La Paraulata margariteña y los margariteños, lo sabían antes que los rusos

El cardón (cactus) acabará con el monopolio de internet y de las empresas transnacionales y nacionales de la comunicación. Antes, que alguien se me adelante y ponga este potencial comunicacional que tenemos en Margarita, al servicio de una política neoliberal con cielo y mar abierto, hagamos del cardón, una mata de todos los venezolanos, pero que no sea como el petróleo; que nos dijeron que era un recurso natural de todos los venezolanos, pero no fue así en la IV y por los vientos que soplan, en la V, se impondrá el viejo esquema.

Nada o casi nada se dar por casualidad. El principio de causalidad es imponente y es clave para entender muchas cosas. Un Margariteño de ayer, tenía certeza, que cuando una Paraulata se colocaba en la punta de un cardón ( cactus) y cantaba un largo rato, ese canto era un señal contundente, que una carta ya estaba entrando al pueblo en un sobre de avión procedente del Zulia, Puerto la Cruz, Anaco, El Tigre u otra zona petrolera del país. El cardón tiene una propiedad electrodinámica que la Paraulata procesaba y después ella replicaba como antena repetidora que el Margariteño entendía claramente. Al oír una Paraulata en la punta de un cardón, la mujer margariteña, se iba a la oficina de correo para recibir su carta y los realitos que con la carta venían. La señal era nítida y no había para ese momento fibra óptica.

Es importante destacar, que no por mera casualidad, las casas en Margarita (en su gran mayoría) sus fondos o corrales estaban cercados con cardon ( Cactus). En ese hecho, se escondía un gran secreto bien guardado, que ahora comienza a conocerse y se espera que ningún adinerado del mundo se nos adelante y haga una patente para apropiarse del cardón que en Margarita hay suficiente como para conectar a toda la humanidad sin ningún costo.

Científicos del instituto de física y tecnología de Moscú y de la universidad de Tel Aviv acaban de saber lo que ya las paraulatas y los margariteños sabían desde hace mucho tiempo. El Cardón por tener una reserva de agua muy grande, sirve como un mecanismo natural de wifi de banda ancha.

La información que circuló, precisa, que "la investigación publicada en AIP Publidhing, determinó que las plantas con una alta concentración de agua, actúan asimismo como elementos de una antena resonante dieléctrica (...) El estudio se centró en investigar las capacidades del cactus para servir como un depositario de antena eficiente que podría PERSONALIZARSE y contribuir a varias aplicaciones de tecnologías inalámbricas WLAN y WI-MAX". Los tallos de los cardones que tienen entre un 75 y 85% de agua, son efectivos como posible antena de banda ancha. Además de garantizarnos un wifi banda ancha; volver al cardón nos ofrecerá una fruta con rico potencial.

https://primicia.com.ve/mas/ciencia-y-tecnologia/descubren-que-los-cactus-pueden-servir-como-antenas-de-wifi-de-banda-ancha/

Ahora, hay que estar mosca con una posible privatización de los cardones en Margarita. La Península de Macanao será rica con los cardones .



Esta nota ha sido leída aproximadamente 603 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: