("Quien tiene un porqué para vivir, encontrará casi siempre el cómo".)

El hombre en busca de sentido

1

En "El hombre en busca de sentido" (1946) el psiquiatra austriaco Víktor Frankl relata sus vivencias en los campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. Describe el comportamiento de sus compañeros de desgracia, y llega a la conclusión que en esas circunstancias de horror hay que encontrar el sentido al sufrimiento para poder seguir viviendo. Quien fracasa en esa tarea y se rinde, está derrotado y al borde de la muerte. La vida es sufrimiento, y el sufrimiento le da sentido a la vida.

2

"El hombre es un ser que puede acostumbrarse a cualquier cosa" (Dostoyevski) . Incluso al sufrimiento, si tratas de buscarle el sentido : "Solo temo una cosa: no ser digno de mis sufrimientos" (Dostoyevski). El sufrimiento, el destino y la muerte son partes inevitables de la vida. Hay que soportar el sufrimiento con orgullo y no miserablemente porque alguien nos observa: un dios, un ángel.

3

Sólo el exilio interior podía salvarlos de la desesperación y la desilusión. Soñar con la libertad y el reencuentro con los suyos puede ser el motivo para mantenerse en pie y seguir luchando.

4

Ni importa que no esperemos nada de la vida, sino si la vida espera algo de nosotros. La vida constantemente nos pregunta por el sentido que le damos de manera práctica. El sufrimiento puede ser una gran oportunidad para crecer espiritualmente y darle sentido a la vida.

5

" ¿Qué es en realidad el hombre? Es el ser que siempre decide lo que es. Es el ser que ha inventado las cámaras de gas, pero, asimismo es el ser que ha entrado en ellas con paso firme musitando una oración."

6

A un hombre le pueden robar todo, menos una cosa, la última de las libertades del ser humano, la elección de su propia actitud ante cualquier tipo de circunstancias, la elección del propio camino.

7

Hasta las cosas más pequeñas pueden originar las mayores alegrías.

8

Nietzsche: "Quien tiene un porqué para vivir, encontrará casi siempre el cómo". Esta frase la recuerda Frankl en todo momento.

9

Hay que enfrentar la realidad dignamente por muy adversa que sea.

10

El amor es la meta última y más grande del hombre. El amor transciende las formas físicas del ser amado.

11

Encontré el sentido de mi vida en ayudar a los demás a encontrar el significado de sus vidas.

12

Vive como si ya estuvieras viviendo por segunda vez y como si la primera vez ya hubieras obrado tan desacertadamente como ahora estás a punto de obrar.

13

Ningún poder podrá arrancarte lo que has vivido. Cae sólo el que se rinde espiritualmente.

14

No inventamos el sentido de la existencia, sino que lo descubrimos. Una buena conciencia es la mejor almohada.

15

El sufrimiento deja de serlo cuando se considera un sacrificio. La angustia espiritual no es una enfermedad, es una oportunidad. Si aceptas voluntariamente el sufrimiento la vida tiene sentido.

16

Haber sido es la mejor forma de ser. El pasado es una realidad y hay que sentirse orgulloso de él.

17

El deseo es el padre del pensamiento. El miedo es la madre del suceso.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 931 veces.



Edgardo Malaspina

Médico. PhD en Medicina. Docente universitario y poeta.

 edgardomalaspina@gmail.com

Visite el perfil de Edgardo Malaspina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: