Ciertos opositores reciclan su infernal odio, pero… el camino es largo… Consejo a los chavistas…

  1. No aprenden ciertos opositores a controlar sus infernales odios, y por eso mismo confunden la acción política con la bilis de sus enfermas catarsis. Para ellos, un triunfo electoral significa ir a por las revanchas, buscar la quema y muerte de chavistas, exterminar a los propios valores de nuestra historia. Para ellos, la política es ir a una guerra civil, ver encharcada de sangre a Venezuela y así, según, ellos "ser libres". Para ellos, insisto, el ejercicio de la política es recurrir a la tozudez de lo que le dictan las redes, al frenesí desbocado de sus propias impotencias, pidiendo invasión, asedios y bloqueos, y rogar porque todo lo malo se ensañe contra nuestro país (para entonces así "salir de abajo").

  2. El gobierno gringo se afincó en la elección de Barinas para abrirle un espacio a los señores adoradores del Becerro de Oro, y hacerles creer que están a un tris de volver a las vacas gordas de Carlos Andrés Pérez. En lo único que creen. Movió el Tío Sam billetes verdes a raudales, impuso la norma de su candidato por las redes, y a sus enfurecidos ilusos los volvió a colocar en el ruedo del conflicto social poniéndolos a salivar sus eternas babas envenenadas. Centraron sus dardos los gringos en ese símbolo chavista de Barinas, como para decir, si los acabamos allí todo lo demás será posible.

  3. Pero resulta que todo en Venezuela es un símbolo del chavismo desde 1998. Nuestra historia en sí es un símbolo chavista. La CONSTITUCIÓN BOLIVARIANA lo es. Las FUERZAS ARMADAS BOLIVARIANA lo son. La BANDERA NACIONAL también. El mismo CNE, la MILICIA NACIONAL. La DEFENSA DE LA PATRIA. La misma música llanera. El PETRÓLEO VENEZOLANO, bloqueado, asediado y perseguido por EE UU y la Unión Europea. El sentido de DIGNIDAD Y DE SOBERANÍA NACIONAL. El propio reconocimiento al valor de nuestro LIBERTADOR SIMÓN BOLÍVAR CON ESE GRAN PROYECTO DE LA PATRIA GRANDE. La idea de crear UNASUR y la CELAC. Todo lleva tu nombre en este siglo, ¡CHÁVEZ!, aquí en tu patria y en muchas otras regiones del planeta.

  4. Son tan cerrados ciertos señores opositores que no han logrado ver, ni mucho menos entender, que el proyecto de Chávez desnudó, puso enteramente al descubierto, el sentido del poder de Occidente en relación con el resto del mundo: "O estás con nosotros, o te aplastamos, te destruimos, no hay otra alternativa". Es decir, ningún grupo político puede tener un proyecto de país, un programa político para su desarrollo, para la estructura propia de su nación. No es aliándonos con la política norteamericana como saldremos de abajo porque en 130 años no lo logramos, habiendo nosotros sido el primer productor de petróleo a nivel mundial. Nunca olvidemos que casi todo el petróleo utilizados por los aliados para derrotar a Hitler se lo llevaron gratis de Venezuela, y jamás ha habido para América Latina un Plan Marshall (otro vil negocio de los grandes capitales para "salvar" a Europa… para los gringos).

  5. A la vez, el chavismo también nos ha permitido vernos en toda nuestra dimensión humana. Lo que realmente somos y podemos hacer por nosotros mismos. De la madera de la que estamos hechos, con nuestros defectos y capacidades, y he aquí a la vez la importancia que tienen esos resultados electorales en Barinas. Nosotros no podemos seguir dejando pasar ni andar de perdones con los que cometen graves hechos de corrupción. Los que perdieron gobernaciones y alcaldías en esencia no fueron por la calidad moral de los candidatos de la oposición, han sido por la mala administración de los recursos, por los robos, por los inmensos descuidos que han tenido a la hora de atender los problemas del pueblo.

  6. Alcaldes y gobernadores que perdieron tienen que dar cuenta de sus funciones al frente de sus cargos. No puede ser que ahora, después de haber fracasado en sus gestiones se venga y se les premie poniéndolos a dirigir otras gestiones públicas. El pueblo no es pendejo, el pueblo ve, valora y castiga. Ciertamente estamos bajo asedio y bloqueo de los gringos, pero hemos tenido altos funcionarios públicos, equivocadamente elegidos por el pueblo, que en medio de estas terribles circunstancias se han dedicado a robar, a hacer negocios con los recursos que deben ser para el pueblo. Y lo peor, que en habiendo sido derrotados huyeron de sus propios Estados o municipios, dejando a la deriva a trabajadores, al partido, a las comunidades. Una estampida pavorosa. Qué tristeza tan grande, pero hay regiones, comunidades, pueblos, que han quedado totalmente a la deriva, descabezados, sin verdaderos dirigentes chavistas, por haberse sido tan permisivos con errores, desprotección social, descuidos y abandonos. A eso hay que meterle el pecho urgentemente.

  7. Le debemos finalmente recordar a los opositores, que esos triunfos que ellos obtienen no son más que fogonazos de artificio que tenderán a morir al primer soplo. Que sus "líderes" no buscan otra cosa que lo que persiguieron desbocadamente aquellos de la IV república. Victoria para hoy y frustración horrible para mañana. Allí están a las claras esos triunfos de las elecciones cuando la oposición se hizo con las gobernaciones en Táchira, Anzoátegui, Mérida y Nueva Esparta, comandadas por unos frívolos, amantes del fulano Becerro, que en cogiendo el coroto, en cuanta oportunidad se les presentaba se iban de compras y diversión para Bogotá, Miami o Nueva York, dejando en el estelero a su gente. Gobernar no es sencillamente gritar jugando al martirio de que se vive bajo una "dictadura", sino ir a la raíz de los problemas muchos de los cuales deben analizarse desde la historia y el amor profundo a la patria. Saber de dónde venimos, defender lo nuestro y afincar nuestros desvelos por los más humildes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1585 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: