Auditórium

El "Black Friday" gringo en Venezuela

En el mes de noviembre de 1975 The New York Times utilizó por primera vez este término haciendo alusión al caos vial, y al desastre que se había producido aquel año en la ciudad debido a los grandes descuentos. El «Black Friday» se volvió una referencia nacional en Estados Unidos hasta la década de 1990. Sin embargo, cada vez es más frecuente que el «Viernes Negro» se alargue hasta el lunes. Fecha en la que se celebra otra jornada de rebajas conocida como «Cyber Monday». Fin de la cita.

El "Viernes Negro" en Venezuela se remonta al 18 de febrero de 1983, cuando el gobierno del presidente Luis Herrera Campíns anunció al país el fin de la libre convertibilidad del bolívar a 4.30, su devaluación en un 30%, y el establecimiento de tasas de cambio múltiples derivadas de las políticas económicas ...

Este hecho fue el primero de una serie de devaluaciones similares a lo largo del tiempo, y acarrearía problemas en el pago de la deuda externa, deterioro del poder adquisitivo de la población, y una fuga de divisas, hechos que minaron la estabilidad de la moneda. Este día es recordado en Venezuela como el Viernes Negro.

El "Viernes Negro", o "Black Friday" en inglés, es el día en que se inaugura la temporada de compras navideñas en Estados Unidos. Tiene lugar un día después del Día de Acción de Gracias, que se celebra el cuarto jueves del mes de noviembre.

El Black Friday o viernes Negro, celebrado un día después de Acción de Gracias, es una fecha clave de celebración para los estadounidenses. Este día es sinónimo de compras.

¿Quién inventó el Black Friday? Existe varias hipótesis, muy plausible, es que esta expresión se originó el viernes 24 de septiembre de 1869, cuando dos agentes de bolsa de Wall Street (Jay Gould y Jim Fisk) intentaron acaparar todo el mercado del oro en sus manos en connivencia con un famoso político de Nueva York, Boss Tweed, aunque fracasaron en el intento según cuenta la historia.

¿Qué fue el viernes negro causas y consecuencias en la Venezuela del siglo XX?

Aumento de la Deuda Externa de Venezuela, y de otros países latinoamericanos, que vivían pegados de la teta venezolana. Devaluación de la Moneda y Régimen de Control de Cambios, que constituyeron las principales consecuencias del Viernes Negro. Fin de la Era de la Venezuela Saudita, debido a que nuestro país comenzó a enfrentar su verdadera realidad.

Otra leyenda dice que tras el caos, y tránsito causados por los compradores de Philadelphia en noviembre de 1975, fecha cercana al Día de Acción de Gracias, tanto la prensa estadounidense como la policía local describieron tal aquelarre como un "viernes negro".

Otros comerciantes prefieren explicar que el "negro" se atribuye al cambio de números "rojos" que dejan las altas ventas del llamado "Black Friday", que desde hace pocos años tiene su versión venezolana con el fin de compre barato ‘baisano’, aquí con el impulso del gobierno, y la iniciativa privada, cuando los trabajadores venezolanos, tenían trabajos productivos, ya que con sus aguinaldos, y utilidades de fin de año podían comprar casa, y carro.

Para el presente año 2021, los comercios venezolanos se alistan para ofrecer promociones, y descuentos que oscilan entre el 10 y el 50%, según las promociones de las tiendas ubicadas en los centros comerciales venezolanos.

Se supone que este fin de semana del 25 al 28 de noviembre de 2021, el comercio abrió para incentivar el consumo, y ‘reactivar’ la alicaída economía venezolana, además del beneficio para los compradores de adquirir los productos que necesitan con los mejores precios. Aunque en la realidad, no siempre resulta ser así, porque lo que prevalece siempre son las ofertas engañosas.

Para empezar, la versión venezolana manejada por la mafia de comerciantes árabes, y chinos, mantiene diferencias muy desfavorables con la versión original gringa, además de que los comercios suelen utilizar estrategias "muy a la trampa venezolana" para atraer clientela, y no precisamente con beneficios para los incautos consumidores venezolanos.

Basta recordar que en Venezuela, el ente gubernamental encargado de controlar los precios, siempre ha recibido quejas, de las estafas aplicadas en distintas tiendas departamentales, y de autoservicio, mientras que en años anteriores muchos establecimientos de plano fueron multados, o cerrados por diversas irregularidades.

Tampoco es que este modelo de viernes negro gringo sea la panacea: siempre se han reportado abusos, en la euforia de los compradores que son trampeados.

En Venezuela, el 2% de compradores portadores de dólares tienen todo un fin de semana este año del 25 al 28 de noviembre, para rajuñar anaqueles, y animarse a desembolsar su dolaritos por algún producto que necesiten de urgencia, porque la masa no está para bollos.

El problema es que los comercios en manos de los tramperos invasores comerciantes árabes, y chinos suelen ofrecer descuentos paupérrimos, y promociones engañosas.

Incentivan también estos comerciantes tramperos, las compras en bloque, del famoso lleve "2x1" que no precisamente es descuento, ya que condicionan la compra, estos comerciantes tramperos, obligan al comprador adquirir otros artículos. Fuentes consultadas reconocen que: "aunque el costo unitario es menor, el desembolso efectuado siempre es mayor".

Ahora bien, en Estados Unidos los consumidores sólo tienen un día para comprar, pero los descuentos llegan a ser significativos, incluso de hasta 70% en distintas marcas, con beneficios para el establecimiento pero al menos también para el cliente.

Lo realmente macabro del "viernes negro". Aunque las rebajas netas en ‘gringolandia’ explican la euforia desatada, donde a veces salen heridos e incluso muertos registrados en esta fecha. Un recordatorio en línea de las consecuencias, que deja ese día la locura consumista.

Resulta triste de la Venezuela en crisis, que en un periodo que puede beneficiar tanto a la oferta como a la demanda las malas prácticas de comerciantes inescrupulosos, terminen por pervertir este objetivo general.

No faltan los trucos como el remarcado, donde se "inflan" los precios para supuestos descuentos, dejando al producto con el costo que tenía siempre. También las típicas promociones anunciadas por los medios pero que al llegar a la tienda no existen, esto con el fin de que el cliente permanezca en sus locales, y sucumba ante gastos no planificados.

Todas estas tramposas estrategias incluyendo la publicidad engañosa, condicionamiento de la venta, y no respetar términos ni condiciones, siempre terminan afectando al consumidor.

Cabe agregar que también durante este fin de semana se incrementa en un alto porcentaje el denominado "robo por arrebato, y los cantantes de zona" ante la gran afluencia de compradores. Donde los expertos en seguridad ciudadana, recomienda mantener las mercancías a la vista, no descuidar la bolsa en el carrito de compras, y procurar estar mosca con la tarjeta de debito, y el teléfono celular para los pagos móviles.

Pero no todo es tan malo en el "Black Friday" gringo-venezolano. Existen muchas desventajas que todavía tiene este programa en Venezuela, pero hay sorpresas que pueden resultar interesantes. Recordemos que no todo son pantallas, videojuegos o teléfonos móviles. Diversos recintos culturales y de recreación ofrecen descuentos, por lo que es una buena oportunidad para visitarlos.

Percasita11@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 873 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: