Auditórium

¿Existe la izquierda, y la derecha política en Venezuela?

"Ser de la izquierda es, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de la Hemiplejía moral". Fin de la cita. José Ortega y Gasset.

Existen militantes de micros partidos políticos, así como personas, y corrientes de opinión, que sostienen la idea de que la clasificación en Venezuela del espectro político-social entre izquierda, y derecha es cosa del pasado, y están más pelados que rodilla de chivos.

Lo cierto es que en este año 2022, sigue plenamente vigente (sin necesidad de inventar artificios como la "tercera vía adeca" del alacrán Bernabé Gutiérrez) y si se busca convencer de lo contrario, a muchos estúpidos políticos es por intereses particulares propios o por manipulación de quienes lo sustentan.

Esta diferenciación nace de la posición que ocupaban en el parlamento francés surgido tras la "Revolución Francesa" (finales del siglo XVIII) por los dos grandes bloques políticos de la época: a la derecha quienes defendían unos intereses sociales que favorecieran a personas o grupos con poder económico, político, árabes y chinos, y/o militar apoyando el mantenimiento e incremento de su poder, caso venezolano, y riquezas, y a la izquierda, la utópica de a pie, y en la eterna mamazón quienes en la revolución bolivariana defienden la igualdad de derechos, libertades, y oportunidades de todas las personas, sin diferenciaciones, discriminaciones o clasismos, la antítesis venezolana en pleno siglo XXI de los bodegones, y la legitimación de capitales. Ambas posturas son radicalmente excluyentes, porque obviamente apoyar a personas o grupos privilegiados social y/o económicamente implica apoyar las diferenciaciones, y por lo tanto la no igualdad de derechos, de lo que tanto hablan los ‘revolucionarios’ venezolanos, como las oportunidades, y el utópico poder popular en la población que vive en la extrema pobreza, y lo similar, los neo explotadores a la inversa. Así, la izquierda-alacraneada se centra principalmente en apoyar medidas, y acciones como la dolarización de facto, que erradican de ipsofacto, el cumplimiento, la calidad de vida, y los derechos, libertades y oportunidades del 95% de la población venezolana como la: seguridad social, educación, y la salud de calidad para todas las personas, mientras que la nueva derecha burguesa de árabes, chinos, iraníes, rusos, cubanos etc. se centran en medidas y acciones que desfavorecen los intereses de las personas, y fortalecen los de esos grupos privilegiados de explotadores modernos los cuales apoyan, la jerarquía cívico-militar reaccionaria, y los grandes propietarios en las neos boli burguesías conservadoras, y reaccionarias, hoy dueños de las grandes empresas, como bodegones, red de hipermercados, importadores de medicinas, farmacias, y fortunas de dudosas procedencias, en estas nuevas burguesías corporativistas, capitalistas-privatizadoras. La siguiente tabla desarrolla estas características desde la doble perspectiva del posicionamiento teórico-ideológico y aplicación práctica.

La Izquierda-Derecha-Alacrán, se defienden, y protegen, ante la desigualdad universal de los derechos, libertades, y oportunidades de todos los venezolanos, con diferenciaciones, discriminaciones, y clasismos. Los politiqueros, y grupos sociales que se han hecho diferenciables (corrupción) por razones económicas, políticas, o militares no deben tener poderes especiales o privilegios, sobre temas referentes a la organización social, o/a las limitaciones que cercenan, los derechos, las libertades, y las oportunidades.

La revolución bolivariana llegó al poder, no fue para defender, y proteger la existencia de determinados grupos ligados a la corrupción con poder económico, político, y militar, que ejercen el control de explotación moderna sobre el 95% de la población venezolana.

Los valores defendidos por esos grupos económicos son propugnados por personas o grupos, garantizando su perpetuación y concentración de poder, y riqueza. En función de ellos, es habitual ver cómo justifican la existencia de las diferencias, discriminaciones, desigualdades, y los recortes en los derechos, las libertades, y las oportunidades, promoviendo el empleo improductivo, la desnacionalización, y el rechazo del razonamiento lógico, objetivo y científico, del talento venezolano que opta por huir del país.

Hay que eliminar los privilegios socio-económicos de las personas, que escriben culo con K, y de los grupos de invasores extranjeros con poder económico, político, y militar, proporcionando a toda la población de la clase media empobrecida mecanismos para participar en igualdad de condiciones, y oportunidades en las decisiones sobre la organización social, y funcionamiento del gobierno.

Se tiene que desarrollar una economía enfocada al beneficio general de la población, con los beneficios sociales del sistema mediante mecanismos como el de la banca pública, para la redistribución productiva de la riqueza.

Hay que ayudar a las personas que sufren dificultades para satisfacer sus necesidades básicas, defender el respeto de sus derechos, y que logren una adecuada realización personal a través de una educación de calidad. Con servicios de sanidad, educación, seguridad social, públicos, y privados de calidad, que garanticen el acceso de todas las personas sin el perverso control social.

Controlar los intereses de las personas o grupos considerados de referencia, que favorecen su lucro, y el enriquecimiento ilegal como la plutocracia privada corrupta. La ayuda a las personas con problemas no debe estar limitada a los intereses de los grupos en referencia, con tendencia al clasismo social.

La salud, educación, pensiones, públicos y privados, deben permitir diferencias de calidad en función del nivel económico-social de la persona y, de ese modo, el lucro privado y la diferenciación social.

Esta sería la distinción entre las diversas posturas ideológicas, y la aplicación práctica de la diferencia entre izquierda y derecha política, permitiendo así un mejor análisis de la realidad político-social venezolana, pues permitiría enfatizar la existencia de las discordancias e incoherencias de muchos partidos políticos teóricamente encuadrados en una postura, cuya aplicación, los alacranes la llaman la "tercera vía". Esto sucede por razones diversas: la carencia de formación doctrinaria o ideológica de muchos políticos, que defienden un conjunto de ideas que, aunque son incoherentes entre sí, debido a las vinculaciones y apoyos económicos de dudosas procedencias que constriñen y fuerzan acciones, o el uso de la manipulación y el engaño de la población para obtener votos en épocas electorales. Ejemplos como esta izquierda bolivariana (a veces autodenominadas "revolucionaria") que promueven una economía sin regulación o control público, y contraria a los servicios públicos, que promueven los derechos, libertades, y oportunidades de las personas al mismo tiempo que apoyan a los comerciantes asiáticos, y del medio oriente, con gran poder político, y social que difunden posturas retrógradas, plutocráticas, y contrarias a las libertades humanas, y el uso antiético del dinero, o el mal reparto de las riquezas de quienes más tienen, y tienen identificación con el nazismo-fascismo que promueven la discriminación de las personas basadas en su categorización social en "identidades nacionales , árabes y chinos" y que enfatizan lo que nos diferencia en lugar de lo que nos une, y tenemos en común, en contra de los principios de igualdad, fraternidad, y universalismo de la auténtica, y verdadera izquierda democrática.

es una lástima la confusión de ideas acerca de estos, y otros temas que aún abundan en gran parte de la población, fomentada por quienes poseen poder económico, político, y mediático, y que explica muchas de las absurdas situaciones que vemos a diario.

La izquierda se define por apoyar el uso de la violencia para lograr cambios sociales, y la derecha por rechazar el uso de la violencia para lograr cambios sociales. Tanto en la izquierda como en la derecha existen movimientos o partidos políticos que defienden, y que se oponen al uso de la violencia para aplicar los cambios que proponen.

Históricamente, si nos retrotraemos al periodo en que se definió la diferenciación entre izquierda y derecha política, la convulsa Francia de la "Revolución Francesa" (finales del siglo XVIII), hay quien señala que varias de las personas más recordadas históricamente como figuras políticas de la izquierda de esa época como Maximilien de Robespierre, Louis-Antoine-Léon de Saint-Just y Georges Couthon usaron ampliamente la violencia, y el terror contra quienes consideraron sus enemigos políticos durante el tiempo que gobernaron (el llamado "Terror Rojo"), pero debe recordarse que los mencionados políticos emplearon dicha persecución tanto contra la derecha como contra la izquierda crítica, y contraria al uso de la violencia (Georges-Jacques Danton, Camille Desmoulins,...), y que los políticos de derecha que conformaron la "Convención Termidoriana" y "El Directorio" que le sucedieron como gobernantes de hecho, asesinándolos usaron también ampliamente la violencia, y el terror contra la parte de la población que identificaban como de izquierdas el llamado "Terror Blanco".

El sistema educativo es un buen ejemplo: todas las personas deben contribuir solidariamente a la existencia de un sistema educativo público para garantizar la disponibilidad de una educación de calidad para todas las personas, pero no debe ni fabricarse la "libertad" de no contribuir solidariamente ni ser obligatorio su elección como única opción educativa legal, hay que establecer garantías relativas a vigilar, y exigir que los sistemas educativos alternativos garanticen un nivel de conocimientos, y habilidades al menos igual que el sistema público, y no debe admitirse sistemas educativos contrarios a los derechos, y libertades personales o que inculquen creencias irracionales.

Las dictaduras totalitarias en las que se ejerce el control sobre la organización social una cúpula dirigente carente de garantías democráticas reales que fomenta valores, y acciones dirigidas a asegurar su perpetuación, concentración de poder, y enriquecimiento personal, son organizaciones que mezclan aspectos de izquierda, y derecha cuando no caen directamente en puras dictaduras como la China.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 648 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: