El legado antiimperialista y latinoamericanista de Bolívar, Martí, Chávez y Fidel para la defensa integral de la patria

Resumen

Estos Importantes pensadores de gran riqueza ideológica son la expresión del antiimperialismo y latinoamericanismo, fuente de inspiración de los pueblos levantados frente a pretensiones de dominación surgidas de los centros de poder. En la realización de este anhelo se configuran Bolívar y Martí distantes en el tiempo pero con ideas semejantes de "Emancipación de la América Latina". Tres cuartos de siglos después de la muerte de nuestro Libertador Simón Bolívar, José Martí advirtió "que lo que no había podido hacer el Libertador estaba aún por hacerse", dedicó a ello su enorme talento y entregó su vida a esta causa. Resalta en el pensamiento de Bolívar y Martí, la lucha por la libertad, además poseedores de una gran riqueza ideológica dieron un sentido de universalidad a las ideas de la Revolución Francesa, pioneros en el desarrollo del pensamiento social-político en América Latina y el Caribe, cuestionaron los vanidosos con deseos de copiar los modelos europeos y norteamericanos, se manifestaron en contra de la violencia y sufrimiento de esclavos e indígenas, en sus escritos se evidencia ideas de independencia, igualdad, fraternidad y justicia. Se suma a estos grandes hombres de la historia el Comandante Fidel Castro, el cual apoyó directamente a movimientos en muchos países latinoamericanos, los cuales pretendían acabar con la dependencia económica y subordinación política del Imperio Norteamericano, el legado antiimperialista lo propagó a una dimensión mundial. Dentro de este enfoque, la Revolución Cubana, los proyectos y actividades internacionales consolidaron a Fidel Castro como el líder histórico de la Revolución, fuente de inspiración de otro gigante nuestro Comandante Supremo y Eterno Hugo Chávez, nacido del corazón de la Patria de Bolívar, el cual nos devuelve renacida la palabra y el sueño del Libertador "Unidad e Integración", fundador del Alba y la CELAC, palabra viva de organizaciones, movimientos sociales a nivel internacional. Cuestionó el neoliberalismo, retomó las justas rebeldías que gritaban "Otro mundo es posible". Su legado antiimperialista y latinoamericanista sigue vivo en un pueblo organizado, el cual vio la luz y escogió el camino en defensa del Estado, dispuesto a luchar por la soberanía y la paz, a través de la conciencia popular permitiendo la construcción y conquista del propio destino, brindando efectivo acceso a la satisfacción de necesidades para la mayoría de la población, con resultados exitosos en cuanto a la masiva creación de organizaciones comunitarias y esto se resume en la frase de nuestro Comandante "¡Eficiencia o nada, Comuna o nada!".

INTRODUCCIÓN

Este ensayo es de gran utilidad para la investigación y generalización del pensamiento de Bolívar, Chávez, Martí y Fidel. Las ideas plasmadas logran en el lector conocer el legado antiimperialista y Latinoamericanista de estos grandes hombres de América. Partiendo de esta premisa, mostramos las ideas de Simón Bolívar, Libertador de Venezuela, Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia, cuyo ideario se sustenta en la creación de la Gran Colombia. Su sueño era una América unida y libre de colonialismos e imperialismos. Es reconocido el valor de Bolívar en la emancipación y renacer de América. Luchó contra la Corona Española y tuvo influencia ideológica en José Martí, reconocido líder revolucionario, el cual luchó por la soberanía y la unión de los pueblos latinoamericanos. Dentro de este contexto, luego del triunfo de la Revolución Cubana el líder Fidel Castro consecuente en sus ideas concibió la estrategia del desarrollo de la salud, deporte, cultura y educación en Cuba, dispuesto al alcance de todos e ir más allá de lo expresado en discursos u otro tipo de intervenciones, pues consideraba como deber de todo revolucionario hacer revolución. Ningún pueblo de América Latina es débil, porque forma parte de una familia de millones de hermanos que padecen las mismas miserias, albergan los mismos sentimientos, tienen el mismo enemigo imperialista, sueñan todos un mejor destino. La Revolución Cubana inspiró a multitud de movimientos sociales que junto con sus propios antecedentes históricos se constituyeron en importantes soportes ideológicos potenciando la recuperación de la soberanía nacional y regional. Otros procesos le siguieron, aunque con características propias como sucedió en nuestro país con la Revolución Bolivariana impulsada por nuestro Comandante Supremo y Eterno Hugo Chávez Frías, convencido de reexaminar la historia del Socialismo y crear un modelo propio Bolivariano, Robinsoniano e Indoamericano, garantizando el protagonismo popular. Por consiguiente, este ensayo resalta nuestra marcha de gigantes antiimperialistas, defensores de la patria y de la verdadera independencia. Por este motivo, pueblos hermanos y heroicos como Venezuela y Cuba, hijos de Bolívar, Chávez, Martí y Fidel luchamos contra el imperialismo que es sinónimo de barbarie y estamos orientados a salvar la humanidad.

DESARROLLO:

En América Latina el Socialismo del Siglo XXI es un proceso cuyos orígenes se remonta a las luchas por la Independencia del colonialismo español en el siglo XIX, incluso señala la historia a Estados Unidos convocando en 1888 a los países latinoamericanos a un Congreso Precursor del Panamericanismo. En ese momento, Martí ya comprendía la naturaleza y el destino de nuestros países ante la amenaza del imperialismo norteamericano y lo advirtió diciendo: "Cambiar de dueño, no es ser libre" (Martí, 1889). También adelantó el concepto de imperialismo desarrollado por Lenin al hablar de la situación cubana y caracterizar la época, porque consideraba la unidad de los pueblos latinoamericanos y caribeños lo único viable para hacer frente al imperialismo, una doctrina política, el cual establece la relación entre las naciones en términos de superioridad y sumisión.

Ahora bien, el Socialismo del Siglo XXI es un proceso perfectible, frena al neoliberalismo, además pone en evidencia al capitalismo e imperialismo, inspirándonos a citar en nuestra lucha y resistencia los legados de Bolívar, Chávez, Martí, Fidel y El Che, hombres de nuestra América, así como Mariategui, Allende y nuestros pueblos indígenas, inspirando este proceso cuyas características fundamentales son la solidaridad, la democracia participativa y protagónica, la ética y una nueva forma de gobernar y hacer política.

"El velo se ha rasgado y hemos visto la luz y se nos quiere volver a las tinieblas; se han roto las cadenas; ya hemos sido libres, y nuestros enemigos pretenden de nuevo esclavizarnos"

SIMÓN BOLÍVAR

Carta de Jamaica

06 de septiembre de 1815.

Ante este particular, la América imperial nos deprecia y la prueba es el maltrato a los inmigrantes, la persecución financiera a las naciones, la imposición arbitraria de aranceles a países de la región, la suspensión de ayudas al desarrollo, el bloqueo y la guerra contra Venezuela, sin embargo, el proceso venezolano de emancipación socialista ha impulsado un proceso formativo político de conciencia antiimperialista rebasando a nuestras fronteras, contribuyendo a asestar duros golpes a la visión hegemónica imperial. Somos un pueblo valiente consciente del rol desempeñado en la comunidad, en la patria, en América, batallando todos los días, resistiendo al ataque por defender la independencia y la dignidad, porque no estamos alineados o subordinados, somos libres, la lucha sigue, el pueblo Venezolano no regala su libertad.

En este sentido, Bolívar y Martí eran distantes en el tiempo pero con ideas semejantes de "Emancipación de la América Latina". Tres cuartos de siglos después de la muerte de nuestro Libertador Simón Bolívar, José Martí advirtió "que lo que no había podido hacer el Libertador estaba aún por hacerse", dedicó a ello su enorme talento y entregó su vida a esta causa, sin embargo, la lucha continúa.

En esta perspectiva, resalta en el pensamiento de Bolívar y Martí la lucha de ambos por la libertad, dando un sentido de universalidad a las ideas de la Revolución Francesa, cuestionaron los vanidosos con deseos de copiar los modelos europeos y norteamericanos, se manifestaron en contra de la violencia y sufrimiento de esclavos e indígenas, en sus escritos se evidencia ideas de independencia, igualdad, fraternidad y justicia. Martí manifestó fuertes críticas a las naciones colonialistas empeñadas en ocultar el pasado de nuestros pueblos originarios, nuestros antepasados aborígenes. Bolívar en su pensamiento nos expresó: "Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar la América de miseria en nombre de la libertad". Numerosos indicios permitían a Bolívar suponer las ambiciones del Norte en creciente poderío con miras a transformarse en el heredero de España en estos territorios, por esta razón nuestro Libertador no desperdiciaba ocasión para luchar por la integración latinoamericana, pues tenía consciencia de la unidad hispanoamericana como pilar fundamental para cerrar el camino a la hegemonía de los Estados Unidos en el continente. Hoy más que nunca Bolívar no murió, aquí está con nosotros vivo, reivindicado y tenemos que reivindicarlo en todo lo que él significó, significa y significará en un pueblo victorioso", cuando decía que "nosotros no vamos a repetir" la frase del Libertador Simón Bolívar: "He arado en el mar".

Dentro de este marco, Bolívar y Martí fueron pioneros en el desarrollo del pensamiento social y político en América Latina y el Caribe, han sido reconocidos como los máximos ideólogos primigenios del Socialismo del Siglo XXI, un Socialismo Bolivariano caracterizado por un proceso teórico y práctico de experiencias concretas en las fábricas, barrios, escuelas, universidades e instituciones civiles, militares y políticas, con arquitectura jurídica fundamentada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y las Leyes del Poder Popular. El Che Guevara (1965) desmontaba las consignas dogmáticas del socialismo, incluso advirtió que "el Marxismo Soviético no era estrictamente aplicable a otras realidades", ninguna doctrina puede ser aplicada de forma rígida, indiscriminada e indefinidadmente. Fidel agregaba: "…el proceso se construye sobre la realidad. El proceso no se construye de una manera idealista en la cabeza de los hombres. El proceso se construye como una realidad viva sobre una determinada realidad económica, social y política. (Castro, 1962). Fidel representa un revolucionario que introdujo pilares sociales fundamentales: Educación, Salud, Cultura y Deporte como derechos universales. Venciendo al dictador Fulgencio Batista puso fin al régimen neocolonial impuesto por Estados Unidos sobre Cuba.

En este sentido, el pensamiento del Comandante Fidel Castro se convirtió en palabra viva y apoyó directamente a los movimientos de muchos países latinoamericanos, los cuales querían acabar con la dependencia económica y subordinación política del Imperio Norteamericano (como dijo Fidel en 1953 la Historia me Absolverá). La Revolución Cubana, los proyectos y actividades internacionales consolidaron al estratega Fidel Castro, líder de la Revolución Cubana, caracterizado por ser un hombre de ideología, convirtiéndose en la fuente de inspiración de otro gigante nuestro Comandante Supremo y Eterno Hugo Chávez.

Es importante mencionar, a nuestro Comandante Supremo y Eterno Hugo Rafael Chávez Frías, quién nació del corazón de la Patria de Bolívar, además nos devuelve renacida la palabra y el sueño del Libertador "Unidad e Integración", su valentía no sólo fue física y personal, sino también teórica y política, fundador del Alba, CELAC, Petrocaribe, fuente de inspiración de organizaciones y movimientos sociales a nivel internacional. Cuestionó el neoliberalismo y retomó las justas rebeldías que gritaban "Otro mundo es posible". Declaró la necesidad de reinventar el Socialismo como algo distinto al capitalismo de Estado. En el Foro Social Mundial de Porto Alegre en Enero de 2005 consideró al Socialismo como la única alternativa posible al capitalismo y expresó:

…no habrá socialismo sin transformación económica, no habrá socialismo sin democracia participativa y protagónica en lo político, no habrá socialismo sin ética socialista, el amor, la solidaridad, la igualdad entre los hombres, las mujeres, entre todos, esos son elementos fundamentales del socialismo, de nuestro socialismo en construcción (Chávez, 2006).

Dentro de este marco, la alternativa al capitalismo es el Socialismo de acuerdo a nuestro tiempo histórico, con un pueblo poseedor de conciencia de sus raíces, sin embargo, no hay grandes victorias sin sacrificios y combates. En este contexto, el imperialismo de Estados Unidos inspirado por la Doctrina Monroe y el Destino Manifiesto, tiene afán de acabar con la Revolución Bolivariana y vernos como colonia, pues poco o nada le interesa el conocimiento de los países latinos y caribeños, lo importante es la expansión territorial y la expansión en su área de influencia política. De esta forma, utiliza métodos como el asedió, bloqueos, sanciones y esto viene desde el mandato de nuestro Comandante Supremo y Eterno Hugo Chávez (con el golpe mediático del 2002) y prosiguió con el comandante en Jefe Nicolás Maduro, (Obama en el 2015 decreto a Venezuela "amenaza para la seguridad nacional" de EE.UU, el intento de magnicidio con drones en el 2018) siendo un ataque apoyado por los lacayos del imperio: Ivan Duque de Colombia, Jair Bolsonaro de Brasil y otros Estados Europeos e instituciones, siendo instrumentos de dominación mundial como el Fondo Monetario Internacional (F.M.I) y la Organización de Estados Americanos (O.E.A.). La Revolución Bolivariana ha sido bombardeada con la agresión a nuestra moneda, creando una matriz de crisis humanitaria para manejar el escenario de colapso y buscar de implosionar demandando a la comunidad internacional una intervención, pero principalmente generando una batalla mediática en las diversas plataformas basada en noticias falsas con el objetivo fallido de colocarnos a nivel mundial como Narco Estado.

Mientras tanto, Estados Unidos adopta la posición de un feroz animal, una vez ahuyentado vuelve de noche por su presa y apeló al plano de la incursión terrorista combinando mercenarios, paramilitares y bandas criminales, con el objetivo táctico de la extracción y magnicidio del Presidente Constitucional de Venezuela Nicolás Maduro, el cual se encontró a un pueblo organizado que vio la luz y escogió el camino en defensa del Estado, dispuesto a luchar por la soberanía y la paz, a través de la conciencia popular permitiendo la construcción y conquista de su propio destino con un nuevo liderazgo, la cultura asamblearia, el autogobierno, la economía comunal, rumbo al Estado Comunal. Como podemos ver hay un imperio pleno de dobles raseros, firman tratados llamando a la paz mientras sus acciones solo profundizan la guerra en el mundo. Mientras nosotros profundizamos en la organización e inteligencia de los diferentes sectores de la sociedad como elementos determinantes para aplastar cualquier intervención foránea.

Partiendo de este enfoque, el 2020 ha sido un año particular para Estados Unidos, por el caos del capitalismo, además surge el despertar de un pueblo clamando justicia frente a los abusos policiales, el racismo y la indiferencia del gobierno imperialista ante la pandemia del COVID-19. Por consiguiente, se observa en medios de comunicación el consecuente deterioro de importantes indicadores sociales como aumento de la tasa de desempleo y pobreza, es decir, millones de norteamericanos se suman a grandes masas de excluidos exacerbando los graves conflictos actuales. Dentro de esta premisa, puede verse claramente las diferencias entre gobiernos, los cuales defienden y fortalecen al Estado como garante de estabilidad social, el caso de Venezuela y Cuba y los empujados por las teorías Neoliberales recortaron el salario mínimo, los servicios públicos de salud y las investigaciones científicas.

De esta manera, el imperialismo en su desesperación por la baja popularidad de Donald Trump con miras a la reelección como presidente en las próximas elecciones del mes de noviembre, evalúo la falta de capacidad operativa, organizativa e intelectual de sus personeros, principalmente de Juan Guaidó, el autoproclamado diputado de la Asamblea Nacional, el cual ostenta una presidencia interina, un cargo no consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, con un equipo de gobierno del partido Voluntad Popular, los cuales son un grupo de pandilleros de una banda delictiva del crimen organizado, junto a Estados Unidos buscan apoderarse de los activos de nuestro país en el exterior, sin embargo, han sido desenmascarados frente el Pueblo en el afán pirata de utilizar la investidura de falsos cargos y el accionar de escandalosas trampas jurídicas.

Ahora dentro de los planes criminales de la oposición apátrida está el despojo del Esequibo, para llevarse el botín de nuestros recursos minerales y entregar el petróleo a las transnacionales. Colocan sobre la mesa el Laudo de París de 1899, el cual es irrito no válido y el mismo quedo sellado bajo el Acuerdo de Ginebra de 1966, el cual indica que ambos países deben avanzar por la mediación, la investigación y la conciliación hasta llegar a un arreglo arbitral y judicial sobre el Esequibo. Como puede analizarse hay muchos intereses capitalistas en el medio de esta controversia territorial, cobrando fuerza la participación no solamente del Reino Unido sino también de Estados Unidos en el afán injerencista y la constante posición de amenaza y calumnia a Venezuela con el único fin de apropiarse de nuestras riquezas y no reconocer sus propios fracasos.

Para finalizar, la soberanía implica todos los ámbitos de la nación, hay una Fuerza Armada Nacional Bolivariana resteada, un presidente que inspirado en el Legado de Chávez llama al diálogo, la paz, evitar derramamiento de sangre y participar en las próximas elecciones parlamentarias del 6 de cierre, pero principalmente somos un pueblo valiente libres de pensamiento y corazón, el cual conserva el legado antiimperialista y latinoamericanista de Bolívar, Martí, Chávez y Fidel para la defensa integral de la patria.

CONCLUSIÒN

La América Latina cuenta con hombres valiosos, los cuales consagraron sus vidas a la causa de la independencia, ya sea luchando contra el Imperio Español o contra todas las formas de dominio imperial, principalmente el Imperio Norteamericano. Las raíces de estos sentimientos se encuentran en la multiplicidad del pensamiento de Bolívar, Chávez, Martí y Fidel, además poseen diversidad de valores y a pesar de las distancias en el tiempo están unidos por la identidad política y cultural uniendo a Venezuela y Cuba. Sus ideas son hoy, mañana y siempre paradigmas de los pueblos latinoamericanos con el desafío de hacer realidad el sueño de una América libre e independiente para salvar la humanidad.

En este sentido, Martí inspirado por las ideas de Emancipación de América llevó adelante la obra de Bolívar, de igual manera, otros grandes de la historia como el Comandante Fidel Castro y nuestro Comandante Supremo y Eterno Hugo Chávez prosiguieron con los esfuerzos y sacrificios revolucionarios, impulsando ideas independentistas de unidad y antiimperialismo, movilizando conciencia y forjando pueblos. Este pensamiento se hace palpable en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) siendo una propuesta de integración de Hugo Chávez, seguida por países de América Latina y el Caribe, el cual pone énfasis en la lucha contra la pobreza y exclusión social.

En consecuencia, hay dos proyectos en Latinoamérica, uno la independencia y el otro la subordinación al Imperio Norteaméricano. El bienestar del pueblo depende claramente del primero. Es por esto que recordamos a los protagonistas de revoluciones de América y de todo el mundo, porque su legado es fuente de inspiración para la búsqueda de nuevas acciones y mayor unidad de fuerzas para enfrentar las oligarquías y la derecha internacional en la defensa de los pueblos.

UNIDAD, LUCHA, BATALLA Y VICTORIA

BIBLIOGRAFÍA

Referencias electrónicas

Mota, R. (2018) Nuestra América: El pensamiento anti imperialista en José Martí

https://www.laizquierdadiario.com.ve/Nuestra-America-El-pensamiento-anti-imperialista-en-Jose-Marti

Vaquero, J (2016) Fidel Castro, líder antiimperialista

https://www.laprovincia.es/opinion/2016/11/30/fidel-castro-lider-antiimperialista/885862.html

Pidival, F (2015) Bolívar, Pensamiento Precursor del Antiimperialismo

https://historiaesc.wordpress.com/2015/12/17/bolivar-anti-imperialista/

López, G (2013) El Pensamiento Estratégico

https://www.lahaine.org/mundo.php/el-pensamiento-estrategico

 

carmen2500781@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 618 veces.



Xiomaida López

Abogada, profesora universitaria, ensayista, Doctorante en Ciencias para el Desarrollo Estratégico

 carmen2500781@gmail.com

Visite el perfil de Xiomaida López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: