Cáscara Amarga 460

Armonía universal natural

La armonía universal natural, fue, endenantes, una concepción en boga con Heráclito: "Creo en las armónicas simultáneas contradictorias de la naturaleza" y, endespués, en boga, y, en boca de ganso, con Albert Einstein, y, que decía que: "Soy firme creyente en la armonía universal de la naturaleza." Y, Heráclito decía: "Creo en la armonía universal natural", margullido en el tambor repleto de escatológica mierda solidaria vecinal, contra la hiperhidrosis que padecía. Y, el que padece perece, y, parece que el sudoroso fluido río transpirador que tenía, el preclaro claro filósofo de Efeso, en simultaneidad, con la mierda, era un prodigioso dique fortificado de contención del copioso sudor, y, que no obstante y sin embargo eppur si muove! en la mierda, Heráclito no abandonara al río, el movimiento, el cambio, la transformación, la contradicción, la dialéctica, la manifestación vital como su modelo de explicación de la filosofía, contra la de Parménides, que tenía como modelo de explicación de la filosofía a la esfera estática contra el fluido dinámico río de Heráclito. Heráclito, sostenía que la naturaleza se entiende con los contrarios y no con los semejantes. Y, el Quijote, sostenía que cada cosa engendra su semejante y su antípodo. Cervantes, hubo de margullir en el cleuasmo quiasmo río heraclitoiano. Margullir en el río efesoíta, cosa que no hiciera Albert Einstein, estuvo en la orillita del río de Heráclito, cuando el padre de la relatividad y del realismo ingenuo, dijera que: "En la medida en que las leyes de las matemáticas se refieran a la realidad no son ciertas, y, en la medida en que son ciertas, no se refieran a la realidad." Einstein, soñaba y jugueteaba con el quiasmo río caliginoso de la borrosidad, que no con el aburrido aborrecimiento aborrecible impasible imposible, mas y más, no margullera, Einstein, en cleuasmo quiasmo río efesoíta, y, todo por culpa de Aristóteles, endenantes, cuando el filósofo de Estagira, arrumbara en su Lógica al tercio incluso de Maleo, y afirmáralo, al través y en de por medio por la calle de en medio en el medio entre el exceso y el defecto de su Moral. Y, que endespués, por mas y mas de 3 mil años aflorara el tercio incluso de Maleo, con la voladura de las torres Gemelas Neoyorquinas, el 11/09/2001, y, con el nefasto discurso exclusivo de George W Bush, del: "O estás conmigo o estás con mi enemigo", en que muriera la dictadura del tercio excluso de la Lógica de Aristóteles, y, naciera una nueva lógica, la lógica borrosa difusa de Maleo: la del tercio excluso y la del tercio incluso, contenido que contiene el continente de continentes el cleuasmo quiasmo río heraclitoiano de la armonía universal natural.

Con digresión y sin digresión, la armonía universal natural, es una concepción endenantes en boga con Heráclito, y, endespués, en boga, en boca de ganso, con Albert Einstein, en que decía que: "Soy un firme creyente en la armonía universal de la naturaleza". La armonía universal de la naturaleza, lo decía Heráclito, en el cleuasmo quiasmo río efesoíta: "Un río no es dos veces el mismo río, y, es el mismo río las dos veces", del ser y del no ser, del somos y del no somos, del descendemos y del no descendemos, y, no obstante y sin embargo eppur si muove! Heráclito no abandonara el río, el movimiento, el cambio, la transformación, la contradicción, la dialéctica, la manifestación vital como su modelo de explicación de la filosofía, contra la filosofía de Parménides de la estática inercial esfera. La dialéctica el cambio la contradicción, lo implica todo, con una contradicción se desarrolla se demuestra con testimonios (DDT), todo lo que se quiera. Y, todo lo que se quiera decir, trae consigo saber decir lo que se quiera. Y, a buen seguro que, Bertrand Russell y nuestro Andrés Bello, margulleran en el cleuasmo quiasmo río heraclitoiano, como no lo hiciera Albert Einstein, pese a que al final de su vida, lavara el talón de Aquiles en la orillita del río efesoíta, y, afirmara su creencia en la armonía de la naturaleza de Heráclito.

Con divagancia y sin divagancia, la armonía universal natural, es una concepción endenantes en boga con Heráclito, y, endespués, en boca de ganso, con Albert Einstein, en que decía que: "Soy un firme creyente en la armonía universal de la naturaleza". La armonía universal de la naturaleza, lo decía Heráclito, en el cleuasmo quiasmo río efesoíta: "Un río no es dos veces el mismo río, y, es el mismo río las dos veces", del ser y del no ser, del somos y del no somos, del descendemos y del no descendemos. Y, los mas y más, de los ocho millones de casos límite contradictorios caliginosos de Maleo, de las palabras pareadas paradójicas del ser y del no ser del mundo de los Veda, del algo y de la nada, y, la armonía universal natural, la incertidumbre védica profunda, del algo y la nada, de la que surgen iguales elementos contrarios del tao, el yin y el yang, y, que Buda Heráclito Laozi, optaban por al través y en de por medio por la calle de en medio, por el camino medio, por el medio maleoiano profundo, en el cleuasmo quiasmo río efesoíta del yin y del yang, la grisura caliginosa argentina, sombría penumbra whitmaniana, la armonía universal natural de Heráclito y de Einstein. La armonía universal natural, en el río, en el movimiento, en el cambio, en la transformación, en la contradicción, en la dialéctica, en la manifestación vital, correlativas de las sucesiones armónicas simultáneas contradictorias de Heráclito, y, ahí margullera Hegel y Marx. Y, de ahí surgiera la tercera ley de la dialéctica de la unidad de los contrarios y la lucha antagónica opositiva. La armonía universal natural surgiera de la hiperhidrosis y del tambor escatológico corriente defecada, tanto como del sentimiento y del pensamiento de la percepción heraclitoiana profunda. Equilibrio dinámico dialéctico difuso, armonía universal natural. Y, todos los casos correlativos límite líbico contorno contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados son de armonía universal natural, menos natura y persona, que es el díptico del Libertador Simón Bolívar, atropellado por el imperio capitalista neoliberal, con el calentamiento global y el cambio climático. El calentamiento climático, con que se ha arruinado el equilibrio ecológico ambiental, y, trastrocado, entre natura y persona, la armonía universal natural.

Si la armonía universal natural fuera una concepción endenantes en boga con Heráclito. Entonces sea dicho que endespués, la armonía universal natural, fuera concepción en boga, en boca de ganso, con Albert Einstein. Ergo vergo sea dicho que Einstein decíalo: "Soy un firme creyente en la armonía universal de la naturaleza". Ergo vergo sea dicho que la armonía universal natural, lo decía Heráclito, con el cleuasmo quiasmo río efesoíta. Ergo vergo sea dicho que la armonía universal natural ha de estar con la canción y con el canto de Heráclito: "Un río no es dos veces el mismo río, y, es el mismo río las dos veces". Ergo vergo sea dicho que el ser y el no ser, el somos y el no somos, el descendemos y el no descendemos, han de estar en armonía universal natural del eppur si muove! del cleuasmo quiasmo río efesoíta. Ergo vergo sea dicho que en Heráclito, ha estado siempre la armonía universal natural. Ergo vergo sea dicho que Heráclito no abandonara el río, el movimiento, el cambio, la transformación, la contradicción, la dialéctica, la manifestación vital. Ergo vergo sea dicho que para Heráclito, la armonía universal natural del cleuasmo quiasmo río efesoíta, era su modelo de explicación de la filosofía.

Si todos los casos correlativos límite líbico contorno contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados son de armonía universal natural en el cleuasmo quiasmo río heraclitoiano. Entonces sea dicho que hay que echar de menos y echar de ver, y, advertir y reparar, lo de natura y persona. Ergo vergo sea dicho que el díptico del Libertador Simón Bolívar, natura y persona, ha sido atropellado agravado maltratado pisoteado patoteado por el imperio capitalista neoliberal, con el calentamiento global y el cambio climático. Ergo vergo sea dicho que el calentamiento climático, ha arruinado al equilibrio ecológico ambiental, y, trastrocado, entre natura y persona, la armonía universal natural.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 662 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: