Auditórium

«Burguesía revolucionaria»: ¿Se cumple la profecía de Castro Soteldo del 2018?

"La neo burguesía parasitaria venezolana, se ha convertido en la gran beneficiada con el triunfo de la Revolución Bolivariana. Los grandes beneficiarios de estos cambios, han sido quienes los provocaron, los burgueses como el de la talla de un tal:"Gusano". En la práctica, las mejoras socioeconómicas de sus situaciones, se ha manifestado en una mayor redistribución, favorable a sus clases, ahora con mas poder político, y fortalecimiento de sus propiedades".

Fin de la cita.

Anónimo.

En septiembre del 2018, el Ministro de Agricultura y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, en su programa "Cultivando Patria" señala las diferencias entre una burguesía parasitaria, y una nacionalista, y productora. Además instó ese día domingo a construir una "burguesía revolucionaria". Una contradicción hasta biológica, fueron duras las criticas, hacia ese ministro esa semana, que hoy en el año 2022, deja mucho que pensar, sus pronósticos.

Una de las tantas mentiras que nos hace creer la "nueva burguesía revolucionaria" a través de testaferros, dueña de bodegones, hipermercados, concesionarios de vehículos importados, nuevos, y usados de alta gama, tienda de ropas de marca importadas, y hasta la recolectora de basura llamada "Cospuca" etc. Estos boli-revolucionarios dicen que la sociedad, y la economía venezolana están reflotando. Es decir, dependiendo del ingreso que tiene un esclavo moderno que trabaja de sol a sol, en esos negocios regentados en su gran mayoría, por árabes y chinos, ahora los trabajadores venezolanos, pertenecen a una nueva "clase social" de esclavos-explotados modernos. Ignorando que las clases sociales se definen según la función que tienen las personas en torno a estos medios de comercialización. Hoy en la Venezuela del siglo XXI, los que tienen la propiedad privada sobre estos medios son una clase dominante de testaferros, legitimadora de capitales, eso lo sabe ‘Raimundo, y todo el mundo’ en esta tierra de "des (gracia)" llamada Venezuela, donde nuestros jóvenes se ven obligados a trabajar para los «dueños» de estos medios, para sobrevivir al no poseer propiedad alguna, siendo hoy la clase esclava dominada venezolana. En la época colonial el principal medio de producción era la tierra, y los esclavistas al poseer este medio eran la clase dominante, y los esclavos eran los dominados. Hoy en día la tierra fue reemplazada como el principal medio de *producción* por los bodegones, hipermercados, restaurantes de lujos, casinos, tiendas de ropa, y concesionarias de vehículos de alta gama, recolectoras de basura etc., etc. Y la nueva clase dominante es la nueva burguesía revolucionaria que predijo Castro Soteldo en el 2018, ya que posee dichos medios de explotación, y esclavización modernas, chapuceras, e indignas, y los dominados son la clase trabajadora, que no tiene ningún medio de trabajo digno, y productivo, y se ven forzados a trabajar por un mísero salario para poder sobrevivir.

Karl Marx decía "La historia de la humanidad ha sido una lucha de clases". Entre las clases siempre ha existido un conflicto permanente, cuando una de ellas quiere imponer sus intereses sobre la otra. Por ejemplo: Cuando la "burguesía revolucionaria del siglo XXI" le disminuye los beneficios al trabajador venezolano, venden más caro con la dolarización de facto, haciendo que los trabajadores laboren muchísimas horas más, sin recibir aumentos de un salario digno; árabes, y chinos los obligan a trabajar de domingo a domingo, mientras que los trabajadores quieren días de descanso, y mejores salarios, reducir sus horas de trabajos, para poder comprar bienes a menores costos. Toda esta batalla es lo que se denomina hoy como esclavitud moderna.

Esto si es filosóficamente, y políticamente, considerada como una burguesía revolucionaria, parasitaria, y empresarios vampiros.

Muchos dirigentes del gobierno se hacen los "wilis", y tiene que saberlo el propio presidente Nicolás Maduro, ante los que han tratado de ocultar que existe este tipos de burguesía; parasitaria, ahora etiquetada de burguesía revolucionaria, como lo predijo Castro Soteldo en el 2018, cuando los consideró como unos "Empresarios Patriotas", y que estas pecuecas pueden ayudar a desarrollar la ‘producción’ del país, para generar las condiciones necesarias para una revolución socialista. "me cago en la hostia, y me limpio con el sudario coño" ante tamaña estupidez. Es decir, la típica teoría del esclavismo del siglo XXI, primero un esclavismo democrático burgués, y luego una socialismo esclavista, de empleos precarios.

Venezuela es un país donde las industrias productivas se encuentran arrasadas, lo que significa que esta burguesía parasitaria sin educación, no puede jugar ningún papel progresista, ya que una educación de calidad para la juventud venezolana, significaría rebelarse contra sus amos, unos burros cargados de oro al peor estilo colonialista. Esta burguesía revolucionaria venezolana está atada por lazos politiqueros de la más baja estofa, económicos, y hasta familiares con las burguesías más deleznables. Desarrollar el campo venezolano, y las industrias con alta tecnología, significaría abastecimiento en el mercado nacional, que acabaría con la industria, y la agricultura importadora de puertos, que en la actualidad le pertenece a la burguesía revolucionaria parasitaria, cosa que estos grandes monopolios lavadores de dinero sucio no permitirán. Todo lo anterior lo podemos ver reflejado en estos 23 años, donde esta burguesía parasitaria a pesar de tener todo el apoyo del gobierno bolivariano, no ha sido capaz de desarrollar al país, ni de romper las cadenas de la importación, donde se venden nuestras materias primas, en vez de transformarlas para industrializar el país.

En definitiva esta burguesía revolucionaria es naturalmente parasitaria, y sus intereses son completamente antagónicos con los de la clase trabajadora venezolana, que cada día se empobrece más. Cuando esta burguesía revolucionaria obtiene beneficios, significa una pérdida para los esclavizados trabajadores venezolanos, pensar que la burguesía criminal colonizadora puede es revolucionaria, y progresista; es como el ponerse a pensar que un pirómano puede apagar un incendio.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 770 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: