El milagro que le falta a José Gregorio Hernández

En los años 60, 70, 80, se leía mucho en la prensa sobre los milagros del siervo de Dios, Dr. José Gregorio Hernández. Sobre todo en "Ultimas noticias" se ofrecían las primicias de los milagros que había hecho a personas que inclusive contaban sus historias con despliegue de imágenes y resultados de estudios clínicos que servían para contrastar con el estado de salud de la persona, después del milagro.

Recuerdo cuando en el nuevo circo de Caracas, cada vez que me tocaba viajar hacia el oriente del país, se subía al autobús, alguna persona a vender la estampita del Dr. José Gregorio Hernández. Muchos la compraban como símbolo de fe. Era la misma época en que la televisión tenía hasta un programa sobre la vida del siervo de dios, y lo interpretaba un actor muy parecido a José Gregorio, llamado Américo Montero. Sus milagros repercutieron en Suramérica y personas de diferentes nacionalidades y profesiones eran fieles devotos del médico de los pobres: Cantantes, peloteros, artistas en general, etc. No debe existir alguien que en algún momento de apremios, no le haya pedido favores al Dr. José Gregorio Hernández.

Sin embargo, en estos momentos, aun le falta un milagro para poder ser canonizado por el Vaticano; pero, la esperanza está en un segundo milagro atribuido al santo, el cual está en fase de investigación por el tribunal eclesiástico de la arquidiócesis de Miami. En caso de que esto no resulte, debo decir, que existen dos posibilidades para que se canonice al Dr. José Gregorio Hernández; la primera depende del gobierno en caso de lograr la detención de Juan Guaidó por todos los desmanes que ha cometido en contra de los venezolanos. Solo hay que tener fe y rezar la siguiente oración: "¡Oh señor, José Gregorio Hernández, siervo de Dios! que tanto has curado enfermos y socorrido a los necesitados, ilumina el camino a quien le corresponda en el gobierno, para que por fin le pongan los ganchos a Guaidó"

La segunda posibilidad depende de la oposición, si logra la ansiada unidad; para eso hay que orar con mucha fe, porque son 30 candidatos los que suenan ya para las presidenciales en el 2024.

Aseguro que si ambos milagros ocurrieran, José Gregorio Hernández tendría uno demás y sería canonizado sin pasar por ningún tribunal eclesiástico, porque serían los milagros públicos más notorios y de seguro se oiría decir en toda Venezuela: Ameeeen.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 333 veces.



Jesús Rafael Barreto


Visite el perfil de Jesús Rafael Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: