Cáscara Amarga 662

De entre lo divino y lo humano

De entre lo divino y lo humano. A según Ulpiano que dijera que la jurisprudencia es el conocimiento de las cosas divinas y humanas y la ciencia de lo justo y de lo injusto. O sea, que en la definición de jurisprudencia de Ulpiano de los Romanos, ha de haber en el aquí y en el ahora, en el hoy es siempre todavía, una desarrollada demostración destacada distinguible transportable transformadora del conocimiento y de la ciencia. O sea, la jurisprudencia es del entendimiento y la estética ética espiritual. La jurisprudencia de Ulpiano de los Romanos, es de la inteligencia, del entendimiento. En tanto la justicia, que a según Ulpiano de los Romanos, es la constante y perpetua voluntad, de dar a cada uno lo suyo. Ulpiano establece que la definición jurisprudencia es, a mas y a más de la inteligencia del entendimiento y la definición de justicia es a mas y a más de la voluntad. Agora ahora hogaño, si a ver vamos, la jurisprudencia y la justicia ulpianoianas de Ulpiano y los Romanos, son contenidos que contiene la filosofía de las cuatro "E" de Maleo 2001, la filosofía del entendimiento y la estética ética espiritual. La jurisprudencia de Ulpiano y los Romanos, es del entendimiento es teórica y la justicia es de la voluntad es práctica, o sea, de la estética ética espiritual, la justicia es de la práctica, y, endespués, ha de verse que la jurisprudencia y la justicia son casos correlativos límite contradictorios caliginosos de Maleo 2001, y, si lo son, se ha de seguir, que han de equilibrarse en equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico diplomático diabético en el contradictorio medio maleoiano profundo de Maleo 2001 de la perogrullada primera vez de Perogrullo del ser y no ser de Maleo 2001, han de ser la jurisprudencia y la justica de equilibrio tanto como el sube y baja del parque párvulo infantil, lo que me transporta al parque de la Iglesia San Juan de San Carlos de Cojedes, cuando Rosa María nos encaminaba a la recreación algunas que otras tardes sancarleñas sin lluvia y sin relámpagos, asina como también me recuerda lo de la justicia y la jurisprudencia de Ulpiano y los Romanos, a la puerta del cuarto del hacinamiento del rancho de Rosa María en que detrás de la puerta, estaba ubicada la blanca desconchada bacinilla, de ramitos de helecho y de florecitas rosas rojas que me encantan que me enamoran, medio llena de miao y medio vacía de miao, a donde íbamos todos los del rancho a mear, que me hiciera de representar ahora agora hogaño a la borrosidad que es la blanca desconchada bacinilla, de ramitos de helecho y de florecitas rosas rojas que me encantan que me enamoran, de Rosa María, que contiene tanto miao como no contiene, y de donde saliera y surgiera, del parque párvulo infantil y de la blanca desconchada bacinilla, de ramitos de helecho y de florecitas rosas rojas que me encantan que me enamoran, de miao de Rosa María, la tesis inédita novedosa avanzada cojedeña TINACO de los casos correlativos límite contradictorios caliginosos de Maleo 2001 y de la filosofía de las cuatro "E" de Maleo 2001. Agora ahora hogaño, Ulpiano, siempre Ulpiano, de endenantes, aquí y ahora, del hoy es siempre todavía, de los casos correlativos límite contradictorios caliginosos Maleo 2001 y la filosofía de las cuatro "E" de Maleo 2001, y, de endespués, al allá de los Romanos y de Ulpiano, de entre lo divino y lo humano.

Con digresión y sin digresión, de entre lo divino y lo humano. Con la definición de la jurisprudencia de Ulpiano de los Romanos, de lo divino y de lo humano. Ulpiano y los Romanos, sin saber y sabiendo, enclocaban con la contradicción y la borrosidad de los Vedas, Sun Tzu, Buda, de Heráclito, de don Francisco, de Maleo 2001, sube y baja equilibrado del parque párvulo infantil y la blanca desconchada bacinilla, de ramitos de helecho y de florecitas rosas rojas que me encantan que me enamoran, la mitad de miao llena y la mitad de miao vacía en la casa de Rosa María en San Carlos de Cojedes en la calle Alegría. Y, para que haya y existe la borrosidad ha de haber contradicción, si no hay contradicción se sigue que no ha de haber borrosidad, o sea, ha de haber congruencia ha de haber correlación, ha de haber simultaneidad contradictoria, tanta la blanca desconchada bacinilla, de ramitos de helecho y de florecitas rosas rojas que me encantan que me enamoran, medio llena de miao como tanto vacía de miao, tanto es lo visible como lo invisible de San Pablo, como si lo fuera entre la materia y la energía, lo corpuscular y lo ondulatorio, la onda y la partícula, la radiación y la materia, lo visible y lo invisible, el campo electromagnético y el campo gravitatorio, la teoría especial de la relatividad einsteiniana y la teoría general de la relatividad einsteiniana de Albert Einstein de 1915, asina de la blanca desconchada bacinilla de Rosa María, como el eclipse de Sol total y la media eclipsada susodicha blanca desconchada bacinilla, de ramitos de helecho y de florecitas rosas rojas que me encantan que me enamoran, contenidos que contiene el continente quiasmo río heraclitoiano de Heráclito, en que un río no es dos veces el mismo río y es el mismo río la dos veces, y, que todo quedara demostrado con la muestra espacial sideral del eclipse de Sol total de 1919 y con la media eclipsada susodicha la blanca desconchada bacinilla, de ramitos de helecho y de florecitas rosas rojas que me encantan que me enamoran, todo quedaría demostrado hasta que fuera tanto destacado distinguible el radiante ojo avizor de don Francisco y su obra jocosa, de entre las gracias y desgracias del ojo del culo, y, una grafía visión grafica gratificante muéstranoslo el lienzo pictórico blanquinegro del tao de Laozi y el símbolo de la borrosidad, el yin yang, tanto como si fuera el algorítmico concupiscente numérico 69 contradictorio caliginoso cojedeño Maleo 2001. Asina asín ansí así, es la representación gráfica de lo humano y lo divino de Ulpiano, mas y más, con la blanca desconchada bacinilla, de ramitos de helecho y de florecitas rosas rojas que me encantan que me enamoran, medio llena de miao y medio vacía de miao. Y, asina lo humano y lo divino de Ulpiano, como casos correlativos límite contradictorios caliginosos, que han de tener equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico diplomático diabético, y, al través y en de por medio por la calle de en medio de entre las gracias y las desgracias del ojo del culo, el contradictorio medio maleoiano profundo de Maleo 2001 en la perogrullada primera vez de Perogrullo, asina mismo como si fuera de Ulpiano de los Romanos, el equilibrio de entre lo humano y lo divino.

Con divagancia y sin divagancia, de entre lo divino y lo humano. Con la definición de la jurisprudencia de Ulpiano de los Romanos, de lo divino y de lo humano, Ulpiano y los Romanos, sin saber y sabiendo, enclocaban con la contradicción y la borrosidad de los Vedas, Sun Tzu, Buda, de Heráclito, de don Francisco, de Maleo 2001. Y, para que haya y existe la borrosidad ha de haber contradicción, si no hay contradicción se sigue que no ha de haber borrosidad, o sea, ha de haber congruencia, ha de haber correlación, ha de haber una tensiva armonía simultaneidad contradictoria entre el ser y no ser de los Vedas, Sun Tzu, Buda, Laozi, Yin yang, Heráclito, Homero, pasando por Sócrates, Platón, Aristóteles en lo Moral del exceso y del defecto, que no en su Lógica de la exclusión, pasando por San Pablo y la fe hebrea, San Mateo y el Padre Nuestro, el Quijote de la cordura y la locura, don Francisco de Quevedo y el ojo del culo, Newton, Pascal, Leibniz, Einstein, Teilhar de Chardin, Bohr, Heisenberg, William Shakespeare, Maquiavelo, Simón Bolívar, Hegel y Marx, Walt Whitman, Antonio Machado, García Lorca, Kipling, Becker, Ramos Sucre, Miguel de Unamuno, Neruda, Russel, Andrés Bello, Rubén Darío, Nervo, Cirigliano y Villaverde, César Vallejo, Picasso, Bernoulli, José Ingeniero, Cortázar, Jorge Luis Borges Ludovico Silva, Kosko, Luis Alberto Machado y Maleo, y, tantos otros gigantes a los que me encaramado en sus hombros, y, que mi raquítica efímera memoria no los alcanza, hasta lograr, este cura ignaro raro cleuasmo asno, la tesis inédita novedosa avanzada cojedeña TINACO de los casos correlativos límite contradictorios caliginosos de Maleo 2001 y de la filosofía de las cuatro "E" de Maleo 2001, del sube y baja equilibrado parque párvulo infantil y la blanca desconchada bacinilla, de ramitos de helecho y de florecitas rosas rojas que me encantan que me enamoran, de miao medio llena y de miao medio vacía, y, como tiénese dicho, enclocaban con la contradicción y la borrosidad, y, asina tanto como con la definición de la jurisprudencia de Ulpiano de los Romanos, de entre lo divino y lo humano.

Si de entre lo divino y lo humano, ha de estar la definición de jurisprudencia de Ulpiano y de los romanos. Entonces sea dicho que de entre lo divino y lo humano, que es contenido que contiene el continente de los casos correlativos límite contradictorios caliginosos de Maleo 2001, ha de estar el contradictorio medio maleoiano profundo de Maleo 2001 en la perogrullada primera vez de Perogrullo la salvación del mundo. Ergo vergo sea dicho que el radiante ojo avizor de don Francisco de entre las gracias y desgracias del ojo del culo, ha de ser similaricadente tautológico repetitivo paradigmático platónico al contradictorio medio maleoiano profundo de Maleo 2001, de entre la blanca desconchada bacinilla, de ramitos de helecho y de florecitas rosas rojas que me encantan que me enamoran, medio llena de miao y medio vacía de miao, de la definición de jurisprudencia de Ulpiano y de los romanos, de entre lo divino y lo humano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 476 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: