Sentir Bolivariano

Hacia la V República

I

Con la decisión de participar en el proceso electoral que tendría lugar en diciembre del año 1998, con Hugo Chávez Frías como candidato a la Presidencia de la República, se iniciaba una nueva etapa en la historia contemporánea de la Patria.

Dicha decisión, supuso que se acelerara el proceso organizativo del Movimiento Bolivariano Revolucionario-200 (MBR-200); profundizándose en reuniones realizadas a nivel local, estadal y nacional el debate acerca de los objetivos plasmados en la Agenda Alternativa Bolivariana (AAB), al tiempo que se analizaban las fortalezas y las debilidades que teníamos como organización para enfrentar la batalla que el escenario electoral nos imponía.

Fueron jornadas de intensa discusión interna, durante las cuales se esgrimieron como principales elementos a favor de nuestra propuesta, dos (2) aspectos que considerábamos de suma importancia para el momento; un análisis que, sin duda, la historia se encargó de demostrar era correcto.

II

Una de las fortalezas con que concurríamos al referido proceso electoral estaba relacionada con el hecho de que el Comandante Chávez en esos años previos, sobre todo después de salir de la Cárcel de la Dignidad, había logrado fortalecer verdaderamente un movimiento cívico-militar; conformado por el Pueblo organizado en la calle y cuadros militares de todas las jerarquías, pertenecientes a los diferentes componentes de las entonces Fuerzas Armadas.

El propio Hugo se había dedicado, además de recorrer el país organizando el MBR-200 junto al Pueblo, a recuperar el contacto con los viejos miembros militares del Movimiento que permanecían en los cuarteles; al tiempo que, trabajaba para captar a nuevos cuadros que se integrasen a nuestras filas.

De tal manera que, sabíamos que el Movimiento disponía de fuerza popular en la calle y dentro de las propias Fuerzas Armadas, donde cuadros importantes, conscientes de que no habían condiciones para una nueva insurgencia militar, estaban dispuestos a hacer lo que fuese necesario para defender los resultados electorales; esto, ante un posible intento de la derecha venezolana de desconocer lo que se vislumbraba como un contundente triunfo electoral del candidato de las fuerzas patriotas.

Aunado al aspecto antes referido, y como una segunda fortaleza que visualizamos durante los debates realizados en el seno del Movimiento, estaba el hecho de que, efectivamente, la candidatura del Comandante Chávez gozaba de la aceptación de la mayoría del Pueblo venezolano; afirmación que estaba sustentada en los resultados de una gran encuesta nacional que logramos realizar por aquellos días; encuesta a través de la cual se pudo consultar a más de 100 mil personas, entre otras cosas, en relación con los siguientes asuntos: 1) ¿Está usted de acuerdo en que el Comandante Hugo Chávez sea candidato a la Presidencia de la República?; y 2) ¿Votaría usted por él?. La respuesta a la primera de las preguntas formuladas fue positiva en un 70%; mientras que la segunda lo fue en un 55%

Este último indicador se corresponde con el porcentaje de votos obtenido por el líder bolivariano en las elecciones presidenciales de 1998, las cuales ganó con el 56,2% de los sufragios. Como lo habíamos previsto, la burguesía nacional intentó desconocer este triunfo popular; una aberración que, como también habíamos perfilado, fue impedida por la fuerza de la gente en la calle y la disposición mostrada por importantes jefes militares a nivel nacional.

III

En una de las reuniones nacionales antes mencionadas, el responsable electoral nos informa que debíamos cambiar el nombre del Movimiento, en virtud de que el entonces Consejo Supremo Electoral (CSE) alegaba que, de acuerdo con lo previsto en la Ley de Partidos Políticos que estaba vigente, se prohibía el uso del nombre del Padre Libertador Simón Bolívar en cualquier partido o movimiento político.

Inmediatamente nos convocamos para tomar la mejor decisión al respecto, siendo realizadas varias reuniones exclusivamente para darnos a la tarea de proponer el mejor nombre para sustituir al del MBR-200, y así poder inscribir a quien ya habíamos decidido sería nuestro candidato: el Comandante Hugo Chávez.

Se desarrollaron distintas mesas de trabajo; sin embargo, después de varios días de reuniones, el Comandante Eterno se incorporó para explicar una propuesta que había elaborado la noche anterior.

Al pedir la palabra, Hugo expuso la justificación histórico-política que la sustentaba, señalando que "…Esta lucha viene de lejos. Quinientos años de avances y retrocesos en las batallas por la libertad y la soberanía de la Patria. En la lucha independentista del siglo XIX, se logró establecer gobierno republicano con la Declaración de la Independencia en 1811. Se aprueba la primera Constitución, se instala la Primera República. Como se sabe, esta no logra mantenerse por mucho tiempo; pero luego, con Bolívar asumiendo el liderazgo, partiendo con su ejército desde la Nueva Granada, cruzando Los Andes, en lo que se llamó La Campaña Admirable, entra a Caracas en agosto de 1813; forma gobierno y se funda la Segunda República. Al año siguiente cae nuevamente Caracas en manos de los españoles; y es hasta 1817, cuando Bolívar libera Margarita y forma gobierno, cuando comienza a nacer la Tercera República, que se establece definitivamente en 1819, con el Congreso de Angostura y la Constitución de la Gran Colombia. Esta cae con la muerte de Bolívar; y viene la Cuarta República, antibolivariana y oligárquica; que se mantiene hasta ahora. Por ello, nuestro objetivo fundamental es, retomando el sueño Bolivariano, instalar la Quinta República. O sea, vamos a la Quinta República; y así llamaremos a nuestro movimiento. Fíjense, mantiene toda esa carga histórico-filosófica, pero también nos permite, colocando lo de quinta en número romano, mantener la fonética del movimiento que ya está sembrado en la mente y el corazón de nuestro Pueblo. Tu le preguntas a la gente, ¿Cuál es el partido de Chávez?, y te dicen: el MBR; ya popularmente se omite el 200. Y ahora, el movimiento lo llamaremos Quinta República, escrito así: MVR (el Comandante escribió el nombre en una pizarra). ¿Cómo suena?, igual que el anterior, porque nosotros no diferenciamos, al pronunciar, la ´V´ de la ´B´. Es el MVR de Chávez; táctica y estrategia, porque sin duda, vamos a la Quinta República".

Y así nació el MVR, organización política con la cual inscribimos la candidatura del Comandante Chávez y con la que, como el proceso lo ha demostrado, dimos inicio a una etapa crucial de la historia de nuestras luchas por la libertad y la soberanía de la Patria.



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 652 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: