Saberes republicanos

Los ataques del catire

Sabías que. En medio de la acción bélica dada en la sabana de Carabobo, cerca de la ciudad de Valencia, el 24 de junio de 1821 entre el ejército realista del Mariscal de Campo Miguel de la Torre y las tropas patriotas comandadas por el General en Jefe Simón Bolívar, al centauro de los llanos José Antonio Páez se le pegó una calambrina que casi le cuesta la vida.

El campo de batalla donde se iniciaría definitivamente la independencia del país, para aquellos días estaba constituido por una sabana de unos 4 km de longitud, de este a oeste y 3 km de norte a sur. En ella Miguel de la Torre se detuvo en esta sabana y distribuyó sus fuerzas en forma tal que cubrían, por el oeste, el camino de San Carlos, y por el sur el de El Pao, mientras que el Libertador reorganizó el ejército en 3 divisiones entre esas la Primera División del Catire Páez.

A José Antonio Páez en medio de la batalla de Carabobo, justo cuando comandaba los Batallones Bravos de Apure, los Cazadores Británicos y los siete Regimientos de Caballería, le ha entrado uno de sus ya conocidos ataques de Epilepsia, que lo ha dejado tendido en el suelo convulsionando por los efectos de su terrible enfermedad.

Dejemos que sea Páez quien nos eche el cuento: "En esta ocasión estuve yo a pique de no sobrevivir a la victoria, pues habiendo sido acometido repentinamente de aquel terrible ataque que me privaba del sentido, me quedé en el ardor de la carga entre un tropel de enemigos, y tal vez hubiera sido muerto, sí el comandante Antonio Martínez, de la caballería de Morales, no me hubiera sacado de aquel lugar.

Tomó él las riendas de mi caballo, y montando en las ancas de este a un teniente de los patriotas llamado Alejandro Salazar alía Guadalupe, para sostenerme sobre la silla, ambos me pusieron en salvo entre los míos. A tiempo que yo recobraba el sentido se me reunió Bolívar, y en medio de vítores me ofreció en nombre del Congreso el grado de general en jefe".

El catire José Antonio Páez a pesar de sus ataques de epilepsia no pereció en ese combate y tuvo larga vida después de aquel suceso en Carabobo. Este es otro saber republicano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 474 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor