Diario de una Cuarentena Capítulo 501

Maduro se prepara para los escenarios que se avecinan

A 1.040 días del inicio de la contingencia en la República Bolivariana de Venezuela producto de la pandemia global de la Covid 19, habiendo transcurrido más de la mitad de la semana 148 de esta contingencia, y siendo el viernes 20 de enero de 2023, agradezco infinitamente todas las muestras de afecto, solidaridad, felicitaciones llegadas producto de que he llegado a la edición 500 de esta columna. Quiero expresar que todos los correos que me envían, los leo todos y trato de responderlos todos, incluso aquellos que tratan de ofenderme e insultarme, lo cual revela que mucha gente sigue mis modestos aportes y me compromete a seguirme formando, a seguir investigando y a seguir exigiéndome para presentar conclusiones a la altura de los acontecimientos y obedeciendo al rigor de un análisis lo más aproximado a la realidad.

Me causo sorpresa que no había terminado de enviar la edición 500 de la columna, y que el portal aporrea lo publicara para que, este ya estuviera en pocas horas en el tercer lugar, y después del medio día y hasta el momento en que escribo estas líneas, primer lugar y con tantas lecturas y comentarios. Creo que aporte buena información, gracias también a tantas personas que me han apoyado y acompañado en este transitar que en 2023 ha comenzado con todos los hierros.

En ese sentido, y como lo expresa un buen camarada, Rehiner Medina para más señas, que nos señala que las perspectivas de la actual coyuntura es que el dólar vaya rumbo a los 50 bolívares en su cotización en nuestro pais. El año 2023 por ser un año preelectoral avizora que aumentará la presión política y social con posible escalamiento de las medidas coercitivas unilaterales en contra del país. Los recursos que le han sido confiscados en el país sería una ilusión pensar que nos lo van a devolver (El oro secuestrado en el Banco de Inglaterra, cuentas bloqueadas, etc.) Hay que esperar el incremento de la protesta social y sectores tratarán de manipular el descontento popular y los justos reclamos salariales o por la precarización de servicios públicos, además de reforzar en la narrativa de que el actual Gobierno es antiobrero, corrupto e incapaz. Las plataformas tecnológicas tendrán un papel preponderante para las convocatorias a movilización y no se podrá visualizar un líder visible que las convoque, sobre todo dentro de los sectores opositores, y en el peor de los casos se visualizarán cuadros medios que se harán pasar por líderes naturales de base que crecen en medio de la coyuntura de este conflicto.

Como una pequeña disgreción a estos análisis, importante es sostener que llama poderosamente la atención que los casi 3.000 millones de dólares que la vocería de la denominada Plataforma Unitaria Democrática de la oposición se comprometió a gestionar y devolver para el país, y que buena parte de ese ingreso sería destinado para el aumento salarial, para la educación y salud de nuestro pueblo, muy probablemente se hayan ido para financiar y apoyar a Ucrania en su conflicto con Rusia, por supuesto con el apoyo de EEUU y sus aliados de la vieja Europa en la OTAN. Esto demuestra que los recursos de Venezuela son necesarios dentro de las actuales disputas geopolíticas a escala internacional, y que buena parte de nuestros recursos bloqueados incluso están siendo utilizados para financiar los planes de agresión contra nuestro propio país.

Nada se ha señalado sobre el secuestro del avión de Emtrasur, perteneciente de nuestra aerolínea Conviasa, afortunadamente la tripulación fue rescatada gracias a las gestiones del Gobierno Bolivariano, pero el avión y los recursos al parecer no. Y ni hablar como van los preparativos de las primarias de la oposición de cara a las presidenciales de 2024.

En el caso de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, como negocio, le convendría más que la final, en la cual ya clasificaron los Leones del Caracas, le convendría más que fuese contra los Tiburones de La Guaira. En primer lugar, porque todos los juegos serían en el estadio de la UCV, y se empataría con la Serie del Caribe que será en el estadio de beisbol que está en La Rinconada y La Guaira. Ahí se las dejo.

Pero una vez hechas estas consideraciones, entremos con más detalle en el tema que hoy nos ocupa.

Luis Bonilla escribió recientemente un buen artículo de análisis titulado: "Venezuela: ¿Una nueva etapa de la lucha social?" donde hace una buena caracterización de la actual coyuntura. Indudablemente, habrán criterios que no compartiría con Luis, pero no por eso desmerito su extraordinario análisis y aporte que ha hecho y que colocó el link de su blog para que todo aquel que quiera leerlo lo haga: https://luisbonillamolina.com/2023/01/10/venezuela-una-nueva-etapa-en-la-lucha-social/

Uno de los señalamientos acertados que señala Bonilla a mi juicio, es el referido a que muchos analistas, y algunos que se asumen de izquierda, cometen el grave error de subestimar a Nicolás Maduro como un hombre débil y pusilánime. Maduro podrá ser lo que la academia define como un "hombre culto", más ha demostrado que es uno de los políticos más habilidosos (y para mí inteligente) para sostenerse en el poder, que hayamos podido conocer en la política venezolana en los últimos cien años. Y este es un primer error que se suele cometer a la hora de realizar análisis y construir definiciones tácticas y estrategias. Algunas de las cosas que Maduro ha logrado tenemos:

1.- Dividir en decenas de pedazos a la oposición, usando las bondades de un Estado rentista, que aún con políticas de asedio y bloqueo de EEUU, puede obtener importantes ingresos fiscales.

2.- Usar el antiimperialismo como un comodín, no solo para consolidar una nueva "burguesía revolucionaria", sino, además, a diferencia de Chávez, generar un proceso de entendimiento cada día más claro con la vieja burguesía de la cuarta República.

3.- Debilitar a todas las oposiciones de izquierda, ya sea judicializando sus representaciones partidarias y expropiando tarjetas electorales, rompiendo e interfiriendo en cualquier vínculo real entre resistencias sociales y organizaciones políticas. La represión selectiva y puntual, sobre focos de conflictividad fabril y en la estructura del gobierno han hecho imposible construir un tejido social de resistencia consistente.

4.- Mantener la unidad interna del partido de gobierno, que siempre ha sido un instrumento político "sui generis", que opera como un correaje para instrumentalizar las políticas oficiales. La renovación generacional ha permitido marginar a cuadros históricos, algunos de ellos provenientes de experiencias de izquierda radical, dejando al mando de la organización a la burocracia que gravita alrededor del aparato del Estado. No obstante, el PSUV sigue siendo el partido político con mejor estructura nacional y capacidad de incidencia en la política.

5.- Tener no solo apego al poder, sino una capacidad política enorme para hacerle frente al conato de guerra civil entre las dos fracciones burguesas, que implico derrotar 19 frentes de violencia urbana y un intento de invasión por la frontera con Colombia. Eso no es poco, aunque sea parte de su contradicción de vida. Subestimar esa capacidad es una necedad.

6.- Ha evitado hasta ahora un estallido social y es el único arquitecto político, con fuerza necesaria para construir una transición que no asuste a los Estados Unidos.

A raíz de la muerte del Comandante Chávez, el presidente Maduro ha expresado una nueva situación de hegemonía del proyecto de la burguesía revolucionaria sobre el de Poder Popular. En el período comprendido de 2013-2017 esta nueva burguesía revolucionaria defendida por algunos sectores que hacen vida dentro del Gobierno Bolivariano, procura terminar de liquidar a la vieja burguesía y convertirse en el factor hegemónico, con narrativas antiimperialistas que abandonan el compromiso por la justicia social. El cenit de este proceso fueron los enfrentamientos callejeros y la muerte de venezolanos en 2016-2017, como expresión de la confrontación de las dos fracciones burguesas.

La derrota política y militar de la derecha abiertamente identificada y el recrudecimiento de las políticas de asedio, bloqueo comercial, económico y financiero contra nuestro país han forzado desde lo táctico un giro hacia la negociación y la construcción de espacios de cohabitación entre las burguesías (2018-2023) que se muestran públicamente en los llamados diálogos de México, pero que en realidad tienen lugar de enunciación en las negociaciones directas de las administraciones norteamericana y Maduro.

Sostiene Bonilla que Nicolás Maduro apuesta los últimos años, a convertirse en el arquitecto o facilitador de nuevas representaciones políticas que garanticen la aplicación de programas de ajuste capitalista, con contención de masas. El problema es que, en este momento, el tema salarial opera como el gran problema a resolver para seguir avanzando en esa dirección.

"Estados Unidos respondió al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que mantendrá «intacta» su política de sanciones contra el país suramericano hasta que se den pasos concretos para el «regreso de la democracia»." (Léase hasta imponer un gobierno títere acorde a sus intereses).

Este párrafo puede leerse en el artículo titulado: "Darse cabezazos contra la pared" de un autor que al llegarme a mi celular no se identifica, pero que indudablemente coloca el dedo en la llaga, porque ¿Quién no sabía que esto iba a ocurrir con EEUU? ¿O acaso el gobierno no lo sabía? ¿Devolverán nuestros activos?

Pregúntele a Irak, Libia, Afganistán y ahora a Rusia... Está más que claro que la intención desde el principio es apoderarse de todos nuestros recursos y se la pusimos bombita... No poner preso a los traidores a la patria fue un reconocimiento tácito a la representatividad estadounidense a través de esos traidores.

Rusia, Irán y China han hecho un esfuerzo por distanciar sus economías de EEUU.

Aquí los traidores son fundamentales para seguir con una guerra proxy de saqueo. Lo hicieron con Irak y Libia con gobiernos interinos y no aprendimos.

Recientemente leí que el BCV inyectó 32 millones de dólares para la contención del dólar. ¿Pero será esta la solución?

Como lo señala en ese artículo que citó y que lo escribe alguien que no es experto en las lides económicas, o así lo señala, expresa que: "Al hablar de dinero inorgánico se hace referencia a una cantidad monetaria que las autoridades de un país emiten; sin que exista un respaldo real para esta.

Acaso EEUU tiene respaldo de su moneda en activos tangibles??? Por qué entonces no hay una hiperinflación si todos los días generan dinero inorgánico???

La respuesta (no sé si tenga razón) es que los países que usamos esa moneda absorbemos esa inflación (¿Seguimos aceptando espejitos por nuestros recursos?), En pocas palabras respaldamos esa moneda...

Mientras el mundo siga utilizando esa moneda como patrón de cambio e intercambio seguiremos manteniendo todo ese sistema corrupto..

Los venezolanos hemos sido corresponsables de la debacle de nuestra moneda y por ende de nuestra economía... Aceptando y dando por hecho que una página manejada por traidores asesorados por EEUU tiene credibilidad ... Contaron para ésto con la avaricia de empresarios y comerciantes corruptos que pusieron sus intereses por encima de nuestro país... Lo demás es historia".

Pero, volviendo al tema, creo que el trabajo de Bonilla que recomiendo fue revisado por el Presidente Maduro, puesto que Maduro le está respondiendo con acciones a Bonilla y desmontando, aunque sea parcialmente algunas aseveraciones que ha estado haciendo este investigador respetable.

Esto porque nuestra labor de analista es dar nuestras apreciaciones. Más a la hora de la toma de decisiones y el que hacer, las implicaciones no son las mismas las que puedan hacer Luis Bonilla, Juan Martorano o Nicolás Maduro, que es Presidente de la República, Jefe de Estado y de Gobierno, y que hay tratados y acuerdos que la República ha suscrito y que en la mayoría de los casos condicionan el margen de maniobra del Primer Mandatario Nacional.

Pero en ese esfuerzo, y ante los escenarios de incertidumbre por un lado, y de conflictividad social por el otro, enmarcados dentro de las nuevas disputas geopolíticas y el nuevo mundo a nivel internacional, Maduro ha venido tomando acciones para irse preparando e irnos preparando para los escenarios que se nos avecinan.

Una de las primeras medidas que ha venido haciendo el Presidente Maduro fue la designación de Yvan Gil como nuevo canciller en sustitución de Carlos Faría. Además de ello, en esa línea de refrescamiento del Gabinete, designa al Coronel Antonio Morales como nuevo Ministro del Poder Popular para el Comercio Nacional en sustitución de Dheliz Álvarez, quien ahora pasa a liderar la Corporación Venezolana de Comercio Exterior Corpovex; Héctor Obregón pasa al viceministerio de Economía Digital, Banca, Seguros y Valores, en sustitución de Román Maniglia, quien continuará al frente del Banco de Venezuela, por lo menos hasta ahora, y Anabel Pereira, nueva superintendenta de la Sudeban, en sustitución del coronel Morales.

Previamente al igual que la designación de Gil al frente de la cancillería, el contralmirante Aníbal Coronado fue designado como nuevo Jefe de Gobierno del territorio insular Francisco de Miranda.

No se descarta que sigan ocurriendo de manera paulatina cambios en el Gabinete Ejecutivo. En aras de apuntalar las siete líneas lanzadas por el Jefe de Estado en este año 2023, y que bueno es que refresquemos en el presente escrito:

1.- Consolidar el crecimiento económico con igualdad: Transformar las condiciones materiales a favor de la equidad, la igualdad y la inclusión, produciendo riquezas para distribuirlas con justicia.

2.- Expandir la protección social: Consolidar el crecimiento económico, en función de mejorar los programas de protección a las Víctimas del Bloqueo y sectores más vulnerables para erradicar la pobreza.

3.- Ampliar la presencia del Poder Popular: Avivar la participación y el protagonismo de nuestro pueblo organizado. En la dimensión del socialismo en lo territorial, para la reactivación de la economía real y la repolitización positiva del país, para la construcción de soluciones reales.

4.- Consolidar la seguridad integral de la nación y garantizar la justicia: Fortalecer las buenas prácticas en materia de protección ciudadana, acorde con nuestra doctrina de seguridad ciudadana y territorial, en el contexto de la cultura de paz, cada vez más cercana al pueblo.

5.- Consolidar y expandir el método del 1×10 del Buen Gobierno y las Bricomiles: Esta línea se dirige a todos los servicios públicos, para garantizar la máxima e­ficiencia en la gestión.

6.- Avanzar en la independencia integral y la descolonización de Venezuela: Construir la independencia económica, tecnológica y cultural de nuestra Patria, bajo criterios nuevos, que rompan con la ideología colonial, teniendo como principal objetivo la Defensa del Territorio de la Guayana Esequiba.

7.- Consolidar la Patria Grande: Impulsar este nuevo momento estelar de resurgimiento de los gobiernos progresistas, a la vida de nuestra Patria Grande latinoamericana, frente a la gigantesca agresión imperialista y de agresión que vive nuestro continente.

Si a eso le agregamos la reciente reunión del Presidente Maduro con pastores evangélicos , donde Maduro anunció el lanzamiento del Programa Especial Iglesia Social, con la finalidad de servir como apoyo a los más necesitados. Significa primeras acciones del Presidente en aras de darle un carácter más social al Ejecutivo, y de que sólo favorece a las burguesías, como ha sido parte de las críticas esbozadas por Bonilla en su trabajo que he recomendado.

Pero además de ello, al reunión con José Luis Rodríguez Zapatero formaría parte de los lobbys internacionales que ya hace Maduro, y que concatenada con la propuesta que hará Diosdado Cabello la próxima semana en la Asamblea Nacional para regular el financiamiento de las ONG en el país como en efecto ya ocurre en otros países, incluido EEUU es para atajar ya unos incipientes ataques de algunas de ellas a comienzos de este año 2023 contra el país, además de puntualizar algunas condiciones para la continuación de los diálogos con al vocería de la extrema derecha venezolana en México. Pero de eso referiremos en próximas ediciones de esta columna al igual que el caso de Fospuca en Ciudad Guayana, caso éste último que estamos investigando para que, en caso de formular las denuncias que correspondan, tener todos los argumentos bien sustentados y los elementos que la sustenten. Las críticas que hemos estado recogiendo las formularemos, pero la denuncia amerita una investigación porque la coyuntura me obliga y nos obliga a ser prudentes.

.

¡Bolívar y Chávez viven y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y Patria socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1438 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: