Cuento o razón

¿Por qué los toros no hacen de hombreros?

El periodista Juancho Marcano conversaba con su amigo Evaristo en el garaje de la casa, escampando unas garúas que se presentaron empezando la mañana de aquel día, que después fue alumbrado por la lámpara de un sol destellante.

Hablaron de ciertas cosas en ese corto tiempo, como las espigas que el malojo tenían, como indicador de que ya venían las borlas que luego se convertirán en los frutos llenos de maíz pegados a una tusa. También tocaron el tema del cual se ha hablado en las redes sociales y en donde piden que las prohíban, como lo son las corridas de toro, pues son castigos y torturas para estos cuadrúpedos que sufren, al tiempo que una cantidad de personas aplauden esas acciones, lo cual es un espectáculo denigrante y despreciable.

Evaristo una vez que las lloviznas terminaron, siguió su camino para su conuco y Juancho Marcano, empezó a prepararse para también llegar a su sembradío, pero antes que lo hiciera, el perro Pipo, que había escuchado la conversación entre ambos hombres, comentó:

"Juancho, como te oí hablando con tu amigo sobre unas tales corridas de toros, quisiera preguntarte ¿qué diablo es eso y por qué los hombres hacen semejante acto?"

El periodista se quedó viendo a Pipo y luego contestó: "Aunque no es bueno que repitas las conversaciones entre las personas, te voy a decir que una corrida de toros es un acto donde un hombre llamado torero, empieza a bailar a un toro que ya ha sido previamente debilitado y ahí le va clavando espadas y banderines, en su lomo y cerca de su cuello, hasta que el toro después de tal castigo y tortura, se va extenuando y cae herido de muerte, bajo los aplausos indolentes de unos espectadores. Esta acción Pipo, te digo que no sé porqué se inventó y porqué diablos la hacen.

- Pero viendo eso Juancho, ¿porque los toros, no se convierten en hombreros y le hacen los mismo a los hombres, en una plaza y que esté lleno de toros y vacas aplaudiendo?

Eso sería bueno Pipo, pues lo que es igual no es trampa, dijo el periodista y convidó a su perro a llegar hasta el conuco.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 591 veces.



Emigdio Malaver

Margariteño. Economista y Comunicación Social. Ha colaborado con diferentes publicaciones venezolanas.

 emalaverg@gmail.com      @Malavermillo

Visite el perfil de Emigdio Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: