Miren esta espantosa realidad… ¡Falso!, con la verdad sí se ofende horriblemente!, Artigas se peló…

  1. Un día me encontraba en una venta de libros usados (propiedad del profesor Zinetar), en Mérida, y estaba allí de dependiente, un muchacho de Barinas que estudiaba Letras en la ULA. Corrían los tiempos de las guarimbas, y me puse a hablar de libros con aquel muchacho moreno, delgado, de aspecto llanero, muy humilde, cuando repentinamente la conversación él la llevó hacia la política y comenzó a decir las cosas más enfermizas y horribles contra Chávez. Me dijo que se estaba organizando para irse a Ecuador porque no soportaba más a los "malditos chavistas". Entonces tuve la calma y la benevolencia suficiente para tratar de darle algunos consejos. Le dije: "Mira. Muchacho, tal como está este mundo, no vayas a coger para esos países como Colombia, Ecuador, Perú o Chile. Tú, donde te pares y a donde vayas, te verán como CHAVISTA, tienes un aspecto inconfundible de chavista por más que trates de negarlo. Tu rostro, tu piel, tu mirada respira chavismo puro, y no podrás evitarlo. Ten cuidado, que podrás caer en una emboscada que se nos está tendiendo en toda América Latina…". Aquel pobre muchacho me miró con un odio que yo nunca había visto en un ser humano, y creo que nunca más volveré a ver…
  2. Esa expresión de José Gervasio Artigas ("CON LA VERDAD NI OFENDO NI TEMO") debería ser humanamente correcta y aceptada por todos, pero no es cierta ciento por ciento. Nada ofende más que la verdad. Dígale usted VIEJO a un viejo, y espere el chaparrón que se le vendrá encima. Dígale usted PARÁSITO a un vago, CANALLA a un sinvergüenza, a un DELINCUENTE ladrón, a un ABUSADOR estúpido, a un FALSO farsante, a un MISERABLE ruin, a un porky cerdo, a un MEDIOCRE inepto, a un LERDO quedado, a un ESCLAVO o SERVIL borrego, a un AUTÓMATA o CONDICIONADO loro… dígaselo y verá cómo arderá Troya.
  3. ¡Vaya por Dios!, en aquel infierno en el que se metió Chávez cuando comenzó a llamar muchas cosas por su nombre: cuando dijo que la decisión de la Corte Suprema de Justicia, cuando lo derrocaron, era una PLASTA. Cuando dijo que la cúpula de iglesia es un TUMOR y que todos los obispos de CEV irían al infierno. Cuando llamó a los yanquis unas MIERDAS. Cuando sostuvo por todo el cañón que todos los RICOS son MALOS. Que los empresarios son una manga de VAGOS. Que aquel presidente de la OEA, Insulza, era un PENDEJO. Que el presidente de México Vicente Fox era un CACHORRO del imperio. Prácticamente que el José María Aznar y el reyecito de España Juan Carlos son un par de miserables y BESTIALES RACISTAS, y que los EUROPEOS comportan una casta de VIOLADORES, ESCLAVISTAS Y MASACRADORES DE PUEBLOS.
  4. ¡A quién se le ocurre decir tantas VERDADES!, y él cada vez que las decía esgrimía el pensamiento de Artigas para que entrara a la gente con vaselina. Eso así no funciona. Estaba clarito que todo Occidente se iba a unir para matarlo cuanto antes como hicieron con Allende o con Gadafi. Tenían que callarlo, urgentemente, y para ellos, para los occidentales, Chávez estuvo diciendo verdades durante demasiado tiempo.
  5. La mente va trabajando sola, va buscando explicaciones al odio inmenso que se desató entre ciertos grupos y sectores contra Venezuela desde 1998 (¡Dígase esa BACHELET y TODOS LOS HIJITOS DE PINOCHET!). Hay cosas que los canallas poderosos nunca olvidan, que a los engreídos e intocables les penetra hondo y les destroza la vida para siempre. Y ha sido el chavismo quien provocó una explosión de inmensas locuras en Occidente, en esas clases poderosas que llegaron a creerse que vivían como esos reyes que van con sus carnes apolilladas por el mundo y se imaginan que a todos estremecen con sus encantos, por lucirse sublimes y bellos con sus cortejos, pero… vino Chávez y les dio por el culo, y un día les gritó: "!Epa señores, ojo!, miren cómo van esos hijos de putas con sus podredumbres al aire".. Toda una gran farsa que muchos pendejos se tragan, pero que como digo, llegó un hombre y trató de abrirles los ojos al mundo, por lo que entonces se organizó toda una pavorosa conspiración para matarlo.
  6. Fue así, pues, cómo se desató en Occidente la más espantosa bocanada de apocalíptico odio contra la PATRIA DE BOLÍVAR, por ir Chávez señalando el pus, la gangrena apestosa de cada uno de los infames poderosos de este mundo: cuando se enfrentó con George W. Bush cuando éste asesinó a miles de niños y gente inocente en la guerra de Irak. La ira del monstruo gringo entonces respondió derrocándole y casi provocando una guerra civil en el país.
  7. En viendo Occidente que en aquel 2002, no pudo derrocar a Chávez, y que América Latina corría "el peligro" de seguir su ejemplo, el estremecimiento de odio alcanzó dimensiones siderales.
  8. Ese odio contra Venezuela que dejó morados a tantos serviles y traidores, un odio contra nosotros en toda esa gente farsante, asesina, narcotraficante, explotadora, que nunca cesará: en Bush, Almagro, la Bachelet, Fox, Uribe, Aznar, Felipe González, Rajoy, …


Esta nota ha sido leída aproximadamente 972 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: