Las Líneas para Chávez

El 7 de octubre de 2012, Hugo Chávez Frías ganaba por tercera ocasión las elecciones presidenciales en Venezuela, alcanzó el 54.4% de los votos en una contienda más compleja en relación a las anteriores. Al saber la decisión de su pueblo, Chávez expresó: "Éste ha sido un día memorable. Les doy gracias, compañeros, por su apoyo y le pido a Dios que me dé vida y salud (…) "Hoy mismo comienza el nuevo ciclo de gobierno bolivariano. Me comprometo a ser cada día un mejor presidente".

El presidente Chávez debía conducir Venezuela hasta el año 2019, pero no pudo concluir con su mandato, dejó la vida terrenal el 5 de marzo de 2013 después de una dura y complicada batalla contra el cáncer. Chávez partió a los 58 años, dejando un gran legado de ideales, la esperanza de construir la Patria Grande y el horizonte de otro mundo posible.

En la evolución (revolución) de su pensamiento, Chávez no olvido la carga histórica en la esencia del árbol de las tres raíces que lo forjó ideológicamente: la raíz bolivariana -Bolívar, el hombre revolucionario-, la raíz robinsoniana -Simón Rodríguez, el filósofo- y la raíz zamorana -Ezequiel Zamora, el general de hombres libres-, visión dialéctica que lo llevó a buscar la construcción de improntas de transformaciones para transferir el Poder al Pueblo y aceptando los desafíos del nuevo milenio.

Chávez convertía toda idea en cascadas de acontecimientos en y desde la humanidad: soberanía energética y soberanía alimentaria, educación, salud y vivienda, convertían a las misiones en estrategias suprasectoriales, avanzando con paso firme hacia Agro-Venezuela y Vivir viviendo. Barrio Adentro abrió los caminos hacia la transformación estructural en el acceso a la atención en salud a través de la instalación de Centros de Atención Médica, ubicados en la profundidad de los barrios populares, en los sectores marginados, en el campo, en las amazonas y en las aldeas indígenas de venezolanos y venezolanas.

Misión Ribas convocaba a los jóvenes y a los adultos para que culminen el bachillerato, asumiendo a la educación y el trabajo como procesos fundamentales para alcanzar el desarrollo de las personas en el marco del respeto a su dignidad. Robinson alfabetizaba y fue, sin duda, una de las misiones de solidaridad y amor más hermosas que recuerde la historia del continente.

De la mano de Cuba nace la Misión Milagro, esfuerzo solidario en el ámbito oftalmológico para todos los pueblos del mundo, sin distinción social, edad ni raza de los pacientes. Operaciones sin costo alguno permiten devolver la visión a millones de seres humanos con esta noble obra humanitaria.

Voluntad política y humana del presidente venezolano Hugo Chávez, quien declara la educación y la salud como derecho humano, establece mecanismos movilizadores y concientizadores en la búsqueda de formas organizacionales más solidarias de descolonización del conocimiento y la salud, así como de la independencia científica y tecnológica, mediante una formación desde el ser y como devenir que coloca al mundo con la mirada transformadora hacia una realidad que priorice la condición humana.

Todas las manos sembrando y desafiando la miseria inyectada por el neoliberalismo, nutriendo de esperanzas y satisfaciendo las necesidades de trabajo, del saber, de la salud y del vivir, impactan en la mejora de las condiciones de vida de quienes les fue negado ese derecho, posibilitando el crecimiento digno de mujeres y hombres, y permitiendo con el tiempo la cosecha de los "poderes creadores del pueblo".

Desde dentro y hacia el mundo, Hugo Chávez sorprende al interrumpir la estrategia hemisférica geopolítica de Estados Unidos para el siglo XXI, muestra su enérgica oposición a la propuesta del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). "Porque no prevé nada para los sin techo, los sin escuela, los sin trabajo (…) contribuiría a incrementar los grados de desintegración que tienen nuestras sociedades y de divisiones muy peligrosas, porque ése es el caldo de cultivo para la violencia" -sostuvo Chávez.

Con el ALCA se pretendía negociar la vida humana y natural, pues éste no era un tratado, EEUU quería la anexión de ALC. En 2005, Mar del Plata fue testigo de la unidad de los pueblos que dan sepultura a uno de los proyectos más ambiciosos de los gobiernos estadounidenses. Chávez, al decir No al ALCA, va trazando las grandes líneas y enuncia ALBA como símbolos que exponían la magia de la integración y unidad entre los pueblos, el cual poco a poco iría tomando cuerpo y con- sentido.

Un cuerpo con alma, el alma de los movimientos sociales, "reinventar esta América Latina con un mecanismo real de integración para nuestros pueblos" -dijo Chávez. El ALBA como amanecer, como esperanza, como sentido de integración y unión que conjuntó proyectos múltiples y diversos con culturas y pueblos que persisten en caminar juntos.

"El ALBA propuso el renacer de los proyectos de vida que quedaron inconclusos, que fueron abortados, reprimidos por siglos/por décadas" -dijo Judith Valencia. El ALBA acogió los principios de solidaridad, el respeto a la soberanía y la complementariedad productiva mediante el intercambio compensado y las ventajas cooperativas.

Chávez se manifiesta hacia la Unión Suramericana de Naciones dando contenido al avance de la unidad Suramericana, instancia que daba cuenta del cambio en el proceso de América del Sur, que buscando las raíces del Vivir Bien iba cultivando la integración entre y para los Pueblos.

Desde su filosofía de la comunicación, Hugo Chávez concibe a Telesur como el instrumento de comunicación alternativo y emancipador al servicio de la difusión de nuestras circunstancias, de nuestras fortalezas y debilidades, de las luchas emancipadoras. Alternativa a las cadenas y corporaciones informativas hegemónicas, Telesur hace realidades las utopías, reencuentra la unidad de ALC, transmite la cultura y las identidades de los pueblos desde un nuevo horizonte del pensar y sentir a Latinoamérica y el Caribe.

El comandante Chávez hizo camino al andar, imprimiendo un ritmo inusual en su Patria Grande y su Venezuela que tanto amó, siempre con la sagacidad que lo caracterizó. Aún es difícil asimilar su ausencia física, su presencia rebelde, su pensamiento estratégico y antiimperialista. A nueve años de su partida física sigue siendo un imprescindible.

eximi@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 600 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas