Periodista Vannesa Davies: El 11-A, la primera víctima fue la verdad ( III )

SOBRE "EL NACIONAL" QUE NO SALIÓ EL 12-A

-¿Qué pasó con "El Nacional" del día 12-A, un verdadero coleccionable del siglo XXI?

-Aristóbulo Izturiz tiene algunos ejemplares de lo que iba a ser el cuerpo Siete Días de "El Nacional", y creo que llevó la denuncia, o la pensaba llevar, a instancias internacionales. Algunos trabajadores de "El Nacional" también tienen ese cuerpo; yo cuando vi, pensé que se trataba de una mala broma. Ese cuerpo versaba sobre "El País Sin Chávez", ya el Golpe de Estado era un hecho; Chávez no existía, Chávez había pasado como un personaje nefasto por la historia nacional, todas esas cosas. A mí eso me llamó mucho la atención, porque por lo general ese cuerpo se hace con antelación. Disculpa una pausa; un amigo mío, profesor de la UCV, me decía que él se moría por leer los periódicos de ese domingo, y por encima de lo que decían, sobre todo leer sus remitidos. Porque el sábado 13-A salieron unos remitidos de apoyo a Carmona, de apoyo a un gobierno de facto porque Carmona ya había dictado sus medidas extraordinarias, y había abolido los poderes. No se trataba ya del 13 de abril que las cosas estaban en un medio limbo, no, ya todo se perfilaba como lo que era. En ese periódico del día domingo, aparecían remitidos como ese que firmó Elías Santana, que secundaron unos cuantos periodistas y apoyó Leonardo Carvajal de la organización Asamblea de Educación, que supuestamente su trabajo es esencialmente educativo. Pero lo que yo creo, la razón por la cual esos grandes periódicos no salieron ese día domingo, fue por esos cuerpos que ya habían sido preparados con antelación en los cuales se hablaba de "Venezuela Sin Chávez" y los remitidos que iban a salir. Era muy difícil volver a armar el periódico. Allí se alegaron medidas de seguridad.

-¿Tú estuviste ese fin de semana en "El Nacional"?

-No. Yo no estuve de guardia ese fin semana. Pedí expresamente no estarlo; pero me consta que no fue nadie como se dijo a quemar "El Nacional", por ejemplo. A los periodistas se los aterrorizó; se les hizo creer que había hordas que iban a incendiar los periódicos y los canales de televisión, y eso por supuesto no fue real. Se dijo que no había condiciones para hacer el trabajo periodístico, entonces qué decir de los corresponsales de guerra, en medio de las confrontaciones bélicas, en medio de las balas trasmitiendo información.

-Pero "Últimas Noticias" sí circuló el 14 de abril.

-Ciertamente, y en la primera página estaba la carta que mandan desde Turiamo en la que Chávez dice que no ha renunciado. Sería bueno que tú entrevistaras a Eleazar Díaz Rangel, y que él mismo te dijera, si por haber salido ese día domingo el periódico recibió o no presiones.

-¿Realmente hubo un medio en esos días que hubiese sido agredido?

-El único que yo creo que fue agredido fue Radio Caracas Televisión, porque se apostó en sus instalaciones un grupo de personas desesperadas porque este canal seguía trasmitiendo comiquitas en medio de un estado de conmoción tan grande. La gente fue a exigirle que se les entrevistara para decir que los militares se habían alzado a favor de Chávez.

-Volviendo a ese cuerpo Siete Días de "El Nacional", ¿tú no conservas un ejemplar?

-No. Yo lo leí y no lo podía creer, y me indignó tanto que escribí un artículo de opinión para una Página Web en internet. Uno de los jefes de "El Nacional" al día siguiente la leyó y la imprimió; entonces se dirigió a mí, llegó y me gritó: "Yo te exijo una explicación, ¿dime qué es esto?" Me rompió el artículo en la cara y me insultó. Yo le contesté que me había quedado asombrada luego de haber leído el periódico, cuando vi que ese periódico existía. Y me replicó: "Pero es que tú debiste haberme consultado." Y le reclamé: "Pero un momento: eso es un artículo de opinión. Muy bien puedes tú escribir otro artículo de opinión refutándome o desmintiéndome. Si lo que yo estoy escribiendo es una mentira, escribe tú un artículo y desmiénteme." Me contestó una andanada de cosas ofensivas y me rompió el artículo y se fue.

-¿Cuándo ocurrió eso?

-Creo que el 23 de abril. Eso no trascendió más de allí, pero te hace ver cuál es la posición de esta gente. Si él se sentía agraviado, debió haberme refutado, pero hasta ahora no ha replicado.

-¿Qué testimonios recogiste de Miraflores esa tarde aún aciaga del día 13? ¿Cómo viste la ciudad?

-La ciudad estaba en un total caos, y salía Carmona diciendo que todo estaba muy bien, que todo estaba normal. Había protestas por todas partes. De los propios soldados que están en Miraflores, en esas horas finales del gobierno de Carmona, recogí algunos testimonios. Ellos me cuentan que cuando llegó Molina Tamayo, quien se suponía era el jefe de la Casa Militar, no dijo ni los buenos días. Pasó directo a reunirse con Carmona, y los muchachos cuentan que se quedaron desconcertados. Uno de ellos, llorando me dijo que él quería irse, que pensó desertar, porque él había entendido, cuando esos señores llegaron a Miraflores, que las cosas que habían venido dándose estos tres años iban a dejar de ocurrir. Todo eso se les había hecho evidente con la sola actitud de los nuevos ocupantes del Palacio. Luego viene, cuando el pueblo sale a la calle y lo censuran, lo reprimen, y aún así insiste en protestar; cuando los militares leales a la Constitución se alzan y apoyan a esta reacción que permite que el presidente electo regrese a Miraflores, empezamos a enterarnos de las otras verdades.

-¿Te encontraste con otros periodista en Miraflores?

-Sí. Y allí nos unimos todos ese día 13, con un propósito, por encima de simpatías o no hacia el gobierno, que era nuevamente el derecho a la información que tiene la gente. Allí nos planteamos qué hacer para que los medios le dieran cabida a todo eso que estaba ocurriendo. Pensamos entonces en el "Canal 8". Ese Canal que es de todos nosotros. Y en la desesperación por saber qué estaba pasando y que hacer para que el "Canal 8" saliera al aire para procesar toda información que se estaba generando como un incendio; pues, nos acercamos a Miraflores para hacer algunas entrevistas. Te repito, éramos varios los que estábamos con la misma preocupación, y fue allí donde hubo la oportunidad de habla con los soldados. Allí vimos algunos ministros de Chávez, que entraron con el Fiscal General Isaías Rodríguez a un salón donde estaban retenidos un grupo de ministros de Carmona, y estaban dos periodistas de "El Nacional" que estaban cubriendo el acto y que quedaron encerrados en el Palacio. Allí estaba entre otros Daniel Romero. Esta gente de Carmona le manifestó al Fiscal: "¿Qué hacemos?", y el doctor Isaías les respondió: "A ustedes se les va a garantizar todos sus derechos." Y les preguntó si habían comido, si habían tenían algunas necesidades vitales, etc. Ellos responden que no tenían ningún problema, y el Fiscal les añadió: "Ustedes no están presos. Yo también soy fiscal de ustedes. Y están ustedes aquí porque afuera hay cerca de un millón de personas, que si nosotros les permitimos que salgan, no podemos garantizarles que esa gente no reaccione violentamente contra ustedes. Nosotros les pedimos que permanezcan aquí hasta que les podamos asegurar que no les va a pasar nada." De todo esto hay grabaciones. Luego en una entrevista que salió en "El Nacional", Daniel Romero dijo que lo habían tratado malísimo. Y la verdad, que nuevamente caemos en lo mismo. Me preocupa que los intereses politiqueros puedan estar por encima de la verdad. Que puedan seguir mintiendo con esa cara tan dura, como si no hubiese registro de eso, como si allí no hubiese testigo y no hubiese quedado grabaciones de lo que el Fiscal les expresó. Ese señor Fiscal que tuvo ese comportamiento tan digno con todos ellos, y que ahora tengan tanto afán en quererlo sacar, esos mismos sectores que el propio doctor Isaías defendió en ese momento. Y eso no se cuenta, lo que se cuenta es que se alegró de que retornara la democracia a Venezuela, y ¿entonces qué se quiere? Y no se dice que los ministros del gobierno de Chávez entraron allí a garantizar los derechos de estar personas que fueron sorprendidas por la retoma del Palacio. Esta gente no entró en posición retaliativa ni a restregarles cosas en la cara a nadie. Ellos entraron a tranquilizarlos a garantizarles sus derechos. Al menos yo fui espectadora de eso. Y que haya tanta mezquindad para reconocerlo. A mí todo eso me desconcierta.

-¿Tú fuiste testigo de eso?

-Si. Además, como te digo, hay grabaciones.

-Casi para finalizar Vanesa, ¿cómo ves el futuro cuando los dueños de los medios persisten en la virulencia de sus ataques, ahora pidiendo la renuncia al Fiscal, queriendo enmendar la Constitución para el recorte del mandato presidencial, y esa monocorde marchadera de cada semana, esencialmente dirigidas por los mismos protagonistas del fenecido Golpe?

-No se ve voluntad de rectificación en los dueños de los medios. Los medios siguen en la misma tónica que traían antes del Golpe. Y eso tiene la misma intencionalidad: Conducirnos por el mismo camino 11 del abril, o de llevarnos a una confrontación de pueblo contra pueblo, o de propiciar alzamientos en otros sectores de los cuarteles. A esta gente pareciera que no le doliera el país. Pareciera que ellos no son de aquí, que no son venezolanos, que esas empresas que dirigen no están en Venezuela ni les importa su destino. Es una posición de gente sin patria. No tienen patria.

-¿Qué te parece que ahora en los debates televisivos, el tema infaltable y del que se habla con la mayor frescura del mundo sea el de una guerra civil? Por otra parte, amiga, ¿de dónde obtiene tanto dinero esta gente?

-Buena pregunta, porque se dice mucho que Miraflores financia los Círculos Bolivarianos, cosa que hay que investigar y que en ningún momento se ha dicho que no se investigue. Pero será muy bueno que estos sectores rindieran cuenta y dijeran de dónde sacan tanto dinero. Se ve el derroche en los actos, se sacan canciones, pancartas lujosas, pantallas gigantes, tarimas descomunales, artistas que sabemos que no cantan de gratis, avisos por prensa y publicidad por televisión que te cuestan un ojo de la cara. ¿De dónde dios, sale tanto dinero? Yo quiero diferenciar de la oposición democrática de la que no lo es, pero este sector que está empeñado en una salida violenta, ¿de dónde saca tanto dinero? ¿De dónde obtiene tantos recursos para todas la actividades que desarrollan cada día? Eso cuesta mucho.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2565 veces.



Entrevista de José sant Roz a Vannesa Davies

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a31.htmlCd0NV CAC = Y co = US