Los Partidos Políticos (IV)

¿Cómo hacer para que la sociedad civil se repiense a sí misma?. Resulta casi impensable una sociedad moderna, una sociedad democrática sin Partidos. ¿Pero, cómo organizar consensuadamente una sociedad, cuando ella esta elaborada para que responda a intereses privilegiados?. ¿Son en verdad los Partidos Políticos mediadores entre el Estado y la sociedad? ¿Son los Partidos Políticos conciliadores de intereses?.¿ Son los Partidos Políticos instrumentos de control, de contención social?. ¿ Son los Partidos Políticos necesarios para que los pueblos puedan hacer su revolución?. ¿ Qué representa el sufragio universal y secreto para los Partidos Políticos?.¿ Son las elecciones legitimadoras del sistema?. ¿Hay otras maneras de elegir? Estas y otras preguntas sobre los Partidos Políticos, todos con frecuencia no las estamos haciendo. El pueblo se agrupa, organiza y responde a las direcciones políticas, pero estas terminan por desestimar la voz del pueblo. El pueblo no tarda en negarles su apoyo. He aquí una de las tantas explicaciones que podemos dar a la abstención electoral.

¿ Por qué con frecuencia los dirigentes políticos separan el ámbito interno de sus Partidos, de la realidad social?. ¿ Fungen o fingen los Partidos Políticos como orientadores sociales?.¿ Con esto, se apresuran los Partidos Políticos a controlar las demandas y crear las que le son útiles?.¿ Qué le pasa a un Partido Político cuando no evoluciona al paso de la sociedad? ¿ Por qué los Partidos Políticos tienen la manía de desconfiar de las propuestas que no vienen de su seno?. Con frecuencia los Partidos Políticos lo que ganan en organización, lo pierden en democracia interna. ¿ Qué significa la lealtad en el contexto de los Partidos Políticos?. ¿ Es posible la existencia de Partidos Políticos fuera del sistema?.

Sin duda el keynesianismos le oferta oportunidades a los políticos, pues la presencia frecuente y consistente del Estado en la actividad económica, facilita a los líderes del partido de gobierno o de cogobierno. conseguir ventajas de su posición burocrática. Con el neoliberalismo, contrariamente, el debilitamiento del Estado, influye negativamente en los Partidos Políticos y en los políticos.¿Es acaso la alternabilidad democrática una mentira montada por la democracia burguesa representativa?

Claro que hay políticos que creen que el capitalismo es humanizable. Esta creencia les viene por ignorancia, convicción o intención. Formados como la mayor parte de los occidentales por la vía de los conceptos, lo que les produce una visión parcelada de los problemas, no entienden al sistema como un todo en movimiento orgánico. Sólo ven la movilidad por separado de sus partes. La clase dominante con “conciencia para sí”, procura adelantarse a las contingencias políticas, confundiendo, manipulando, comprando, adormeciendo, atrapando o sometiendo a todo el que pueda. Incluso suele tomar la delantera con sus reformas . Lo más importante para todo poder es su legitimación. En esta dirección apela de todo cuanto le sea posible. El poder si no gana, al menos intenta neutralizar. Una manera de neutralizar, es haciendo inocuos a algunos revolucionarios. Pero, el sistema necesita del cuestionamiento y la protesta por que esto legitima el poder dominante. Del mismo modo, requiere de los Partidos y sus líderes, por que ellos, dan la sensación de democracia. El poder recurre a la feroz imposición cuando no le queda otro camino. Es por esto que no resulta fácil identificar quienes son y quienes no son verdaderos revolucionarios. Del mismo modo, el reformismo en el campo político, económico y social, se presta al propósito de la continuidad de la dominación. Es en verdad la forma como opera el sistema. El se reproduce permanentemente y se hace flexible o inflexible cuando las circunstancias le aconsejan. Por eso manejan permanentemente el engaño. Lo grave es que hay quienes oyen sus cantos de sirena.

Cuando la confrontación no es abierta, resulta difícil descubrir la intencionalidad de los líderes. El sistema logra que el poder aparezca como articulado a los intereses colectivos. El sistema apela a los ni ni, a los indecisos, a los presuntos independientes, a los moderados, a los términos medios para chantajear a sus verdaderos opositores. Quienes intentan tomar el cielo por asalto, son tenidos por orates. En fin, el sistema ha logrado meter por el carril electoral a sus detractores. Por esto el sistema suele construir su oposición, que no es otra que la misma que baila al son que el sistema le toca. Como vemos no es fácil detectar donde se esconde la serpiente. El sistema opera reproduciéndose constantemente, dando la creencia de cambios, progresos y oportunidades. Si no se erradica el mal desde sus entrañas, el sistema seguirá dominando. ( continuará)

jesus_vivas@cantv.net





Esta nota ha sido leída aproximadamente 3468 veces.



Jesús M Vivas

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: