Algunas Curiosidades comunes

1.- Si el café fuera de color negro, entonces en vez de *marroncito* habría que pedir un grisecito. La academia de la lengua hispana trae *café puro* o sin leche, pero no NEGRO.

2.- Solemos decir: Te espero en mi casa, ve por mi casa, cuando no pasamos de simples inquilinitos, casi siempre morosos, y nómades.

3.- Hablamos de la *Prehistoria*, como si se tratara de una era cumplida y pionera de la humanidad, pero quien arroja basura por las calles mientras desenvuelve mercancías, o arroja conchas de bananas y mamones, es viejo espécimen prehistórico, sólo que ahora sus desperdicios son imbiodegradables.

4.- Se habla de *democracia* como un sistema donde el pueblo tiene el poder, a pesar de que se trata de sociedades abiertas y descaradamente clasistas, donde los pobres y asalariados sólo tienen voto, pero no voz, y un voto perfectamente vulnerable, manipulable, tracaleable, como lo demuestran hasta ahora todas las cuestionables elecciones que se realizan con cargo al Erario Público.

5.- hablamos de libertad de expresión, pero los cogollos partidistas le imponen a sus seguidores que estos oculten todas las marramuncias practicadas por el mediano y alto liderazgo, bajo la desvergonzada figura de *lavar los trapos sucios en casa*.

6.- En las elecciones *democráticas*, para elegir directivas de organismos gremiales, sindicales, de oficios o profesiones en general se inscriben ternas o cuaternas, según el número de directivos a elegirse, y cada grupo político presenta su respectivo equipo directivo, pero la constitución de la Directiva termina conformada por aquellos aspirantes que aparecieron como candidatos a la presidencia de dicha Directiva, independientemente de que, pongamos por caso, como Secretario de Finanzas quede un ignaro que no sabe lo que es una cuenta corriente.

7.-Los niños asisten a la escuela a enterarse de la Historia de sus antepasados internacionales, pero desconoce de dónde de son sus vecinos del piso superior del edificio donde vive.

8.- A esos mismos niños se les enseña el concepto de infinito, a y sumar gigantescos sumandos con decenas de dígitos, pero el salario de sus padres, por ejemplo, no pasa de tres dígitos en términos de dólares.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3204 veces.



Manuel C. Martínez M.


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: