día los medios sintonizaban lo ocurrido en la Plaza Francia, era como si desde allí se procediera ejercer el golpe (…) Sectores de la clase media, alentados por la televisión se sumaron al paro".

Capítulo VI: "La guerra del petróleo Conspiradores Altos gerentes de la vieja PDVSA se unieron al plan desestabilizador orquestado por la CTV, Fedecámaras y los militares de Altamira (…) Combatientes El pueblo bolivariano dejó claro en las calles su vocación de paz y su disposición a salvar a la principal industria del país de la garra de los meritócratas".

Capítulo VII: "La gasolina o la vida El ataque venía por la gasolina como lo había anticipado Luís Giusti el 24 de noviembre en el Diario El Universal (…) Fondeado El Pilín León El buque tanquero fue varado frente a Maracaibo, donde apenas horas más tarde comenzaron, durante dos meses interminables colas en procura de la gasolina secuestrada por la Marina Mercante (…) Tragedia en Altamira El 6 de diciembre, la muerte llega al este capitalino, Joao Gouveia disparó contra los allí reunidos y los medios no tardaron en vincularlo con el Gobierno (…) Sacrificio Los choferes tuvieron que colgar sus hamacas y dormir en las estaciones de servicio a la espera de la gasolina (…) Acaparamiento".

Capítulo VIII: Déjeme reír Entereza popular La gente se resignó a realizar las largas colas a las que le obligaban (…) Civismo Aunque la falta de gasolina produjo una alta tensión, el pueblo no perdió nunca la calma".

Capítulo IX: León domado Salvación Trabajadores y voluntarios se sumaron a la tarea de rescatar PDVSA (…) La Gente del Petróleo, que había abandonado por completo las instalaciones de la industria, decía que nadie, salvo ellos, podría reactivarla (…) Lago de Maracaibo La tripulación del buque Pilín León salió a cubierta para saludar a la ex reina de belleza del mismo nombre, Miss Mundo 1981, quien vino en lancha a manifestarle su apoyo (…) Armada Militares patriotas acompañados de pescadores. Tomaron las embarcaciones (…) Fecha Patria El pueblo sintió que PDVSA era tan suya como la Fuerza Armada y la Bandera (…) El general Alberto Gutiérrez, jefe de la Guarnición de Maracaibo, asumió el control del barco con un grupo de técnicos (…) La oposición había hecho del Pilín León el buque insignia de sus epopeya. Permanentemente en pantalla, era el motivo de largos panegíricos (…) Tripulación El capitán Carlos López tuvo la tarea de conducirlo. A las cinco para las cuatro dio la orden de subir el ancla y encender las máquinas (…) Héroes El Presidente de la República acompañó a los trabajadores responsables del rescate del buque Pilín León (…) Recate heroico".

Capítulo X: La batalla de Carabobo: "La oposición tiene alma de tahúr. En abril apostó todo a los medios de comunicación y sacrificó a sus aliados de la Fuerza Armada. En diciembre apostó todo al Pilín León y perdió a su gente en PDVSA (…) Recuperación Tras el rescate del Pilín León, Bajo Grande comenzó a funcionar de nuevo (…) Angustia La reactivación de la plante de gas de Ulé resolvió el problema con las bombonas (…) El Palito El sabotaje a la planta constituyó un peligro para quienes se propusieron rescatarla (…) La oposición terminó aceptando la salida democrática del Referendo Revocatorio prevista en la Constitución Nacional, tal como lo había planteado el presidente Hugo Chávez, semanas antes de iniciarse el "Paro"(…) Batalla el trabajo de los operadores de la refinería El Palito que se opusieron al sabotaje y la comunidad que los apoyó en el rescate de la planta, evoca viejas glorias lograda en Carabobo".

Capítulo XI En Oriente sale el sol: "De las tres refinerías del territorio nacional, la de Puerto La Cruz fue la única que siguió funcionando durante el sabotaje iniciado el diciembre de 2002 (…) Las amenazas a los que se quedaron eran constantes. El fin evitar que las labores de la industria se mantuvieran (…) Compromiso El 95% de los trabajadores contractuales siguió laborando para sacar a adelante la estatal petrolera (…) Equipo Quienes se quedaron lograron mantener las operaciones en más de 80%. En la sala de control el trabajo no se detuvo (…) Producción La refinería procesaba 200 mil barriles de petróleo por día para abastecer la demanda de Nueva Esparta, Sucre, Monagas, Delta Amacuro, Bolívar, Guárico y Anzoátegui. (…).

Capitulo XII Máscara de papel: "La mayoría de los hidrocarburos venezolanos es el tipo pesado y extrapesado (…) Hidrocarburos Los crudos del lago de Maracaibo son ricos en gas (…) Nacionalización Tras cada finial de la recién creada PDVSA se encontraba una de las viejas concesionarias del petróleo, como "institutrices" de las nuevas operadoras (…) Producción La Apertura Petrolera implicaba sobrepasar, con creces, las cuotas fijadas a Venezuela en la OPEP (…) El "sermón" neoliberal sobre la competitividad en todos los niveles se hizo acompañar de ofertas de liquidación y jubilaciones especiales, para quienes se resistían al cambio. Aquella razzia a filo de billete se le llamó sarcásticamente "la Cajita Feliz" (…) Apátridas La Apertura no era más que la entrega de la industria y sus trabajadores a las transnacionales".

Capítulo XIII Soberanía petrolera: "Con la nacionalización de la Faja Petrolífera del Orinoco, el 1 de mayo de 2007, se recuperó la soberanía sobre el petróleo venezolano. La estatal petrolera controla el 60% de las operaciones de la región".

-Patriotas Del Petróleo Testimonios de la resistencia contra los golpistas petroleros (2002-2003) Annel Mejías-Margioni Bermúdez (2012).

Este libro consta de tres partes: una referida a narrar y describir todo lo relacionado con el golpe petrolero; una segunda parte que contiene una Cronología del paro petrolero; y una tercera, es una Selección de memoria gráfica. Al principio del libro sus autoras expresan: "En el año 2006 surgió la inquietud de relatar los pormenores del paro petrolero de finales de 2002 y principios del 2003, desde su principal antecedente: el golpe de Estado de abril del año 2002, hasta toda la cadena de sucesos que llevaron a los momentos aciagos en que una parte de la estatal petrolera, sobre todo la alta gerencia, apostó por sacar al presidente Hugo Chávez. La simbiosis entre la Confederación de Trabajadores de Venezuela, Fedecámaras y la Gente de Petróleo arriesgó por quebrar el país para fracturar un gobierno electo legítimamente por el pueblo venezolano".

Exponiendo lo que dicen sobre el contenido de este libro Mejías-Margioni se hace una síntesis sobre los aspectos que del golpe de Estado y del paro petrolero ellas narran y analizan.

"En la primera parte de esta investigación, se relatan de forma resumida los pormenores del golpe de Estado del año 2002 y la participación del sector petrolero, autodenominado meritocrático, en la salida fugaz del presidente Hugo Chávez. Sin duda, la marcha que partió desde PDVSA-Chuao hasta Miraflores, las concentraciones en contra de la destitución de siete gerentes despedidos y del nombramiento de Gastón Parra Luzardo como presidente de la estatal, y la paralización de las actividades de PDVSA durante esos días, revelan que, de no lograr el objetivo de sacar al mandatario nacional –como ocurrió-, se apostaría por un último recurso: atacar al músculo de la industrial de Venezuela, su empresa petrolera (…).

Luego los lectores encontrarán el terremoto político que vivió el país en casi siete meses de aparente tregua, desde abril hasta noviembre del año 2002, con las marchas y contramarchas, la Mesa de Diálogo y los tras cámaras de la plaza Francia, donde un grupo de militares se rebeló y declaró este espacio capitalino como "zona liberada".

Justamente, las muertes en la plaza Francia, perpetradas por el portugués Joao Goveia, caldearon los ánimos en PDVSA. A la par se planificaba ya el fondeo del buque tanque Pilín León hoy rebautizado Negra Matea, convertido en símbolo del golpe petrolero, y se desarrollaba el sabotaje, tanto del cerebro electrónico como de las instalaciones de la estatal petrolera, para parar la distribución del petróleo y sus derivados hacia el interior de la geografía nacional y a los países clientes de Venezuela (…).

En este libro también se aborda el papel de los medios de difusión masiva, que se convirtieron para ellos en el soporte del golpe petrolero. Inventaron muertes y accidentes en PDVSA, manipularon las informaciones en una penosa etapa de la historia del periodismo venezolano.

Sin embargo, como se narra en los posteriores capítulos, la participación de la Fuerza Armada Nacional en la custodia de PDVSA, en la distribución de combustible y alimentos permitió mantener el control del país. Luego vendría el rescate del Pilín León, con sus 44 millones de combustible, a la par se sumaba el trabajo de las heroínas y héroes que rescataron PDVSA, su cerebro electrónico, su producción y distribución (…).

A diez años de estos hechos, las heridas aún están abiertas en el pueblo venezolano, que vivió la falta de combustible, gas y la escasez de alimentos en plena época decembrina. Acá mostramos apenas un breve recuento de lo que ocurrió en las entrañas de PDVSA y el país durante los años de 2002 y 2003".

Hecho este recordatorio hemerogáfico-documental del golpe de Estado del 11 de abril y contragolpe para restablecer en la presidencia a Hugo Chávez el 13 de abril y sobre el paro petrolero del diciembre de 2002 y enero y febrero de 2003, se pasa ahora a reseñar la parte bibliográfica publicada a propósito de estos dos hechos contrarrevolucionarios. Se reseñan libros fundamentales publicados que contiene por un lado, de quienes informan, describen y analizan a detalle toda la conspiración montada y ejecución de sus planes por las fuerzas extremistas de derecha del país, con apoyo de EEUU y otros países. En este sentido están los libros de Guillermo García Ponce, El Golpe Del 11 De Abril, (2002); de Ernesto Villegas, Abril, golpe adentro (2002); de Francisco Mieres y otros autores, PDVSA y el Golpe (2003); de Germán Sánchez Otero la nube negra (20012); Andrés Ramón Guissepe Ávalo La conciencia de la lealtad Confesiones del general en jefe Jorge Luís García Carneiro sobre el golpe de Estado de abril de 2002 (2014); y de Luís Bilbao Chávez Después del golpe y el sabotaje petrolero Conversaciones con luís Bilbao (II) (2003). En la línea de explicación y defensa golpista están el libro de Antonio Francés-Carlos Machado Allison titulado Venezuela: la crisis de abril (2002); de Pedro Carmona Estanga Mi testimonio ante la historia (2004); y de Alfonso Molina 2002 El año que vivimos en las Calles Conversaciones con Carlos Ortega (2012).

De todo este material bibliográfico publicado, en ambas líneas, se puede decir es el más fehaciente e ilustrativo de esos hechos contrarrevolucionarios suficientes para conservarlos en la memoria viva del pueblo, puesto que recogen informaciones, reproducen hechos y trasmiten opiniones y sucesos ocultos que allí son develados. Además, que es el testimonio de los grandes autores y dirigentes golpistas como lo fueron Pedro Carmona Estanga y Carlos Ortega. De esta fuente se sintetiza procesos y hechos fundamentales de una realidad reproducida de innegable valor histórico.

De Guillermo García Ponce. Narra y analiza el golpe del 11 de abril, sus primeras noticias, la participación de la aristocracia petrolera, el plan premeditado, los extremistas asumen el mando, la presencia de francotiradores, el secuestro de la verdad a través de los medios, la noche de los generales, la traición de Luís Miquilena, ¿cuál era el plan?, el viernes 12 de abril, los festejos en el Banco Central, la Diex e Ipostel por la destitución del presidente Chávez (señalados los participantes con nombre y apellido), los nombres del gabinete de la indignidad, los contactos y la resistencia, el acto de "legitimación" de Carmona, el anunció de que el presidente no renunció, la Operación Rescate de la Dignidad, la situación en el Fuerte Tiuna, el Amanecer del 14 de abril, el plan de Asesinar a Chávez, ¿quiénes fueron los dueños del golpe?, naturaleza y origen social del 11 de abril, Mezcla de bufetes y empresarios, el Odio racial y político, La conspiración internacional, Petróleo motivo para conspirar, El arquitecto oculto de la conspiración, La danza de dólares, Naves y helicópteros frente a las costas, La aristocracia obrera golpista, Nunca la censura fue tan vulgar, La traición vuelta a la esquina, La infiltración y la traición de la mano, ¿Se repetirá el 11 de abril?

En este análisis y narración de García Ponce se cita con nombre y apellido a personas, empresas, bancos y medios de comunicación implicadas en el golpe de Estado del 11 de abril del 2002, lo que constituye información de primer orden. En este análisis hay que destacar también una información poco conocida y que ha tenido muy poca difusión referida a la celebración que se hizo en el Banco Central de Venezuela por la destitución transitoria del presidente Chávez. Este hecho cobra importancia en la actualidad al ser el Banco Central la principal institución pública impulsora y diseñadora de la política neoliberal que ejecuta junto con el Gobierno de Nicolás Maduro.

El libro de Ernesto Villegas Abril, golpe adentro consta de IX Capítulos que van desde los Antecedentes del golpe hasta El post golpe, distribuidos en cuatro partes, cada uno comprendiendo los sucesos, hechos y factores que se dan y están presentes desde la organización del golpe hasta su culminación con el rescate y asunción de nuevo de Hugo Chávez a la Presidencia de la República.

Primera parte: Antecedentes Capítulo I: Un recurso ya probado Herramienta "made in USA" Chile, el golpe y los gringos (…).

Capitulo II: Cuenta regresiva Generales pro Chávez en la mira La CIA al menos lo sabía La visita de Shapiro (…).

Capítulo III: La batalla final La batalla final será en Miraflores Preparados desde temprano.

Segunda Parte: Golpe y contragolpe

Capítulo IV: La noche del 11 de abril El comandante en su laberinto Chávez se entrega (…) Nueve meses conspirando (…).

Capítulo V: El viernes 12 de abril Un gobierno de bricolaje La llegada a Palacio Los partidos abogan por su cuota (…) El Fiscal denuncia el golpe y lo censuran (…) El decreto huérfano de Fuenteovejuna (…) "Mi papá no ha renunciado" (…) La ceremonia de coronación Los firmantes. Traslado a Turiamo.

Capítulo VI: El sábado 13 de abril Cero chavismo en pantalla Señales de derrumbe (…) Embajadores de EEUU y España visitan al dictador Naves gringas en aguas venezolanas Dueños y jefes de medios en Miraflores (…) Silencio informativo (…) Tenemos que dejar el Palacio El operativo de retoma De Turiamo a La Orchila (…) La rebelión de los comacates.

Tercera Parte: Cabos sueltos de abril

Capitulo VII: Otto Neustaldt, cansado del agua tibia Confesiones en la UCAB Farándula y política (…) Mañana va a ver unos muertos" Con los golpistas horas antes (…) El ensaño del pronunciamiento (…) Gracias a los militares.

Capítulo VIII: El Plan Ávila "Un plan diseñado en 1997 (…)".

Capítulo IX: El misterio de los francotiradores "Disparando desde las alturas (…) Capturados e ingresados a Miraflores (…) El tribunal XIX los deja en libertad. Molina los defiende, Isaías los condena (…)".

Capítulo X: declaración del testigo "Rafael Arreaza lo cuenta todo (…) Y mataron a Danilo (…) La sentencia contra los PM (…) A manera de epílogo: la retoma de VTV (…) Anexos Anexo I: Los Carmona firmantes Anexos II: Declaraciones de Arreaza".

Del libro de varios autores PDVSA y El golpe contiene: "Presentación de Francisco Mieres. Del Equipo de Redacción artículos sobre La paradoja del petróleo; PDVSA ha incumplido; Guerras del petróleo; de Jerónimo Carrera Un golpe petrolero; Cronología del Golpe de Estado petrolero; de Aram Ruben Aharonian PDVSA: El gran botín del golpe; de Diego Delgado Jara Los 4 objetivos del golpe contra Chávez; de Francisco Mieres Balance de un siglo de actividad petrolera; entre otros artículos.

La nube negra Golpe Petrolero En Venezuela de Germán Sánchez Otero es quizás uno de los libros que mejor y ampliamente analiza y describe tanto el golpe de Estado del 11 de abril como el paro petrolero de diciembre de 2002 y enero-febrero de 2003. "El texto ofrece testimonios, opiniones y fluye en sentido cronológico desde el 14 de abril de 2002 hasta culminar la segunda conjura fascista en ocho meses, derrotada por el pueblo bolivariano. Ambas victorias fueron posibles porque en Venezuela había comenzado una auténtica revolución que tenía un líder excepcional y el pueblo comprendió que no podía perder esa nueva oportunidad histórica". Desde el punto de vista periodístico el libro destaca por reproducir a partir del 3 de diciembre al 25 de diciembre el Parte de Guerra que diariamente daban al país en cadena por las televisoras privadas los perversos dirigentes del paro petrolero: Carlos Ortega (CTV), Carlos Fernández (Fedecámaras) y Juan Fernández (Gente del Petróleo). De la misma manera resalta como describe la participación y el arduo trabajo de los trabajadores y hombre de gran capacidad para rescatar el buque Pilín León, el Centro de Refinería Paraguaná, La Refinería El Palito y sede de PDVSA en Maracaibo, entre otras dependencias de PDVSA tomadas y saboteadas por destructores de la principal empresa nacional.

El libro de Andrés Ramón Guissepe Ávalo La conciencia de la Lealtad son confesiones del general en jefe José Luís García Carneiro que narra en primera persona –como testigo y protagonista, a la vez los sucesos más importantes de la historia social, política y militar venezolana, ocurridos en las postrimerías del Siglo XX y en la primera década del Siglo XXI, según escribe el entrevistador-autor Guissepe Ávalo. Continua el autor: "García Carneiro descubre aspectos inéditos relativos a su vida familiar, a su experiencia militar, a su amistad con Hugo Chávez, al advenimiento de la V República y, especialmente, los sucesos del abril del 2002, determinados por el golpe de Estado que permitió descubrir componendas, traiciones y, lo mejor, lealtades, pues este es el tema de fondo: la lealtad, como camino para la sobrevivencia de las instituciones. Él decide no ocultar nada. Cuenta anécdotas no conocidas hasta hoy. Mención especial tienen los sucesos relativos al derrocamiento, detención, rescate y restitución en el poder del Comandante en jefe y Presidente de la República, electo democráticamente, Hugo Chávez. Así como lo acontecido meses después de esos eventos...".

En 8 capítulos se hace esta narración-análisis.

Capítulo 1: Construyendo la conciencia y el liderazgo.

Capítulo 2: Acciones previas al golpe de Estado.

Capítulo 3: Acontecimientos del 11 A.

Capítulo 4: Acontecimientos del viernes 12 A.

Capítulo 5: Acontecimientos del sábado 13 A.

Capítulo 6: Después del recate de Chávez.

Capítulo 7: Vinculación de la CIA con los oficiales de las Fuerzas Armadas.

Capítulo 8: Reflexiones sobre la obediencia y la lealtad de los militares venezolanos.

Y finalmente el libro de Luís Bilbao Chávez Después del golpe y el sabotaje petrolero Conversaciones con Luís Bilbao. Este libro-entrevista, como lo califica el autor, es "En línea de continuidad con el libro-entrevista publicado en esta misma colección en enero de 2002, estas conversaciones se centran en la política del presidente Hugo Chávez inmediatamente después del golpe de Estado del abril de 2002, en el desarrollo de la gran batalla por el control de la empresa petrolera en diciembre de ese mismo año y en la ofensiva global iniciada en Venezuela con el comienzo de 2003, calificada por Chávez como "Revolución en la Revolución (…)".

En la línea editorial bibliográfica con libros que intentan explicar y narrar desde sus particulares perspectivas individuales y grupales el golpe de Estado del 11 de abril contra el presidente Hugo Chávez asumiéndolo como "Sucesos de abril" ante que calificarlo de golpe de Estado está el libro publicado por Antonio Francés y Carlos Machado Allison titulado Venezuela: la crisis de abril. Este texto reúne todo un conjunto de artículos solicitados expresando: "Los autores constituyen una muestra representativa de los principales cronistas de opinión, quienes, como tales, sin duda han tenido influencia en la forma de pensar e interpretar los antecedentes y los hechos relacionados con el 11 de abril de 2002". Allí están autores de reconocida línea opositora al proceso bolivariano liderado por el presidente Hugo Chávez, e incluso antes de asumir la Presidencia de la República, entre los cuales se pueden mencionar: Simón Alberto Consalvi, Manuel Caballero, Teodoro Petkoff, Américo Martín, Fausto Masó, Rafael Poleo, Alberto Quiróz Corradi, Maxim Ross, Manuel Felipe Sierra, Luís Vicente León, Miriam Kornblith, Luís Pedro España, Luís García Mora, y otros más, que cubren los temas La Mesa Servida; El Camino De La Radicalización; Los Sucesos De Abril; El Día Después; ¿Qué Pasó? Y ¿Ahora Qué?

Pedro Carmona Estanga, dirigente golpista fundamental junto con Carlos Ortega del golpe de Estado del 11 de abril que se autojuramentó como dictador asumiendo con el respaldo de los militares golpistas la Presidencia de la República disolviendo los poderes públicos y aboliendo la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, escribió su libro Mi testimonio ante la historia, narrando todo lo que él junto a los conspiradores de diverso origen: militar, religioso, empresarial, políticos, dueños de medios de comunicación, diplomáticos, etc, planificó para organizar y ejecutar a plenitud el golpe del 11 de abril de 2002. Sin escribir una sola palabra sobre su libro que justificase su publicación, tal vez para no comprometerse, narra en una pretendida objetividad libre de toda injerencia protagónica en el desarrollo y desenlace del grave acto del golpe de Estado del 11 de abril y sus consecuencias se atreve a concluir con estas palabras: "Que la historia y los lectores de esta obra sean los mejores jueces del papel cumplido por el autor en un trance tan complejo y de sus actuaciones honestas, aun cuando no exentas de humanos errores".

El último libro por reseñar en el publicado por Alfonso Molina 2002 El año que vivimos en las Calles Conversaciones con Carlos Ortega, donde el autor dice: "En 2002, el año que vivimos en las calles Carlos Ortega devela verdades, hasta ahora ocultas, sobre tiempos turbulentos que marcaron un cambio fundamental en la historia venezolana. Un periodo signado por la intensa movilización de la sociedad civil ante la ausencia de liderazgo de los partidos políticos". En otra parte del libro este Molina escribe algo que revela su concepción política-ideológica: "Este periodo de protestas, que se extendió hasta finales de 2003, observó el surgimiento de un poderoso movimiento de descontento civil que tuvo dos momentos de particular importancia: los turbios sucesos de abril –la masacre de 19 venezolanos, la deposición del Presidente, la autoproclamación de Carmona y el retorno de Chávez al poder- y el paro cívico de finales de 2002 y comienzos del 2003 que desafió las pretensiones de un gobierno autoritario y poderoso, respaldado por cuantiosos ingresos petroleros. Fue impulsado por la Coordinadora Democrática con el liderazgo público y memorable de la CTV, Fedecámaras y la asociación civil Gente del Petróleo, conformada por profesionales y técnicos de PDVSA, entonces la empresa petrolera más importante de América Latina y la tercera en el ranking mundial".

Con esta reseña hemerográfica-documental-bibliográfica realizada a los fines de recordar y construir una Historia Revolucionaria con protagonistas que enfrentaron y derrocaron los dos golpes contrarrevolucionarias que con toda su fuerza ejecutó la extrema derecha y oposición en Venezuela en el año 2002 y principios del 2003, podemos decir que existe toda una memoria viva y compilada para que el pueblo venezolano bolivariano, auténticamente leal con el Presidente Chávez tenga la firmeza necesaria y profunda convicción para dar respuesta a los embates y argucias de quienes desde las más altas esferas de los poderes fácticos y políticos buscan sumergir en el olvido y meros recuerdos formales a semejante obra y trayectoria revolucionaria que Chávez a costa de su propia vida, dando lo mejor de sí y hasta lo imposible dio por el pueblo y una Patria Libre, soberana, Independiente y Socialista del Siglo XXI.

Esta historia por supuesto no resulta agradable que se recuerde en toda su dimensión para quienes tienen hoy como aliados a los protagonistas que ayer fueron furibundos adversarios del presidente Hugo Chávez. Omitir todo señalamiento como lo hizo el presidente Maduro en su último Mensaje desde la Asamblea Nacional de estos hechos contrarrevolucionarios, en particular del paro petrolero, no representa otra cosa que una línea en concordancia con el dicho popular de "no pisar callos" o no referirme a cosas que puedan molestar a "mis poderosos aliados de hoy que me están oyendo y alabarán mi discurso".

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1122 veces.



Amado Moreno Pérez

Sociólogo (UCV). Profesor Titular activo de la Universidad de Los Andes. Dr. En Ciencias Humanas.

 amadoula@hotmail.com

Visite el perfil de Amado Moreno Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: