Miguel Henrique Otero, "bobolongo" sigue vociferando contra Venezuela

Se necesita más que un artículo, para responder al ex dueño y exdirector del diario opositor El Nacional de Venezuela, para responder a las mentiras y desaciertos, de su último artículo "Venezolanos, por favor, cuenten a nuestros hermanos de Colombia", publicado en La Nación de Costa Rica, y por supuesto, en varios medios opositores venezolanos.

No obstante, nos referimos a varios aspectos:

1. El artículo de "bobolongo" como le dicen en Venezuela, responde a la posibilidad que Gustavo Petro candidato de izquierda gane las elecciones en Colombia, aludiendo que, si triunfa podría pasar lo que sucedió en Venezuela, de allí la sarta de mentiras y manipulaciones a las que se refiere Henrique Otero.

2. Lo que no dice el periodista venezolano es que, y no lo menciona para nada, el motivo principal de la migración venezolana a Colombia y otros países, es el bloqueo comercial y otros que ha ejercido y mantienen las administraciones norteamericanas a Venezuela, y que de allí surgen otros motivos secundarios, aunque no menos importantes.

3. Recordemos que, a partir de la llegada de Hugo Chávez a la presidencia de la nación bolivariana en febrero 2 de 1999, e inmediatamente activar el poder constituyente para la creación de una nueva constitución, se desata por parte de USA una serie de medidas que culminarían, con acelerado paso, hacia un bloqueo comercial a Venezuela. Antes de seguir ahondando al respecto, veamos algunos elementos del artículo de Henrique Otero.

a) El triunfo de Chávez en año de 1998, es producto del cansancio de la gente ante décadas de gobiernos de derecha corruptos, y de abandono sobre todo de las masas más empobrecidas que, por supuesto, vieron en Chávez y su intento de golpe de estado una esperanza.

b) No es cierto, que las políticas de Chávez y la revolución bolivariana, propiciara políticas de empobrecimiento, (los reprimió, los persiguió, les negó sus derechos) sino todo lo contrario, nunca ha habido una época de tanta libertad y reconocimiento de los derechos humanos, y a través de decretos creo las misiones sociales y otros mecanismos para dar apoyo a los más necesitados, de esto hay suficiente información al respecto.

c) La referencia a Cuba en su panfleto raya en su anticomunismo feroz, que busca enlodar las relaciones entre los dos países, además de difamar con alevosía.

d) No es cierto que algunos poderes del estado, como el judicial y el electoral venezolano, perdieran su independencia, sino que no ha habido mayor autonomía en estos y otros que durante la revolución bolivariana.

e) Falso de toda falsedad, que se hubiera hechos tratos y o pactos con la narco guerrilla. Esta es una bandera de la oposición para desprestigiar al gobierno bolivariano.

f) A su vez, Henrique Otero, vio y ve a los gobiernos y países de Cuba, Rusia, China, Bielorrusia, Turquía, la Argentina de los Kirchner, la Bolivia de Evo Morales, el Ecuador de Rafael Correa, entre muchos otros, como regímenes enemigos de la democracia.

g) La devastación de la industria petrolera, es consecuencia del bloqueo arriba señalado como principal causa de todo lo demás.

h) Obvio reconocer que otras situaciones además del bloqueo, como la corrupción, la costumbre del venezolano al derroche, el consumismo y otros abusos, la falta de recursos alimentarios y muchos otros, se catapulta y hace que las personas busquen otros derroteros, siendo esto normal en otros países de América Latina.

Reiteramos, la agresión estadounidense contra Venezuela, secundada por sus peones en el mundo comenzando con la Unión Europea, no va contra el Gobierno exclusivamente. Estados Unidos lo presenta como sanciones contra el Gobierno del presidente Chávez y Maduro y supuestamente para derrocar a los "dictadores". Ese es el discurso para justificar la agresión y convencer a la opinión mundial, particularmente a la estadounidense, de modo que apoye el bloqueo contra Venezuela, justificarlo "legalmente".

Al ir ahogando económicamente al país y a cada venezolano, intenta reducirnos moralmente, estrangulando por hambre y llevar a la corrupción a cada venezolano. Eso explica que esa política de Estados Unidos contra Venezuela produzca más pobreza, que vuelvan a aparecer las personas que viven en los basureros, que coman de esos basureros; que reaparezcan los niños de la calle en lugar de continuar en sus escuelas como logró la Revolución bolivariana que llevó a sus niños a estudiar; que nuestros docentes no puedan sostenerse económicamente, tampoco nuestros médicos y profesionales en general, ni la mayoría de nuestro pueblo. Buscan que los venezolanos nos corrompamos por hambre y nos destruyamos unos a otros.

Robar nuestros bienes, atacar a nuestra moneda, impedirnos producir y comercializar nuestro petróleo, columna vertebral de nuestra economía, buscan esos objetivos. Debemos tenerlo bien claro. Cuando usted vea conductas corruptas en las estaciones de servicio de gasolina, policías corrompiéndose, ladrones en algunas instituciones del estado, y le den el discurso de que lo sobornan porque su sueldo no les alcanza para vivir, recuerde el bloqueo, porque esa agresión persigue ese objetivo y los corruptos se justifican acusando al Gobierno de no pagarles suficiente, pero nunca cuestionando la agresión gringa.

A su vez, Estados Unidos tiene suficientes centros de estudio donde se conoce muy bien la idiosincrasia del venezolano, se conocen sus costumbres, su conducta y qué hacer para promover lo peor con el objetivo de promover el caos y destruir al país. Se lo aplicaron a la Unión Soviética, lo dirigió Allen Dulles, cuando era director de la CIA, es política de Estado de Estados Unidos. Lo aplican al país que desean dominar o destruir. Por eso decimos que el bloqueo no es casual, es promovida con la intención de destruir al Estado venezolano, de convertir nuestro país en una tierra sin Estado, para tomarla, para apoderarse de nuestro país. Es una política promovida.

En el mismo orden de ideas, y disculpen que reitere, repita, enfatice y redunde, la migración venezolana a través del tiempo histórico no ha tenido tradición de emigración. En los últimos tres años (2015-2018) producto de la crisis que nos agobia, además inducida por la derecha apátrida nativa y por el gobierno de Estados Unidos, que ha venido haciendo toda una política de agresión en distintos niveles para frenar el avance del gobierno revolucionario que no ha cedido a sus pretensiones de entregarle nuestras riquezas patrias, ha incidido con el asedio permanente al país y el ataque perverso a nuestra economía, motivo por el cual, sobre todo nuestros jóvenes, busquen salir del país para mejorar las condiciones económicas de su familia que quedan aquí, ese es el aspecto principal de la emigración de nuestros nacionales, estamos en presencia de una emigración voluntaria, asegurando que más del 90% de los migrantes apuestan a su regreso una vez se supere la crisis económico-financiera actual.

Ahora hablemos de cifras de la "emigración venezolana". La Organización de Naciones Unidas (ONU), indica que desde el 2015, han salido de Venezuela un millón seiscientos mil (1.600.000) personas, pero lo más asombroso y que no es resaltado por los noticieros es que el 70% de ellos tienen formación académica universitaria, es decir son profesionales calificados que no generarán problemas, sino que más bien contribuirán con sus conocimientos en beneficio de los países receptores.

Es que la República Bolivariana de Venezuela desde el año 1999 con Hugo Chávez como presidente constitucional, se ha dedicado a mejorar en demasía, sobre todo la parte social a su población en materia de salud, deporte, infancia, vejez, trabajo y educación. Es innegable esta afirmación aunque la canalla mediática se empeñe en ocultarlo y es por ello que el pueblo venezolano en su gran mayoría permanece apoyando al proceso revolucionario, aun con los errores que se han cometido sobre todo en el área económica y con los corruptos que nunca faltan, pero hay conciencia colectiva que si la derecha llegase al gobierno despojaría de inmediato a las mayorías de los beneficios sociales que en esta etapa el gobierno ha brindado a la población, lo cual ha permitido paliar vicisitudes ante el golpe rastrero dado por la derecha apátrida y el gobierno estadounidense a la economía venezolana.

Como señalamos arriba, en un artículo no podemos abordar todo lo que se puede hablar a partir del escrito por Henrique Otero, sin embargo, deseamos señalar finalmente que el escritor venezolano olvida entre otras cosas que, en Colombia a nuestros paisanos venezolanos, se le violan sus derechos humanos como migrantes, lo señalamos en un artículo del 1 de septiembre 2021, llamado "Colombia, viola DDHH de migrantes venezolanos".

1. La Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento CODHES, presentó un informe en el que reveló que, en lo que va del año 2021, han asesinado en Colombia a 362 venezolanos, cifras que han preocupado a las autoridades colombianas, porque se estaría reflejando la violación de Derechos Humanos a esta población migrante.

2. El 88,1% de las víctimas han sido hombres y el 11,9% han sido mujeres, siendo Cundinamarca, Norte de Santander, Valle del Cauca, Atlántico y Antioquia, los Departamentos donde se registraron el mayor número de casos.

3. Se han registrado 2.295 casos de homicidio, a personas de nacionalidad venezolana, siendo los hombres jóvenes y menores de 29 años los mayormente victimizados, y el arma de fuego el mecanismo de muerte más utilizado.

4. Los venezolanos también son víctimas de desaparición forzada, entre enero de 2015 y agosto de 2020, se tiene registro de 836 personas dadas por desaparecidas, siendo Bogotá la ciudad donde se registra el mayor número de casos con 311 registrados, seguido por Magdalena, Valle del Cauca y La Guajira.

5. Así mismo, se encontró que los delitos sexuales en la población venezolana, persisten como un fenómeno de especial riesgo para las mujeres.

6. En particular, señala el informe, los agresores que ejercen la violencia sexual en sus múltiples expresiones han victimizado a 2.319, personas de nacionalidad venezolana entre enero de 2015 y agosto de 2020, siendo el 88,3% de las víctimas de género femenino, y el 71% menores de 18 años.

7. El informe de COHDES, revela además que, entre 2017 y 2020, se han registrado 33 casos de reclutamiento forzados de niños, niñas y adolescentes, refugiados migrantes venezolanos a la criminalidad, con un mayor riesgo en los territorios de frontera, pero también en otros territorios, llegando incluso a las zonas urbanas.

8. Tanto organismos al interior de Colombia como fuera de él, mantienen una total preocupación y análisis en torno a las vulneraciones y retos en materia de protección de los Derechos de la población migrante y refugiada venezolana, en contextos de violencias derivadas del conflicto armado interno y la criminalidad organizada en el país.

Entonces, Miguel Henrique Otero, no brames demasiado, que en este tema hay mucha tela que cortar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1546 veces.



José Amesty


Visite el perfil de José Amesty para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Amesty

José Amesty

Más artículos de este autor