Una pangola mayamera

Don Pacho nos decía que un Docente en un conversatorio sobre ética de la comunicación que; "La malformación académica y la carencia de preparación técnica permiten a los rácanos o miserables que utilizan el periodismo en Venezuela, cometer delitos, extorsionar, chantajear y buscar beneficios económicos en nombre de la libertad de expresión, para decir e ir por el mundo que diciendo que son unos perseguidos del rrégimen Venezolano" y también acotaba Don Pacho que definía a este adjetivo como a la Persona sin carácter, falto de personalidad, considerado tonto, aburrido, sin sustancia y fácil de manipular.

Por lo tanto para estos carroñeros no existe código deontológico ni moral ni ética. Trabajan por mandato de los grupos económicos, banqueros, corruptos y narcotraficantes, porque genéticamente son unos lamesuelas.

Los medios tarifados sin personalidad propia en la realidad del periodismo venezolano radica en una deformación denigrante tanto del factor humano como intelectual. La clase profesional vuela por los aires en un país donde se mide la calidad por el color político antagónico a los intereses de los empresarios dueños de los medios de información que en otrora eran los jefes circunspectos de mediática venezolana.

En estos últimos años han aparecido panfletos y panfletistas que sirven para diseminar propaganda y se utilizan a los bastardos de la comunicación como francotiradores de su odio visceral. Por lo tanto el periodismo palangrista y sus acólitos seguidores están en sus horas más bajas por los que irresponsablemente, usurpan profesión reporteril para buscar dinero. No importa colocar un disfraz como director de un medio o llamar a un delincuente preso en una cárcel para que manche las sagradas páginas de un periódico con la tinta de su más baja mediocridad. Importa que hables mal de tu enemigo, sino que en estos casos eres mi mejor amigo, interés cuánto vales dice el adagio popular.

Nuestro pueblo es crítico y debe desenmascaras a los rufianes y ratas de albañal que se hacen y dicen llamarse "periodistas". Y, a los que se firman como licenciados sin terminar los estudios, porque en verdad hay muchos. Para el medio palangrista no importa un título académico para ejercer la comunicación, vale "suministrar libremente a la ciudadanía toda información torcida y defender las libertades de expresión, información y opinión al servicio de una sociedad libre, solidaria, justa y pacífica a cargo de las grandes corporaciones mediáticas", tal como se destaca los Mafiosos de Los de Diarios de las Américas.

Históricamente Los palangristas han prostituido el periodismo en Venezuela y convirtieron algunas salas de redacción en auténticos burdeles y antros de corrupción. Se presentan ante el pueblo como "equilibrados" para llamar audiencias, pero quienes los conocemos, sabemos de qué pata cojean estos infelices de la tecla reporteril.

En gobiernos de la Cuarta los Canales Televisivos y periódicos y cadenas radiales y otros medios buscaban beneficios, regalos, viajes y contratos de publicidad con dineros del fondo de reptiles, la practica ideada que tiene su historia y es ejecutada por corruptos y pandilleros de la clase empresarial, banqueros, contratistas y políticos de bajo perfil, para muestra un botón, el Bigote Engomado de Marcel Granier y su hijo putativo Miguel Ángel Rodríguez que haciendo palangre en su sitio predilecto reciben migajas de la Gusanera Mayamera.

Un SOS si se "puede" o si es mucho pedir a ‘’El Colegió Nacional de Periodistas y al SNTP" quienes por motivo de dignidad deben iniciar un ataque masivo con las bombas de la "decencia" para tratar de eliminar el palangrismo y denunciar a quienes utilizan medios de comunicación para "(…) deformar, falsear, alterar, tergiversar o elaborar material informativo impreso o audiovisual, cuya divulgación o publicación resulte denigrante o humillante para la condición humana", recordándole que así reza el artículo 8 del Código de Ética del CNP y que muchos violan, ultrajan y putean. Fuera los sicarios del periodismo, esto va para que los Palangristas revisen o lo lean, porque la Inteligencia queda de segundo plano, porque Karlas Pangolas hay muchas despreciando su propia ética y su propio trabajo reporteril al servicio del imperio refugiándose en ese mundo sin futuro porque ya se lo han robado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 380 veces.



Marco Pedraza


Visite el perfil de Marco Pedraza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Pedraza

Marco Pedraza

Más artículos de este autor