Cáscara Amarga 663

El juez delegado legislativo borroso y la jueza delegada legislativa borrosa

El juez delegado legislativo borroso y la jueza delegada legislativa borrosa. Esto ha de ser el gran reto de la borrosidad en el campo forense jurídico judicial. A sabiendas que la borrosidad está cubriendo todos los aspectos casos atributivos del mundo natura cosmos universo espacio temporal forenses y no forenses. El juez delegado legislativo borroso y la jueza delegada legislativa borrosa, tanto como lo forense y lo no forense, han de formar combinatorias con la persona con el hombre con el ser humano y con los hechos acontecimientos sucesos de la naturaleza, y, asina, hubo de formarse uno de los casos correlativos límite contradictorios caliginosos, que fuera impulsado por el Libertador Simón Bolívar, con su díptico de natura y persona, ante y frente al hexámetro de Quintiliano. El juez delegado legislativo borroso y la jueza delegada legislativa borrosa, han de ser duchos y dichosos en el terreno forense jurídico controvertido de lo constitucional y lo no constitucional, de lo legal y lo no legal, de lo codificable y no codificable, de los imperativos hipotéticos y los imperativos categóricos, de lo permitido y lo prohibido, de la absolución y el castigo, del sujeto y el objeto, del sí y el no, del consentimiento y el no consentimiento, del compromiso y del no compromiso, de lo consuetudinario y de lo no consuetudinario, de la costumbre y la no costumbre, de la razón y el objeto, del pensamiento verdadero y del pensamiento lógico, del símbolo y del objeto, del realismo ingenuo y del realismo mágico, de la inteligencia y el objeto, del pensamiento y el objeto, de la persona natural y la persona jurídica, y tantos casos correlativos límite contradictorios caliginosos de equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico diplomático en el contradictorio medio maleoiano profundo de Maleo 2001 en la perogrullada primera vez de Perogrullo, en que han de estar contenidos todos los contenidos forenses de los valores, de los principios, de las reglas, de las normas, de las disposiciones, de las significaciones, de las intenciones, de las consideraciones, de las proposiciones, de los enunciados, de los supuestos, de las presunciones, de los indicios, de las confesiones, de los testimonios, de las advertencias, de los avisos, de los métodos, de los fines, del tiempo, del espacio, de los hechos, de los modos, de los medios, de los motivos, de las verdades, de las falsedades, del sí, del no, todas las figuras significativas contradictorias del ser y no ser, contenidos jurídicos forenses legales, de la filosofía de las cuatro "E" de Maleo 2001, del entendimiento jurídico y la estética ética espiritual legal, como si se estuviera hablando y fuera del conocimiento del realismo ingenuo y del realismo mágico, como si se estuviera hablando y fuera del conocimiento del universo expansivo y del universo contractivo, como si se estuviera hablando y fuera del conocimiento del exceso y del defecto, como si se estuviera hablando y fuera del conocimiento de la tesis y la antítesis, como si se estuviera hablando y fuera del conocimiento del consciente y del inconsciente, como si se estuviera hablando y fuera del conocimiento de lo concreto y de lo abstracto, contentivos de los contenidos jurídicos forenses, como tiénese dicho, a saber, de los valores jerarquizados y de los valores polarizados de lo jurídico forense legítimo legal, de los principios, de las reglas, de las normas, disposiciones, significaciones, intenciones, consideraciones, proposiciones, enunciados, que han de ser de consideración siempre en los casos correlativos límite contradictorios caliginosos del ser y no ser de Maleo 2001, en el hoy es siempre todavía, en el aquí y en el ahora, contentivos del pretérito, del condicional, del subjuntivo, del futuro, con que se fabrican las normas que han de ser de la consideración siempre del juez delegado legislativo borroso y de la jueza delegada legislativa borrosa.

Con digresión y sin digresión, el juez delegado legislativo borroso y la jueza delegada legislativa borrosa, han de conocer a la borrosidad forense jurídica legal, de los casos correlativos límite contradictorios caliginosos de equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico diplomático, en el contradictorio medio maleoiano profundo en la perogrullada primera vez de Perogrullo, que es el mismísimo imperativo borroso maleoiano profundo de Maleo 2001 de entre el imperativo hipotético y el imperativo categórico, y, saben el juez delegado legislativo borroso y la jueza delegada legislativa borrosa, con Andrés Bello, que la forma suprema y más legítima de entre los imperativos, ha de estar el contradictorio imperativo borroso maleoiano profundo que es continente que contiene los contenidos de los valores jerarquizados y los valores polarizados, de los principios, de las reglas, de las normas, de las disposiciones, significaciones, intenciones, consideraciones, proposiciones, enunciados, todas las figuras contradictorias de entre el ser y no ser, contenidos jurídicos forenses legales, de la filosofía de las cuatro "E" de Maleo 2001, que ha de ser del entendimiento jurídico y la estética ética espiritual legal, y, que ha de ser del conocimiento del juez delegado legislativo borroso y de la jueza delegada legislativa borrosa.

Con divagancia y sin divagancia, el juez delegado legislativo borroso y la jueza delegada legislativa borrosa, han de saber del Derecho Usual Ordinario Romano y del Derecho Inusual Extraordinario Norteamericano, y, han de saber de las pareadas pirámides paradójicas de Kelsen. Han de saber de la indeterminación védica profunda de entre la determinación y la indeterminación, de entre el algo y la nada, de entre el ser y no ser de los Vedas, han de saber del camino medio ecléctico sincrético budaiano del ser y no ser de Buda, han de saber de la tensiva armonía simultánea contradictoria heraclitoiana del ser y no ser de Heráclito, han de margullir en el cleuasmo quiasmo río efesoíta de Heráclito, a según, que un río no es dos veces el mismo río y es el mismo rio las dos veces, han de saber de la slash diagonal contrarrecíproca ad absurdum del cuadrángulo rectángulo de Pitágoras de la optimalidad ortogonal pitagórica de entre el teorema directo y el teorema indirecto, de entre la verdad y la falsedad en la contradictoria verdad socrática maleoiana profunda en donde Sócrates se pegaba a los sofistas escuálidos entonces. El juez delegado legislativo borroso y la jueza delegada legislativa borrosa, han de saber y han de conocer del equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico diplomático en el contradictorio medio maleoiano profundo en la perogrullada primera vez de Perogrullo, de entre el universo expansivo eisteiniano de luz curvada propincua a la vida como en la Tierra de Albert Einstein y el universo contractivo maleoiano de luz tragada ajeno a la vida como en la Tierra de Maleo 2001, y, han de saber que el contradictorio medio maleoiano profundo es el mismísimo contradictorio imperativo borroso maleoiano abismal de Maleo 2001 de entre el universo expansivo eisteiniano y el universo contractivo maleoiano, pues han de comenzar a crear jurisprudencia sideral de entre lo de Einstein 1915 y lo de Maleo 2001. Han de comenzar a crear jurisprudencia sideral cósmica de entre la justicia cósmica que no cómica y la injusticia sideral que no superficial. Han de comenzar a crear contradictoria jurisprudencia maleoiana profunda de entre la justicia cósmica y la jurisprudencia sideral, el juez delegado legislativo borroso y la jueza delegada legislativa borrosa.

Con concordancia y sin concordancia, el juez delegado legislativo borroso y la jueza delegada legislativa borrosa, han de saber de la línea curva lemniscata de Bernoulli y la línea curva parábola cubica de Picasso, y, ha de saber del punto crucial decisivo del golpe feroz cesarvallejoiano de Cesar Vallejo en el cuartel convite cívico mílite límite de la sustitución de los entes definidos por sus definiciones de Blas Pascal de entre el imperativo hipotético y el imperativo categórico, la síntesis que es el contradictorio imperativo borroso maleoiano profundo de las nuevas jurisprudencias en el aquí y en el ahora in situ, en que se ha de estar engendrando y surgiendo, la síntesis que es el contradictorio imperativo borroso maleoiano profundo de las nuevas jurisprudencias como si fuera la sombría penumbra whitmaniana de entre el yin y el yang del tao de Laozi, como si fuera una sombría penumbra whitmaniana de entre el cóncavo convexo contradictorio caliginoso concupiscente complementario 69 cojedeño. Han de saber, el juez y la jueza, del cuartel convite cívico mílite límite de entre el imperativo hipotético y el imperativo categórico, la síntesis que es el contradictorio imperativo borroso maleoiano profundo de las nuevas jurisprudencias históricas, que han de saber el juez delegado legislativo borroso y la jueza delegada legislativa borrosa.

Si el juez delegado legislativo borroso y la jueza delegada legislativa borrosa, han de saber hasta dónde el demonio jurídico forense legal tostó el maíz. Entonces se dicho que el juez delegado legislativo borroso y la jueza delegada legislativa borrosa han de saber de los casos correlativos límite contradictorios caliginoso de equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico diplomático Maleo 2001 en el contradictorio medio maleoiano profundo en la perogrullada primera vez de Perogrullo. Ergo vergo sea dicho que el contradictorio medio maleoiano profundo en la perogrullada primera vez de Perogrullo es el mismísimo contradictorio imperativo borroso maleoiano profundo de entre el imperativo hipotético y el imperativo categórico de la filosofía de las cuatro "E" de Maleo 2001 del entendimiento y de la estética ética espiritual en que han de abrevar en la optimalidad ortogonal jurídica pitagórica de Pitágoras, que han de conocer el juez delegado legislativo borroso y la jueza delegada legislativa borrosa.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 430 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: