Diario de una Cuarentena Capítulo 429

¿Reforma o Revolución?

A 874 días del inicio de la contingencia en la República Bolivariana de Venezuela producto de la pandemia global de la Covid 19, en la finalización de la semana 125 de esta contingencia, y siendo el sábado 06 de agosto de 2022, hoy quiero plantear un tema espinoso, y que debe ser interés de todos los revolucionarios y las revolucionarias, como lo es si estamos en una reforma o si estamos en una Revolución.

Esto ante las recientes revelaciones realizadas por Cécil Gerardo Pérez, sobre la ideología y praxis neoliberal que profesa el actual director de la ONAPRE, Marco Polo Cosenza Amarista, quien admira la obra de Pinochet y despotricó en su trabajo de grado de la política económica del Comandante Hugo Chávez, y en especial las expropiaciones y nacionalizaciones de bancos. Esto debe llamarnos profundamente a la reflexión, de que permitamos que seamos infiltrados de manera tan fácil dentro del Gobierno Bolivariano.

Pero para más inri, como lo diría Alberto Nolia, por ahí salió un material de Mario Cosenza, quien presumo podría ser familiar de Marco Polo. Mario recibió el premio Lorenzo Mendoza Fleury de la Fundación Polar en 2015 , es el "padre" de la aplicación de la Teoría del Caos aplicada, a través de la propaganda, a nuestra población para provocar la diáspora venezolana fundamentalmente en nuestros jóvenes, por eso fue premiado. ¿ Es gratuito ese premio?

¿Tendrá algún parentesco con Marco Polo Cosenza el de la ONAPRE? ¿ Es Marco Polo Cosenza otro "brazo ejecutor" de las políticas imperiales contra nuestra Patria?*

Aquí entrevista a Mario Cosenza de 2 de junio 2015 - 12:01 am. El Nacional.

Mario Cosenza analiza dinámicas sociales desde la Física.

En el exterior lo conocen como fundador de "Escuela de Mérida"

Ha estudiado la economía y la influencia de los medios masivos a través de los Sistemas Complejos y la Teoría del Caos.

La dedicación a sus estudiantes y la formación que imparte junto a otros colegas de la Universidad de los Andes le ha valido que en el exterior lo reconozcan como fundador de "la Escuela de Mérida". Los pupilos de Mario Cosenza han llevado a otras latitudes una forma particular de pensamiento.

El trabajo de Cosenza es interdisciplinario: echa mano de la Física, sobre todo de los Sistemas Complejos y de la Teoría del Caos, para dar explicación a otras dinámicas como la social o la económica. Por su trayectoria, le otorgaron el premio Lorenzo Mendoza Fleury de la Fundación Polar.

La sociofísica –aplicación de herramientas de sistemas complejos a fenómenos sociales– ha sido de las áreas que ha trabajado que más impacto han causado.

El análisis de la influencia de la propaganda a través de los medios masivos les permitió modelar matemáticamente algunas interacciones sociales, como el principio de homofilia, la tendencia a relacionarse con personas parecidas a uno. Esos trabajos del equipo de Cosenza arrojaron que la propaganda tenía un umbral de saturación. "Se llega a cierto nivel a partir del cual no se convence a todo el mundo. Después de cierta intensidad la propaganda produce dispersión", explica el físico. Resultados parecidos han encontrado con la adhesión a modas y con modelos de opinión.

En cuanto a la aplicación en la economía han construido modelos de probabilidad de distribución de la riqueza: "Hay muchos que tienen poco y pocos que tienen mucho".

Es hijo de inmigrantes italianos, nació en Aragua de Barcelona, estado Anzoátegui. La Venezuela en la que creció le permitió estudiar una maestría en Física en la Universidad de California, en Estados Unidos, y el doctorado en la de Texas. El posdoctorado lo hizo en la Universidad de Toronto, en Canadá.

Cosenza prefiere ser optimista ante la cantidad de talento formado que está dejando el país: "Es una reserva que estamos creando y que estamos preservando fuera de Venezuela, y que en algún momento, cuando los necesitemos, nos van a servir".

Al respecto, debo señalar lo siguiente:

Debemos hacer una profunda revisión de los compañeros y compañeras que hoy detentan altas responsabilidades dentro de la Administración Pública y del Estado como un todo. Cuando hacemos una revisión de los que las tienen, pareciera que estuviéramos en presencia del CEN de Acción Democrática y Copei. En este caso la lista es grande.

Por ejemplo un amigo mencionó el caso de Erick Mago, que se puso en la cola de primero y agarró los primeros números, pero él aplicó aquello de que estas primero en la cola desde las 2 de la madrugada y aparece Erick Mago como a las 10 am y te dice que tiene los primeros 50 números de la cola. O sea, que a ti te tocó el 51 pues.

Ese grupo de gente que está dentro de la estructura, que forman parte de la otra "conciencia política", pero como son actores y poseen el "conocimiento técnico", se ganan espacios que deberían ser ocupados por cuadros que tributen al proceso revolucionario.

Podrás haber estado en la cola desde las 2 am, incluso haber dormido en ella, pero si tienes el número 51 y Perico de los palotes tiene el número 16 que se lo agarró Erick Mago, y de paso, viene recomendado por un parlamentario de la AN que es "camarada", "rojo, rojito", "patria o muerte", pues entra sin mayores obstáculos a los cargos como ocurrió con Marco Polo Cosenza Amarista desde el 28 de diciembre de 2021, de acuerdo a la Gaceta Oficial.

Esta es la etapa del proceso revolucionario que estamos viviendo, no quiere decir con eso que no forme parte de este proceso. Esto es normal porque aun estamos en una transición que forma parte del proceso. Recordemos que hay causas y hay efectos.

De ahí que las revolucionarias y revolucionarios somos los que y las que tenemos que identificar cuáles son los operadores y las operadoras que tenemos y que efectos están ocasionando con su accionar y su praxis, para que nosotros, aplicando la inteligencia política, afinar estrategias para contrarrestar si fuere el caso, estas situaciones y los efectos que estos operadores puedan generar en perjuicio del proceso revolucionario que vivimos.

No olvidemos que en buena parte de la Administración Pública y del Estado tenemos mucha parte opositora enquistada. Que cuentan con una parte intelectual que busca legitimar con su forma de ver el mundo el sistema de dominación y opresión de clase. Y estamos en el mismo barco, y están dentro del PSUV incluso, formando parte de las contradicciones que se dan a lo interno del movimiento revolucionario.

Esto forma parte del crecimiento de nuestro proceso por la lucha constante. Allá los que no se preparen y no asuman, porque entonces son ellos los que van a mantenerla constante. Las variables siempre van a salir en forma que siempre sean ellos los favorecidos y controlando las decisiones medulares.

De ahí que se impone la necesidad de que levantemos gente desde las bases, con otra conciencia política, la del socialismo bolivariano del siglo 21, para dar la batalla. En todo caso, de eso se trata el proceso revolucionario: En fases y etapas que en un tiempo determinado deben dar como resultado la revolución.

El "Ché" Guevara siempre lo tuvo claro: "El presente es de lucha, el futuro nos pertenece". Ese pensamiento forma una de las constantes de los revolucionarios y las revolucionarias; pero la contrarrevolución no duerme, y de ahí que la infiltración que tenemos en diferentes espacios es prueba palpable de ello. Y aprovechan los espacios que le hemos otorgado para hacernos daño.

Incluso se aprovechan de gazapos dentro de nuestra Constitución y leyes para avanzar en estancar el proceso para luego tratar de retrogradarlo y derrotarlo.

Y cuando hay dudas en las interpretaciones técnicas y jurídicas, aparecen los "expertos" los "doctores", abogados y abogadas, los sesudos e inteligentes "analistas" que tratan de complicar y enredarlo todo.

Y sirve, fundamentalmente para dos cosas: 1.- Para levantar a la gente, activar al pueblo, cosa que es bueno también porque el Estado y el Gobierno ponen un orden. Cuando el Estado y el Gobierno funcionan para el pueblo, trabajan para el pueblo, el pueblo está en paz y contento; cuando el Estado y el Gobierno no trabajan para las mayorías, entonces el pueblo se levanta porque el pueblo es desorden y cuando se da esa relación entre esas dos variables, en esos dos vértices de orden y desorden, como nos lo enseñan las leyes de la dialéctica, y el resultado es, según las experiencias vividas, un nuevo orden.

Cuando ocurrieron las acciones terroristas de los años 2013,2014 y 2017, hubo un desorden y el resultado fue el presidente Maduro respondió con la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente y así se logró controlar ese desorden, esa inestabilidad, y vino un nuevo orden y se logró la estabilidad y la paz.

Ahora viene y se nos impone analizar la situación y la coyuntura actual. ¿Cuál va a ser la postura nuestra como pueblo chavista organizado que debe levantar ese desorden? ¿O es el pueblo chavista que está organizándose y va a levantar un nuevo desorden para establecer un nuevo orden o un nuevo gobierno? He ahí el riesgo, porque cabría preguntarse: ¿Ese nuevo orden lo va a tomar la derecha que está trabajando desde adentro y que tenemos enquistada dentro de la Administración Pública y el Estado?

¿O el pueblo mantendrá su postura política y mantiene al Gobierno Bolivariano y tendremos control de la situación y de la coyuntura para generar un nuevo orden y lograr cambios y hasta una Constitución que responda a un Estado Socialista?

Estas son algunas preguntas generadoras para un gran debate nacional que debería darse. La Constitución señala formas para el ejercicio de la soberanía popular, y se ejerce indirectamente mediante el sufragio y por nuestros representantes. Pero además señala que los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.

Pero esto no será tarea sencilla, y esto lo obtendremos con muchos sacrificios y luchas.

Un revolucionario y revolucionaria que tenga la conciencia clara de cómo debemos construir el Estado Socialista sabe que nosotros y nosotras debemos ejercer el poder directamente y que el pueblo organizado debe pasar a formar parte de las estructuras de ese nuevo Estado para tomar decisiones en el futuro y los beneficie y no a través de los actuales voceros, delegados "elegidos por el pueblo" que después pasan a formar parte de estructuras del Estado, se apoderan de su aparato y del gobierno para entonces gobernar a espaldas del pueblo.

Esto es un poco de la trampa de lo que significa el Estado. Y específicamente el Estado Burgués y el que pretendemos erradicar. De ahí que necesitamos que la conciencia colectiva se dé y eso no se da por generación espontánea sino que hay que crear las condiciones para ello, hay que trabajarla para entonces, así poder generar los cambios. Si no, la transición va a ser muy lenta, o incluso no va a haber transición, se detiene la transición y se mantiene la reforma.

Así están planteadas las cosas

¡Bolívar y Chávez viven y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y patria socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 740 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: