Recordando su inauguración aquel 20 de febrero de 1877

Del Palacio Federal Legislativo

Hoy estamos recordando el momento de cuando bajo el gobierno de Antonio Guzmán Blanco, se terminó la construcción de ese majestuoso edificio que ha sido por más de un siglo, testigo de encarnizadas lides políticas del venezolano. Hablamos del Palacio Federal Legislativo, el mismo donde reposa El Libro de Actas Original del Primer Congreso Constituyente de nuestra República.

Su primera etapa fue terminada el 19 de febrero de 1873 y hubo de esperar cuatro años para que esa imponente obra se terminara y fuese inaugurada el 20 de febrero de 1877. El Arquitecto de aquella moderna edificación fue Luciano Urdaneta y su Ingeniero civil, Manuel Urbaneja.

Desde el Primer Congreso Constituyente de la República, el poder legislativo ha tenido diferentes modalidades, derivadas de la situación social y política del país. Cuando el poder legislativo se traslada al nuevo Hemiciclo ya traía definido que tendría las dos Cámaras, una de Senadores y otra de Diputados.

Hasta los primeros 35 años del siglo XX el Poder Legislativo venezolano no será producto de elecciones libres y efectivas; porque, a pesar de que se realizaba ese medio simulacro, estos "procesos electorales" casi siempre expresaban la voluntad del gobernante de turno.

A la muerte de Juan Vicente Gómez se inicia un proceso de "apertura democrática" que se verá interrumpido por el golpe de estado contra Rómulo Gallegos, y la llegada al poder del General Marcos Pérez Jiménez. Durante todo ese periodo, el poder Legislativo mantendrá su signo característico. Un poder bajo la férula y los designios de quien estaba en el poder ejecutivo.

En diciembre de 1958 una vez que el país sale de la dictadura perejimenista, se realizan las elecciones y resulta electo Rómulo Betancourt, quien toma posesión en febrero de 1959. Las Cámaras Legislativas se instalaron el 19 de enero del mismo año y en enero de 1961 se promulga la nueva Constitución Nacional. El Poder Legislativo recobra por primera vez su legítima y necesaria autonomía.

El Palacio Federal Legislativo desde su inauguración, fue sede de los tres Poderes de Venezuela, el Poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, pero no será hasta la vigencia de la nueva constitución en 1961 cuando pasa a ser de uso exclusivo del Poder Legislativo Nacional.

La autonomía del poder legislativo pudo ser demostrada cuando por primera vez desde las cámaras de diputado y senado, se autoriza el enjuiciamiento del presidente de la República en ejercicio, Carlos Andrés Pérez, con motivo de la acusación impulsada por el Fiscal General de la República, ante la Corte Suprema de Justicia por delitos de salvaguarda al patrimonio público.

Con la llegada de Hugo Chávez al poder los venezolanos comenzamos a vivir la experiencia de tener un parlamento unicameral y el cambio de nombre del mismo poder legislativo. Del tradicional Congreso de la República pasamos a tener un poder legislativo denominado Asamblea Nacional.

En sus 145 años de existencia el Palacio Federal Legislativo o Capitolio como se le conoce comúnmente tiene en su sede a uno de los parlamentos más cuestionado en las últimas décadas. La crisis es de tal magnitud que el actual cuerpo parlamentario, no sólo es desconocido en su legitimidad por las fuerzas políticas opositoras, sino por una parte significativa de la comunidad internacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 480 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor